Menú

Venezuela vende su oro para lograr liquidez

El régimen bolivariano vende sus reservas de oro para pagar deudas tras la fuerte caída de ingresos fiscales que ha causado el desplome del petróleo.

0
El régimen bolivariano vende sus reservas de oro para pagar deudas tras la fuerte caída de ingresos fiscales que ha causado el desplome del petróleo.

Han pasado cuatro años y medio desde que el expresidente Hugo Chávez decidió repatriar el oro venezolano desde Europa y Estados Unidos a la República Bolivariana. Su plan pretendía desembarcar en Venezuela 11.000 millones de dólares de oro, en un momento en la que la onza rondaba los 1.800 dólares en medio de un difícil panorama de inestabilidad financiera mundial.

Según Nelson Merentes, gobernador del Banco Central Venezolano, esta misión se tradujo en el regreso de unas 145 toneladas de oro para inicios del año 2012, en una "llamada a la prudencia financiera y a la soberanía", según anunció entonces.

Sin embargo, mucho ha cambiado la situación en los últimos años. Para empezar, Venezuela afronta vencimientos de deuda por valor de 16.000 millones de dólares de aquí a un año. Además, hay que recordar que las rentas del petróleo suponen, directamente, un 23% del PIB venezolano y el crudo y sus refinados más del 90% de sus exportaciones. Todo ello, en un contexto en el que el precio del barril se ha reducido a menos de la mitad desde julio de 2011.

¿Cuál es el problema? Las reservas de divisa extranjera que posee Venezuela en estos momentos están en mínimos históricos de los últimos doce años, habiendo pasado desde los 43.000 millones de dólares hasta 15.000 millones en apenas siete años, según los datos oficiales del Banco Central de Venezuela.

Reservas de divisa extranjera | CNN

Esto significa que Venezuela, difícilmente, va a poder encarar los compromisos de pago con sus acreedores, sobre todo teniendo en cuenta que el país que preside Nicolás Maduro ya empleó el pasado verano 1.500 millones que tenía depositados en el Fondo Monetario Internacional (FMI), restándole ahora apenas 1.200 millones en Special Drawing Rights -derechos especiales de giro o DEGs-, la medida usada por el Fondo como moneda de reserva.

De forma paralela, el Bolívar Fuerte tan sólo cotiza al 1% del valor que marca el tipo de cambio oficial, en medio de una hiperinflación que ha multiplicado por ocho los precios en apenas dos años y con una contracción del PIB próxima al 10% en 2015, según las últimas previsiones del FMI, lo cual deja a Venezuela al borde del colapso fiscal y monetario.

De hecho, las reservas de oro ya han menguado un 20% en el primer semestre del año, hasta situarse en 11.700 millones de dólares el pasado mayo, tras las ventas protagonizadas por el régimen venezolano para conseguir liquidez y, de este modo, hacer frente a sus compromisos financieros.

Reservas de oro | CNN

El margen de actuación es muy pequeño y salvo gran rebote del precio del petróleo o ayuda de los socios comerciales y políticos del país caribeño -como China o Rusia, tampoco ambas en la mejor de las situaciones-, el resultado es totalmente incierto e inquietante para la economía venezolana.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot