Menú
EDITORIAL

China tiene que emular a Hong Kong

Si China quiere superar esta crisis con fuerzas renovadas, la verdadera solución pasa por emular el modelo liberal de Hong Kong.

EDITORIAL
0

Antes de hablar del enfriamiento económico de China, atiéndase primero a Hong Kong. La pequeña isla es, desde hace décadas, una de las economías más capitalistas del planeta. A pesar de las distintas crisis que han golpeado a la región, su modelo ha seguido arrojando excelentes resultados en términos de crecimiento y bienestar.

Por lo que hace al gigante asiático, durante décadas su régimen aplicó el recetario comunista, con desastrosos resultados socioeconómicos. El catastrófico bagaje del maoísmo dejó paso a un nuevo modelo en el que se tolera cierto grado de libertad en determinados sectores. ¿El resultado? Una reducción sin precedentes de la pobreza y el enriquecimiento de buena parte de la población.

Ante el rápido despegue de la economía china, las élites comunistas se resistieron a asumir nuevas reformas aperturistas. Se consolidó así un modelo incoherente que no deja de quedar en evidencia. Para colmo, la reacción política no puede ser más equivocada. En vez de adoptar reformas estructurales, Pekín apuesta una vez más por la manipulación monetaria.

Si China quiere superar esta crisis con fuerzas renovadas, la verdadera solución pasa por emular el modelo liberal de Hong Kong. Otros países de la región ya han explorado la vía capitalista con éxito. Es el caso de Corea del Sur, paradigma asiático de crecimiento, innovación y desarrollo en las últimas décadas.

En aquellos ámbitos en los que China ha liberalizado mercados, el resultado ha sido satisfactorio. ¿Por qué no hacer lo mismo con la banca, las finanzas, la industria o la energía? ¿Por qué seguir atenazando la economía china con un esquema incapaz de adaptarse por sí solo a los cambios estructurales que requiere el capitalismo?

Si la apuesta por el dirigismo sigue en pie, el milagro económico chino puede venirse abajo, y las consecuencias serían catastróficas. China puede ser mucho más que un gran exportador low cost, pero la receta de la libertad es fundamental para lograrlo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD