Menú

Montoro: "Hay compañeros míos que se avergüenzan de ser del PP"

En una entrevista en El Mundo, Montoro dispara a diestro y siniestro: carga contra Aznar, Margallo, Rato…

LM/agencias
101

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido al expresidente del Gobierno, José María Aznar, que "no moleste" si no va a prestar ayuda desde dentro, y a su compañero de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que revise sus ideas sobre la posibilidad de transferir más impuestos a Cataluña.

En una entrevista en el diario El Mundo, Montoro admite que está en política "por Aznar", pero añade que no puede "admirar a alguien que ahora se dedica al business y da lecciones desde fuera". "Si quieres ayudar, entra al quirófano y, si no, no moleste, estamos operando", afirma.

En cuanto a Margallo, afirma que lleva desde 1994 apostando por ceder a Cataluña un 50% del IRPF, pero añade que "uno tiene que saber revisar sus ideas con el tiempo porque, si no, es rehén de su propia arrogancia intelectual". "Margallo es un hombre muy inteligente, pero los demás no somos del todo estúpidos", opina.

El ministro sostiene que el independentismo en Cataluña es "en gran parte fruto de la situación económica" y afirma que la financiación autonómica se podrá mejorar "cuando haya dinero que repartir". "No es que no queramos a Cataluña, es que la necesitamos. Sabíamos que sin Cataluña no podríamos salir de ésta", reconoce.

De su compañero de Economía, Luis de Guindos, dice que fue "un fichaje" que "ha hecho su trabajo" y de su antecesor en esa cartera, el que fue vicepresidente económico Rodrigo Rato, distingue su actuación como "dirigente económico, que fue la correcta". Preguntado por la supuesta corrupción de Rato en sus negocios privados, Montoro afirma que, "si esto es verdad, sólo podría preguntarle ¿Pero no estábamos todos jugando a lo mismo? ¿No se trataba del país? ¿Y cómo alguien de tu renta puede usar una 'black' para ahorrarse unos miles de euros?".

El ministro reivindica su gestión -"ahora me toca vender mis datos"-, dice que sabe perfectamente "lo que pasa en la calle" y deja claro que no le molesta la crítica de sus adversarios, pero sí la de los suyos propios porque "confunde al personal". Es más, sostiene que algunos compañeros suyos se "avergüenzan" de lo que ha hecho el PP y lo "explican sin convicción porque en el fondo se avergüenzan de ser del PP". En cambio, él cree que España necesita "otro Gobierno del PP".

Por otro lado, Montoro defiende que los exministros socialistas Miguel Sebastián y Pedro Solbes debieron dimitir "por dignidad" si es cierto que vieron venir la burbuja, pero no hicieron caso. También recalca que esa burbuja no era sólo inmobiliaria, sino que la inflaron también "empresas del Ibex con operaciones societarias de gran calibre" metiendo en medio al Instituto de Crédito Oficial (ICO) en un momento en que Sebastián tenía un puesto de responsabilidad.

En el PP no lo entienden como una crítica

Miembros del Gobierno y del PP han asegurado este miércoles que no han entendido como una crítica las declaraciones del titular de Hacienda. En declaraciones en los pasillos del Congreso, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha considerado que se trata de una conversación con una persona "sincera" que ha trabajado mucho en los últimos años para que España vuelva a crecer, a crear riqueza y empleo.

Margallo, por su parte, dice que Montoro "es un guasón" y que no le han ofendido esas palabras. "En absoluto, es una broma que acepto de muy buen grado", ha afirmado tras insistir en que Montoro tiene un "gran sentido del humor". De Guindos se ha limitado a asegurar que respeta a todo el mundo, a todos sus "colegas" y "en especial al titular de Hacienda".

Mientras, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha calificado la entrevista de "muy interesante". Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dejado claro que él se siente "orgullosísimo" de ser del PP. Igualmente, el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha señalado que "cada uno piensa lo que estime oportuno, pero yo creo que estamos todos muy orgullosos del partido, de nuestra historia y de lo que nos queda por hacer, que es muchísimo".

Preguntada por la misma entrevista, la vicepresidenta primera de la Cámara Baja, Celia Villalobos, ha asegurado que no la ha leído pero que ella no conoce a nadie que se avergüence de ser del PP. "A lo mejor conoce él a alguien, yo no me avergüenzo. Ahora, si lo dice, por algo lo dirá".

Emplaza al PP a "levantar cabeza"

Tras el revuelo que ha levantado su entrevista, Montoro ha emplazado al PP a "levantar la cabeza" y explicar y reivindicar ante los españoles su trabajo durante esta legislatura y que España "está saliendo adelante" después de unos años de dura crisis económica.

En los pasillos del Congreso, Montoro ha dejado claro que no se trata de una entrevista al uso, sino una conversación y una "reflexión de fondo" y "sincera" en la que no tenía intención de lanzar críticas al PP ni tampoco ataques personales contra nadie, sino de hacer una "llamada de estímulo" a su partido para las próximas elecciones generales.

"Lo que he querido decir con más o menos acierto es que el PP tiene que levantar la cabeza. Que es el momento de explicar lo que hemos hecho porque está saliendo bien para los españoles", ha insistido. Preguntado por qué ha dicho que algunos de sus compañeros "se avergüenzan de ser del PP", Montoro ha matizado que es una forma de decir que "todos" en el partido tienen que "mirar hacia adelante" y explicar a los ciudadanos lo que el Gobierno ha hecho en estos años.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios