Menú

Merkel sufre un conato de rebelión: el 20% de sus diputados rechaza el rescate de Grecia

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, ha cerrado filas con la canciller, evitando la debacle que temían los dirigentes de la CDU.

17

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Tertulia económica: Grecia debilita el liderazgo de Merkel En Casa de Herrero

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Tertulia económica: Grecia debilita el liderazgo de Merkel" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Tensión en las filas de la CDU | Cordon Press

La aprobación del tercer "rescate" a Grecia supuso el comienzo de la "rebelión interna" en las filas de Syriza. Algo parecido podría ocurrir en Alemania, a tenor de lo ocurrido en el Bundestag. Y es que el pleno extraordinario que sirvió para dar el visto bueno al paquete acordado con el Ejecutivo heleno ha abierto una pequeña fractura en las filas del partido de la canciller Merkel.

Durante la negociación del paquete que ha evitado la quiebra soberana de Grecia, el gobierno alemán se caracterizó por mantener una línea exigente. Las encuestas confirmaron que el apoyo a la estrategia seguida por el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, subió como la espuma, llevando sus cifras de popularidad por encima del 70%.

No obstante, el acuerdo final pactado en Bruselas no ha sentado nada bien entre decenas de parlamentarios de la CDU. De hecho, 63 representantes del partido votaron en contra del acuerdo (casi el 20% de sus filas), evidenciando la discordia que ha sembrado la crisis griega en el seno del centro-derecha teutón.

En febrero, otra votación sobre la crisis griega alentó una treintena de votos disidentes. Esta vez el número total llegó a más de seis decenas de parlamentarios, por lo que los nervios en la formación de centro-derecha parecen justificados.

Un caso paradigmático es el de Helmut Heiderich, un veterano parlamentario especializado en asuntos fiscales. Hace unas semanas se había mostrado a favor de negociar un tercer "rescate"... pero en la votación sobre la aprobación del mismo ha optado por el "no", expresando sus reservas "sobre las condiciones, el cumplimiento de las mismas y la inestabilidad que generarían unas nuevas elecciones generales en Grecia".

Schaeuble ha sido clave

Como explica el Frankfurter Allgemeine Zeitung, "no había dudas sobre la aprobación del tercer "rescate", pero sí había incertidumbre sobre el alcance que podría tener el paso al frente de los diputados que no están de acuerdo con el nuevo programa de ayuda a Grecia".

El diario señala que "a Merkel no le va a generar mucha satisfacción saber que 63 diputados se han pronunciado en contra", si bien apunta que la canciller está tranquila, pues el número de disidentes no es significativo y su posición política sigue siendo fuerte. Según el FAZ, "no se ha producido la gran rebelión que algunos temían".

Tampoco habrá un enfrentamiento entre Merkel y su ministro de Finanzas. Desde los medios de izquierdas se había insinuado que la rígida postura que mantuvo Schaeuble podría haberle alejado de la canciller, que prefirió el tercer "rescate" antes que la salida temporal del euro que esbozó el hombre fuerte de su Ejecutivo.

No obstante, Schaeuble ha cerrado filas con Merkel y, tanto en público como en privado, ha defendido la importancia de aprobar el acuerdo "con total convicción". El FAZ cree que la actitud del titular de la cartera de Finanzas ha sido fundamental a la hora de minimizar el alcance de la pequeña rebelión parlamentaria que ha experimentado la CDU.

También el portavoz parlamentario de la CDU pidió a sus compañeros que cerrasen filas. En su caso, llegó a declarar a la edición dominical de Die Welt que "los compañeros que voten "no" se quedarán fuera de comisiones importantes, como las presupuestarias o las de asuntos exteriores. En estos comités no podemos perder nuestra mayoría". Desde la facción disidente, estas palabras fueron interpretadas como un chantaje.

¿Mayoría absoluta a la vista?

Los altos niveles de aprobación que cosecha la canciller Merkel dejan claro que, a pesar de las diferencias internas, la mayoría de los ciudadanos apoya la gestión de la CDU. De hecho, el partido podría alcanzar su primera mayoría absoluta desde comienzo de los años 60, cuando Konrad Adenauer cosechó un histórico resultado.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'Del Camino de Santiago a la cuesta de Rajoy'
    2. Vídeo: La espectacular presentación de los 'lobos' de la NBA
    3. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    4. Lluis Llach llama "cerdos" a Tajani, Juncker y Tusk tras sus demoledores discursos
    5. Todas las medidas para la aplicación del 155
    0
    comentarios

    Servicios