Menú

Compran la primera vivienda en España mediante 'crowdfunding'

Medio centenar de inversores han comprado una vivienda en el madrileño barrio de Vallecas con aportaciones a partir de 100 euros.

6
Compran la primera vivienda en España mediante 'crowdfunding'
El piso está situado en la zona de Avenida de la Albufera | Housers

El crowdfundig (o financiación en masa) ha llegado al mercado inmobiliario español. A través de esta nueva alternativa de financiación, 49 inversores han comprado una vivienda en el madrileño barrio de Vallecas. La idea es reformar el piso, ponerlo en alquiler y venderlo a una mayor rentabilidad.

Es la primera vez que España se realiza un operación de estas características. El piso está ubicado en la zona de Avenida de la Albufera, tiene una superficie de 46 m2 y cuenta con dos dormitorios.

La vivienda ha sido adquirida por 62.000 euros, aunque los inversores han reunido 80.500 euros para realizar la reforma, abonar los impuestos y para futuros imprevistos. En concreto, la factura de la obra asciende a 8.000 euros; la de los impuestos y los trámites legales, a 9.190 euros y el colchón para eventualidades, a 1.310 euros.

La compra se ha hecho a través de la plataforma española Housers, que se va a encargar de gestionar la vivienda. Una vez reformada, el plan es alquilarla por 450 euros al mes y venderla en un plazo máximo de 5 años por 110.000 euros.

En declaraciones a Libre Mercado, Álvaro Luna, cofundador de Housers, niega que sean demasiado optimistas con el precio de venta estimado. "Hemos comprado la vivienda a un precio un 21% menor que el de mercado y con la reforma y la evolución de los precios de la vivienda, esperamos que se pueda revalorizar hasta los 110.000".

Con el alquiler del inmueble, los inversores recibirán ingresos mensuales "constantes" y la rentabilidad anual que obtendrán estaría en el 6,7%, a lo que habría que sumarle la plusvalía de la venta. Tal y como explica Álvaro Luna, los actuales inquilinos dejarán el inmueble "muy pronto" y entonces, "comenzarán las obras", para después buscar otro inquilino.

Sobre el tipo de inversor, Luna informa de que la mayoría son particulares y sólo hay dos sociedades. Entre los particulares, hay un perfil muy variado, "desde licenciados, funcionarios y hasta parados", añade. La cuantía medía de la inversión ha sido de 1.400 euros y la máxima, que la ha aportado una de las sociedades, ha sido de 10.000 euros. La cifra mínima para entrar en cualquier proyecto de financiación es de 100 euros.

Aunque el piso "es propiedad de los 49 inversores" su papel en la gestión del inmueble es mínimo porque Houser se encarga de todo. Eso sí, se convocarán justas generales y se les informará periódicamente sobre su rentabilidad.

Como cualquier inversión, esta también entraña un riesgo. Luna defiende que los "desperfectos de la vivienda se cubrirán con el colchón de imprevistos". También, tienen un "seguro" que actúa contra la morosidad por lo que "los 450 euros estarán siempre garantizados en caso de impago". Eso sí, si se da el caso de que no encuentran inquilinos, "algo poco probable, ya que el precio del arrendamiento está por debajo del mercado", tendrían que bajar el precio del alquiler hasta encontrarlos, por lo que la rentabilidad disminuiría. Algo similar ocurriría en el caso de la venta.

Housers cobra un 12,5% de los dividendos que se consigan con el alquiler y con la venta. "Siempre a éxito", asegura.

El siguiente: un local comercial

Este tipo de operaciones siguen el mismo sistema que el resto de inversiones de crowdfundig. Primero, se publica el proyecto en la plataforma, los inversores aportan la cuantía que deseen y si no llegan hasta el objetivo de inversión, se les devuelve el dinero a todos.

El siguiente proyecto en busca de inversores es un local comercial de 42 m2 en la zona del Barrio del Carmen de Valencia. Después de la operación, pretenden negociar la renta al alza o cambiar de inquilino para adecuarse a la renta actual de la zona. Esto es posible porque el contrato se prorroga por años y recoge la posibilidad de rescindirlo unilateralmente.

Con esa negociación se pretende poder alquilar el local en 620 euros al mes, consiguiendo de esta manera una rentabilidad anual de más del 7%, según sus cálculo. Después, planean venderlo por 145.000 euros. Quedan 15 días para reunir los 105.500 euros marcados y, por ahora, ya tienen 46.255.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation