Menú

Podemos quiere que Bankia vuelva a ser Caja Madrid

El partido de Iglesias quiere que Bankia permanezca como una entidad pública, en manos del Estado, al estilo de las antiguas cajas de ahorros.

0

El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha avanzado este martes que si su formación gana las elecciones del próximo 20 de diciembre impulsará una negociación con la troika de las condiciones del rescate bancario de 2012, en aras a evitar la privatización de Bankia, que debe volver al sector privado en 2017 como máximo.

En una conferencia organizada por el Colegio de Economistas de Madrid, el Consejo General de Economistas y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Álvarez ha abogado por "renegociar" el Memorándum de Entendimiento (MoU) para que Bankia siga en manos públicas y se convierta en el "embrión de una verdadera banca pública" que impulse la financiación del tejido productivo.

Así, los 20.000 millones de euros de fondos públicos empleados en el rescate de Bankia serán los únicos que asuma el Estado de forma íntegra, mientras que los restantes 40.000 millones de euros del rescate financiero serán abonados por el conjunto del sector mediante un nuevo impuesto sobre sus beneficios que, a razón de 5.000 millones por año, cubrirá el total del rescate en dos legislaturas.

Reestructurar la deuda hipotecaria

Por otra parte, el programa electoral de Podemos prevé una reestructuración de la deuda hipotecaria de las familias cuyos ingresos estén por debajo de los 1.500 euros mensuales -equivalentes a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM)- mediante la retasación del valor de sus préstamos para que se acerquen al valor real de sus viviendas.

Una medida que, junto con la dación en pago retroactiva, permitiría reducir el problema de endeudamiento privado que aún soportan muchas familias sin que, a juicio del dirigente morado, se causara un gran perjuicio a la estabilidad de las cuentas de las entidades financieras, que ya tienen provisionados estos créditos, muchos de ellos calificados como de dudoso cobro.

Cambio de política económica

Al margen de estas medidas, Álvarez ha defendido la necesidad de un cambio de política económica completa para hacer frente a los "cinco grandes desafíos" del país, comenzando por el paro, que sólo se atajará si se crea más y mejor empleo, a diferencia de lo que a su juicio está ocurriendo actualmente.

Para ello, la formación morada cree que hay que "finalizar con la austeridad y permitir una expansión fiscal" que acompañe a la expansión monetaria favorecida por el Banco Central Europeo (BCE), a la par que se plantea una reducción "menos drástica" del déficit público, que sólo en 2019 debería situarse en el entorno del 3% y no antes.

De este modo, se contará con más margen para destinar unos 25.000 millones de euros a la creación de empleo y otras inversiones productivas, que deberían acompañarse por la derogación de la reforma laboral para que el marco de relaciones sea "más equilibrado", por un incremento del salario mínimo a 800 euros en 2017 y a 950 euros en 2019, y por una desincentivación del contrato temporal persiguiendo el fraude de ley y convirtiéndolo en indefinido cuando supere el año de vigencia sin razón justificada.

El segundo de los retos que obligan a modificar la política económica es la lucha contra las desigualdades que está generando la austeridad, y que causa "problemas sociales pero también económicos". "Hay que darle una solución inmediata, no podemos esperar cuatro o cinco años", cree Álvarez, que justifica así la puesta en marcha de una renta garantizara para hogares sin ingresos y un complemento salarial para quienes cobran sueldos muy bajos.

La igualdad laboral entre hombres y mujeres es otras de las grandes líneas de actuación para Podemos, que aboga por "ir al corazón del problema", que está "fundamentalmente en el modelo de cuidado" de la familia, que se carga mucho más sobre la mujer, provocándole mayores dificultades de inserción laboral y carreras de cotización más cortas y discontinuas. Por eso, la formación propone permisos de maternidad y paternidad más largos (18 semanas) e intransferibles.

Reformas estructurales

Podemos critica también que el PSOE, primero, y el PP, más recientemente, no hayan siquiera iniciado las reformas estructurales que realmente necesita el país para conseguir una transición energética que abarate la factura exterior y un nuevo modelo productivo que permita a las empresas españolas competir por vías diferentes a la de los salarios bajos.

"El Gobierno ha entendido las reformas como abaratar el despido y permitir la devaluación salarial, pero eso ha sido un fracaso rotundo y palmario", ha dicho Álvarez, que cree que con cambios profundos en el modelo productivo se conseguirá estimular la demanda y, en el medio plazo, la creación de puestos de trabajo.

"Soluciones milagrosas en el corto plazo no hay. Hay que estimular la demanda pero enganchándola con reformas estructurales que en el medio plazo solucionen el problema de bulimia importadora, por ejemplo haciendo que la expansión fiscal no sea sólo de gasto corriente sino también de inversiones empresariales", ha precisado.

Reestructurar la deuda financiera

Finalmente, el dirigente podemita se ha referido al reto del endeudamiento público, que "no termina de aflorar porque vivimos en un paréntesis rosa" por la compra de deuda por parte del BCE pero que "tarde o temprano" causará "nuevos problemas" en los países periféricos de la UE.

Por eso, considera fundamental conseguir una mutualización de la deuda de los estados miembros en torno al Banco Central, que garantizaría así su monetización -"algo que, en parte, ya se está haciendo", ha precisado-, de modo que cualquier reestructuración de esos créditos pasara por Fráncfort. "Está descartado hacerlo unilateralmente al día siguiente de llegar al Gobierno", ha señalado.

Podemos renuncia así a reestructurar la deuda pública, aunque no a auditarla en una comisión parlamentaria similar a la que se está haciendo en la Asamblea de Madrid, y deja la puerta abierta únicamente a renegociar las condiciones del crédito de los 60.000 millones de euros del rescate financiero. "Es necesario entender cómo se ha formado la deuda para saber cómo se podría reestructurar en algún momento", ha añadido.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD