Menú

¿Vuelta al trabajo? Claves para combatir el síndrome postvacacional

El 30% de trabajadores está sufriendo o sufrirá el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo, según Adecco.

Libre Mercado
14
El 30% de trabajadores está sufriendo o sufrirá el síndrome postvacacional | Corbis

Con la llegada del mes de septiembre toca dejar atrás los días de descanso, desconexión y vacaciones de los que han podido disfrutar muchos de los trabajadores de toda España. La temida vuelta al trabajo se convierte ahora para algunos en el síndrome o depresión postvacacional.

El síndrome o depresión postvacacional es la sensación de falta de energía, de motivación o la tristeza que se genera en algunos trabajadores al reincorporarse al trabajo después de un período de vacaciones, según define Adecco.

La ETT calcula que en España, el 30% de trabajadores está sufriendo o sufrirá el síndrome postvacacional con la vuelta a la rutina laboral. Además, una parte importante de ese 70% restante padecerá un cuadro de fatiga o estrés que, aunque no llegue a considerarse crisis postvacacional, sí estará directamente vinculado al cambio de estado entre esos días.

¿A quienes afecta?

Las personas que tienen menor tolerancia a la frustración son las más susceptibles de caer en el síndrome postvacacional. Del mismo modo, es más probable que padezcan este síndrome los trabajadores que tienen la oportunidad de realizar largos períodos vacacionales que aquellos cuyas vacaciones están divididas a lo largo del año.

Además, aquellos empleados que regresan a un entorno laboral hostil o a los que ya no les ilusiona su trabajo, tienen más probabilidades de contraer este síndrome.

Los síntomas

El principal síntoma sería la apatía, seguida por el cansancio o la falta de energía y concentración para realizar las tareas. En otras personas se puede manifestar mediante otras señales como el trastorno del sueño, el nerviosismo, el estrés o la tristeza.

En casos más extremos, el trabajador afectado por el síndrome postvacacional puede experimentar ansiedad, dolor de cabeza e, incluso, malestar general. La duración habitual del síndrome es de 15 días.

¿Cómo evitarlo?

Para combatir el síndrome postvacacional, la Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral (Aepsal) ha publicado una serie de recomendaciones.

  1. Planificar la incorporación al trabajo, a ser posible para mitad o final de semana, para que ese comienzo sea progresivo.
  2. Cumplir de manera estricta el horario laboral y no hacer el primer día una jornada maratoniana.
  3. Programar alguna actividad agradable que nos obligue a salir pronto del trabajo: gimnasio, correr, cursos de formación etc.
  4. Aprovechar que los días aún son largos y hace buen tiempo para salir con amigos o con la familia.
  5. Cambiar el pensamiento negativo por otros positivos.
  6. Dormir bien.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios