Menú

La industria alemana se gripa en agosto tras el frenazo de China

Las exportaciones alemanas bajaron un 5,2% en agosto, su mayor caída desde enero de 2009.

0
Las exportaciones alemanas bajaron un 5,2% en agosto, su mayor caída desde enero de 2009.

Las exportaciones alemanas sumaron 88.000 millones de euros en agosto, una cifra un 5,2% inferior a la del mes anterior, lo que representa la mayor caída de las ventas de Alemania desde enero de 2009, según los datos publicados por la oficina federal de estadística, Destatis. No obstante, en comparación con el mismo mes del año anterior las exportaciones de Alemania experimentaron un alza interanual del 5%.

Por su parte, las importaciones alemanas sumaron en agosto 78.200 millones de euros, un 3,1% menos que en julio, su mayor caída mensual desde noviembre de 2012. En comparación con el año anterior, las compras de Alemania al exterior aumentaron un 4%. De este modo, el superávit de la balanza comercial de Alemania alcanzó en agosto un total de 19.600 millones de euros en datos ajustados estacionalmente.

Durante el mes de agosto, Alemania exportó al resto de la UE mercancías por importe de 49.400 millones de euros, un 3,5% más que un año antes, mientras importó bienes por valor de 46.200 millones de euros de sus socios, un 4,4% más. En el caso de la zona euro, las exportaciones alemanas aumentaron un 2,1% interanual, hasta 30.000 millones de euros, mientras las importaciones crecieron un 3,2%, hasta 31.500 millones.

Las exportaciones alemanas hacia países fuera de la UE aumentaron un 6,8% interanual en agosto, hasta 38.700 millones de euros, mientras sus compras a estos países alcanzaron los 26.500 millones, un 3,2%. En este sentido, según los indicadores disponibles, la fuerte caída de las exportaciones germanas en agosto se debe, sobre todo, a la desaceleración de la economía china y a la devaluación del yuan, lo cual está frenando la demanda de materias primas y productos extranjeros por parte del gigante asiático.

Exportaciones de Alemania.

El descenso de las exportaciones, principal motor económico de Alemania, se ha traducido, igualmente, en una caída de la producción industrial. En concreto, la industria germana experimentó un retroceso del 1,2% en comparación con julio, cuando se había incrementado un 1,2%, lo que representa su mayor caída en el último año, según Destatis.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía y la construcción, la producción de la industria germana en agosto registró un descenso del 1,1%. La producción de bienes de capital disminuyó un 2,1% y la de bienes de consumo un 0,4%.

La producción de bienes intermedios se mantuvo en el mismo nivel del mes pasado, la producción de energía bajó un 1,4% y la actividad en la construcción retrocedió un 1,3%. Asimismo, los nuevos pedidos industriales de Alemania experimentaron en agosto un retroceso del 1,8% con respecto al mes anterior, cuando bajaron un 2,2%.

En Libre Mercado

    Servicios