Menú

Cataluña, la autonomía más díscola y la más mimada por los rescates de Montoro

La Generalidad de Cataluña engulle el 40% del rescate autonómico tras años de déficit récord.

146
Cristóbal Montoro y Artur Mas | EFE

Cataluña atraviesa nuevamente graves problemas de liquidez, como bien demuestra el retraso en los pagos a las farmacias de la región. Por ello, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha solicitado al Ministerio de Hacienda que abone unos 2.300 millones de euros antes de finales de año, equivalente al 33% de los fondos de rescate autonómico que aún están pendientes de repartir.

Esta petición ha llamado la atención por producirse en pleno órdago secesionista, tras el inicio de desconexión de España que pretenden llevar a cabo los nacionalistas.

Sin embargo, más allá del actual contexto político, la solicitud de nuevos fondos también resulta sorprendente si se tiene en cuenta que Cataluña es la región que ha recibido más recursos a través de los mecanismos extraordinarios de financiación que ha puesto en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy desde 2012 para evitar la quiebra de autonomías y ayuntamientos.

Además, a pesar de que la Ley de Estabilidad Presupuestaria incluye medidas para meter en cintura a las CCAA que incumplan los objetivos de déficit establecidos, Cataluña ha sobrepasado los límites fijados año tras año sin que le pase factura, más bien al contrario.

El rescate catalán roza los 38.000 millones

Desde 2012 hasta el pasado mes de agosto, el Estado ha inyectado más de 106.000 millones de euros a las autonomías a través del Fondo de Liquidez Autonómicos (FLA) y los mecanismos de pago a proveedores. De esta cantidad, la Generalidad catalana ha recibido cerca de 38.000 millones, equivalente al 36% del total.

En concreto, entre 2012 y 2014, el Gobierno central abonó casi 14.000 millones de euros para la financiación de servicios públicos y el pago de facturas pendientes con proveedores de la Generalidad mediante el FLA y los mecanismos específicos para tal fin.

A ello hay que sumar otros 18.000 millones del FLA entre 2012 y 2014 para cubrir tanto los vencimientos de deuda como el déficit público catalán, tal y como muestra el siguiente gráfico -descontando el pago a "proveedores y otros"-.

Asimismo, desde enero hasta agosto de 2015, Cataluña ha ingresado otros 5.823 millones de euros correspondientes al FLA. Así pues, la factura total del rescate autonómico catalán ronda, por el momento, los 38.000 millones de euros.

Siempre ha incumplido el déficit

La paradoja es que, a pesar de que este rescate lleva aparejado una serie de ajustes y mecanismos para corregir el desequilibrio presupuestario en caso de incumplimiento, la Generalidad sigue registrando uno de los agujeros fiscales más elevados de España.

Desde que Artur Mas llegó a la presidencia de la Generalidad a finales de 2010, Cataluña ha acumulado un déficit superior al 11% de su PIB, tan sólo superado por Murcia (14,3%), la Comunidad Valenciana (13,4%) y Castilla-La Mancha (12,7%).

Triplicará el objetivo de déficit en 2015

De hecho, según las últimas proyecciones de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Cataluña volverá a incumplir el objetivo de déficit del 0,7% del PIB marcado para 2015, ya que rondará el 2%, casi tres veces más, tan sólo superado por Murcia (2,5%) y la Comunidad Valenciana (2,4%), y a la misma altura que Extremadura (2%). El agujero total de las CCAA se elevará hasta el 1,4%, duplicando así el límite previsto inicialmente, según Fedea.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco