Menú

La presencia del seguro de Decesos en España

El 51,87% de los hogares españoles cuenta con una póliza de Decesos.

El 51,87% de los hogares españoles cuenta con una póliza de Decesos.
El 51,87% de los hogares cuenta con una póliza de Decesos | Pixabay

El seguro de Decesos es uno de los que mayor penetración tiene en los hogares. Exactamente, el 51,87% de ellos cuenta con una póliza de estas características, según la Memoria Social del Seguro 2014 de Unespa.

Este producto, que es uno de los más antiguos, ha evolucionado y se ha ido adaptando a las nuevas necesidades que han ido surgiendo. Con el paso de los años, las aseguradoras han ido modernizando este producto dotándolo de servicios y prestaciones que hacen que las personas, sobre todo, las más jóvenes, vean su uso a medio plazo.

A diferencia de lo que ocurre con otras pólizas como puede ser la de Viaje, Coche o Salud, cuyas coberturas se disfrutan o se hace uso de ellas mientras se está vivo con el seguro de Decesos ocurre justo lo contrario. Su particularidad reside, entre otras cosas, en el momento de activación de la póliza, que se produce cuando tiene lugar el fallecimiento del asegurado.

Coberturas básicas del seguro de Decesos

Las coberturas básicas de este seguro son la prestación del servicio funerario y las gestiones administrativas: por las que tradicionalmente se ha caracterizado

La presencia del seguro de Decesos en España es tal que el sector se hace cargo del 57% de los enterramientos de este país y atiende el sepelio de 231.000 personas cada año. El precio de un entierro ronda, de media, los 3.545 euros, según estudio comparativo realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a finales de 2013. Y es que, el precio, que puede llegar incluso a superar los 6.000 euros, depende de factores cómo el tipo de sepelio elegido y puede variar de una Comunidad Autónoma a otra.

El servicio funerario y las gestiones

Estas dos coberturas suponen una gran ayuda para la familia del fallecido, que queda liberada de organizar todo lo relacionado con el sepelio del ser querido, así como de tener que hacer frente a los gastos que ello supone.

El seguro de Decesos cubriría, por tanto, todo lo relacionado con los gastos del féretro, coche fúnebre o incineración. Además, también se puede hacer cargo de gestiones administrativas propias del suceso como la obtención de certificado de defunción, la tramitación de la baja en el libro de familia y hasta la solicitud de la pensión de viudedad u orfandad.

Coberturas adicionales

Más allá de las coberturas básicas de prestación de servicios funerarios y gestiones administrativas, existen seguros de Decesos que incluyen muchas otras coberturas relacionadas con la muerte del asegurado como es el traslado y la repatriación del cadáver, el testamento online, el testamento vital o el borrado de vida digital. Pero también hay compañías que ofrecen la oportunidad de completar la póliza con otros servicios más propios de otras pólizas como la de Salud, la de Viajes o la de Hogar. Aunque resulte difícil de creer, es posible añadir asistencia médica, protección de pagos, asistencia en viaje u hospitalización y parto.

Borrado de Vida Digital, cobertura 2.0

La cobertura de borrado de vida digital es el más claro ejemplo de cómo las aseguradoras han ido adaptando sus productos a las nuevas necesidades que surgen en la sociedad. Mediante esta garantía la compañía se compromete con el asegurado a gestionar, una vez que muera y a petición de sus herederos, el final de su presencia en Internet, redes sociales o blogs.

Modalidades de pago

¿Cómo se paga este seguro? El seguro de Decesos se puede pagar de 4 formas distintas. La modalidad clásica podría ser la nivelada, que consiste en el pago constante de una prima durante toda la vida. Otra opción es la natural. El importe del precio del seguro en esta modalidad es variable y a lo largo que van pasando los años va aumentando. A caballo entre la nivelada y la natural se encuentra la mixta. La prima es creciente pero al alcanzar cierta edad se convierte en constante. La última forma de pago es la que consiste en un único pago de la prima.

La letra pequeña del seguro de Decesos

El ramo de Decesos, como muchos otros, puede estar sujeto a ciertas restricciones de uso como son los periodos de carencia o pueden tener servicios con copagos o incluso baremados. Del mismo modo, es igual de importante conocer las condiciones impuestas por la compañía para cancelar el seguro o rehabilitarlo en un futuro.

Pero ante todo, antes de contratar un seguro hay que elegir de entre todas las modalidades existentes, aquella que cuente con todos los servicios y coberturas que más ámbitos cubran llegado el momento del fallecimiento. Del mismo modo, "es importante avisar a la familia y a las personas más allegadas de la existencia de este tipo de pólizas para que los trámites sean más ágiles", aconseja Fernando Summers, director de Producto de Rastreator.com.

En Libre Mercado