Menú

¿Cómo definir una idea de negocio?

No basta solo con un poco de ingenio. Requiere de una cuidadosa maduración para lograr la aceptación del consumidor.

Libre Mercado
4
No basta solo con un poco de ingenio | Corbis

¿Cuántas veces has pensado "qué buena idea, ¡cómo no se me ocurrió a mi!"? Lo de crear un negocio no es cosa fácil. No basta solo con un poco de ingenio, un planteamiento atractivo y vistoso. Podemos hacer una comparación de crear un negocio con la creación de un buen vino: requiere de una cuidadosa maduración para lograr la aceptación de quien lo pruebe y un conocimiento sobre quién lo va a probar.

Una idea de negocio debe plantearse como una solución que impactará en la vida de un determinado público y, a largo plazo, en la economía del sector. Esto significa que alguien debe estar dispuesto a pagar por tu idea de negocio. El resto de las ideas pueden tener igualmente un impacto, aunque no necesariamente lo traducen en dinero.

La eficacia de la idea, entendida como producto o servicio que el emprendedor desea ofrecer al mercado, se caracteriza por tomar en cuenta tendencias y tecnologías existentes para introducirse en un sector.

¿Cómo saber si el impacto devendrá en un buen resultado? Uno de los factores que deberemos tener muy en cuenta será el de recolectar datos macroeconómicos y de mercado que sirvan para reconocer la factibilidad de que dicha hipótesis se transforme en una idea sostenible y escalable.

Es importante que en el momento de crear una idea de negocio consideres qué tipo de ideas piensas desarrollar. Por ejemplo, puedes hacer una idea de alto impacto que, como su nombre indica, son aquellas ideas pensadas para generar cambios sociales o ambientales a gran escala y que, eventualmente, representan un factor clave en la macroeconomía de un país.

Otro tipo de idea será la idea de producto, en donde lo que piensas crear es una solución práctica para el consumidor. Aquí, los productos se caracterizan por ser únicos en su clase y difíciles de igualar en la anticipación a una problemática.

Y, por último, está la idea de servicio, que será un valor agregado de este tipo de ideas y se centra en dar una asistencia y atención directa a un problema mediante metodologías específicas que se pueden aplicar por personas o a través de la tecnología.

La idea que solo da soluciones sin poder monetizarlas implica que será un modelo de negocio que no tendrá un largo recorrido, ya que no ha encontrado la forma de que pueda subsistir en el tiempo.

Con todos estos datos, podemos decir que la creación de un negocio no implica únicamente el hecho de tener una idea e intentar materializarla en un negocio. Debe ser una decisión meditada y un proyecto en el que realmente te quieras implicar y desarrollar con un futuro venidero.

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Vídeo: La espectacular presentación de los 'lobos' de la NBA
    2. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    3. Lluis Llach llama "cerdos" a Tajani, Juncker y Tusk tras sus demoledores discursos
    4. Todas las medidas para la aplicación del 155
    5. Puigdemont pedirá un pleno para proclamar la república y equipara al Rey con Franco
    0
    comentarios

    Servicios