Menú

¿Sabes ser un buen jefe?

Lo de mandar y liderar no es algo apto para todos los públicos.

0
Lo de mandar y liderar no es algo apto para todos los públicos.
Liderar no es apto para todos los públicos | Jobandtalent

Lo de mandar y liderar no es algo apto para todos los públicos. ¿Estamos realmente preparados para ser el jefe?¿Tenemos una cultura de liderazgo en España? El mandar puede decirse que es la autoridad puesta en el acto. En las empresas, generalmente, los jefes de departamentos y superiores que ejercen un mandato con respecto a los niveles inferiores de jerarquía en el trabajo.

Como jefe de empresa, muchas veces nos paramos a pensar en cuál será nuestro plan de empresa y en los objetivos que tenemos para terminar el año. Sin embargo, en muchas ocasiones nos olvidamos un factor tan importante como son nuestros trabajadores, el principal activo de tu empresa. Como emprendedor, es posible que tu empresa no tenga un número elevado de empleados, pero deberás saber que el éxito de tu negocio también está en sus manos.

Por poner un ejemplo, algunas de las grandes empresas como Facebook y Google tienen muy en cuenta el hecho de mimar a sus trabajadores. En estas empresas se esfuerzan día a día en crear un clima de trabajo inmejorable y, partiendo de ahí, fomentar habilidades como la creatividad y la productividad de la plantilla. Queda demostrado que aquellos equipos con son felices y están satisfechos con su trabajo son mucho más productivos que aquellos que lo único que quieren es que termine el día.

El secreto del buen jefe

Los buenos jefes tienen contentos a sus trabajadores teniendo en cuenta una serie de directrices básicas para crear un buen ambiente y entorno de trabajo.

Uno de los factores que demuestra que eres un buen jefe es mantener informado a tu equipo. No hace falta que tengas que hacer un control constante a tu equipo de cómo están las cosas, sino mantenerlos informados sobre el rumbo de la empresa y de cómo su trabajo está influyendo en los objetivos de la compañía.

Esto es un plus de motivación para tus empleados. Además, ayudará a fomentar su creatividad, en el sentido de que si los resultados no son los esperados, se esforzarán en encontrar nuevas vías para poder alcanzar los objetivos propuestos. Además de dar un valioso feedback a tu equipo, también generará un sentimiento de pertenencia en la empresa.

Otro factor importante será el de ofrecer nuevos retos. De cara al trabajo diario será importante motivar a los trabajadores a asumir tareas difíciles. Establecer desafíos y retos, además de favorecer a los objetivos de tu empresa, influirá en tener una plantilla más contenta.

En cuanto a tu actitud, mantener una posición cercana con tus empleados te hará ver como un jefe accesible. Lo de los jefes de despacho que se encuentran en 5 escalones por encima de los empleados es algo que ha pasado a la historia.

Ahora, la jerarquía de empresas es más horizontal y cercana. Habla con tus trabajadores sobre los distintos temas y sobre temas que no tengan por qué ser sobre trabajo. Asimismo, comparte con ellos tus inquietudes y conseguirás que tus empleados se encuentren a gusto contigo y durarán mucho más tiempo dentro de tu plantilla.

Además, si haces críticas, siempre deberán ser constructivas, nunca destructivas. Las críticas suelen ser difíciles de asumir, por lo que cualquier corrección que debamos hacer dentro de nuestro equipo deberá ser con mucha mano izquierda. Ten en cuenta que cada persona es un mundo y en ese mundo no puedes tratar a todos de igual manera. Evita criticar al trabajador en público, los empleados agradecen que sus errores se mantengan de puertas para adentro. Reprenderle delante de sus compañeros puede causarle vergüenza e inseguridad, lo que podrá repercutir en su rendimiento.

Y, por otro lado, no todo deberán ser críticas, también se deben destacar aquellas cosas que se hacen bien. Cuando alguien hace un buen trabajo, es muy importante que dejes que todo el mundo sea testigo de su éxito. Estar orgulloso de su trabajo será importante en su rendimiento y productividad y, sobre todo, sentirá que su jefe es consciente de su buen hacer.

Cuidar a los empleados es esencial para que un negocio prospere. En una situación económica como la actual, preocuparse por la situación de los trabajadores de la empresa es básico para marcar la diferencia en el mercado.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD