Menú

Tangana entre Paco Marhuenda e Iñaki López en 'La Sexta Noche' por los desahucios

El director de La Razón acusó a La Sexta Noche de no sacar los desahucios que se registran en los ayuntamientos de "cambio".

0
El director de La Razón acusó a La Sexta Noche de no sacar los desahucios que se registran en los ayuntamientos de "cambio".
Uno de los momentos del programa | TV

La Sexta Noche transcurría con normalidad entre tertulias insulsas y entrevistas aburridas hasta que Marhuenda se enfrentó al sistema. Pocas veces hemos visto tan cabreado al director de La Razón, que echó la bronca hasta al público, a quien pidió más educación mientras él estaba hablando.

Se le veía cansado, nervioso y al límite. Era tarde y acababan de sacar a Elisa Beni al ruedo, con todo lo que eso desgasta a las personas que hay a su alrededor. Marhuenda hasta pidió un aumento de sueldo: "Me pagas poco, muy poco, para lo que tengo que aguantar aquí", le dijo al presentador, Iñaki López. Y tiene razón. "Yo no vengo aquí para ser popular", confirmó el ya popular (en varios sentidos) director de La Razón.

Cansado de remar a contracorriente, el periodista catalán defendió la situación económica española preguntando retóricamente: "¿Vienen de Rumanía o vamos a Rumanía nosotros? ¿Vienen de Letonia o vamos nosotros a Letonia? ¿Vienen de Lituania o vamos nosotros a Lituania?". Después de dejar temblando a los países que tuvieron que sobrevivir al comunismo (casualmente los más pobres del continente), Marhuenda sentenció, "pues ya está, hombre".

Nuestra musa, la habitualmente galardonada Elisa Beni, le había interrumpido tantas veces en tan poco tiempo, que Marhuenda estalló definitivamente acusando al programa de manipulación: "¿Por qué no sacamos en este programa, que somos tan progres, los desahucios en la ciudad de Madrid y en los ayuntamientos del cambio? Ya basta de manipular y de mentir. Antes de que arrasaran los de Podemos en Madrid, en Valencia… todas las semanas sacábamos programas de desahucios".

La acusación fue tan grave y apuntaba a algo tan cierto que, por primera vez en toda la noche, nadie interrumpió a Marhuenda. Hasta la prestigiosa Elisa Beni enmudeció. Imaginen de lo que estamos hablando: se calló, dejando hablar a otros seres humanos.

El presentador tuvo que intervenir. Sin perder la media sonrisa, intentó quitar peso a la acusación de Marhuenda: "Cuando hablamos de desahucios, en este programa hablamos de desahucios que se realizan en la ciudad de Madrid, de Barcelona, de Zaragoza, de Bilbao…".

Y añadió: "Francisco, aquí tú mismo has dado datos de desahucios que se han dado en Madrid. ¿Tú no lo has hecho aquí?". No parece equiparable el débil balbuceo de un tertuliano con enviar un equipo de cámaras a grabar un desahucio para hacer un vídeo de dos minutos (que vas a repetir en bucle). Está muy feo considerar tonto al público.

Pero pronto Iñaki pasó de defender al programa a defender a Podemos: "Tú has podido dar esos datos aquí cuando has querido. Sí que es verdad que desde el Ayuntamiento de Madrid se han evitado desahucios… Tú sabes que uno de los objetivos principales de ese Ayuntamiento… Se ha puesto una oficina de intermediación hipotecaria y lo hemos tratado. Es cierto, Paco, que son dos meses de los ayuntamientos del cambio, también es verdad".

Dos meses. Quien dice dos, dice ocho. Más de doscientos treinta días. Tal vez este verano Iñaki no se volvió a su Portugalete natal, sino que estuvo tomando el sol en un agujero negro en el que sufrió una dilatación temporal. Pero no dejemos aquí las teorías descabelladas, porque el presentador siguió defendiendo que los desahucios "se han tratado siempre que ha habido [¿ahora ya no hay?]. Y lo sabéis de sobra. Y vosotros que sois periodistas muy serios [aquí también se dirigió a Inda], no estaríais aquí sentados si de verdad os creyerais de lo que nos estáis acusando. Y de lo que nos estáis acusando es de manipular y de ocultar información".

Así me gusta, Iñaki, que expliques bien de lo que estamos hablando. Pero fue entonces cuando tanto Inda como Marhuenda negaron a coro: "No, no, no". Tras lanzar la pedrada, escondieron la mano. Se hicieron los locos, pero el presentador insistió: "No estaríais aquí si tuvierais la más mínima sospecha de que este programa, este presentador o esta redacción silencian datos relativos a cualquier ayuntamiento".

Este argumento de cambiar la carga de la culpa es un clásico en Iñaki López. Hábil, aunque tosco. No me hables de honradez cuando tú vienes aquí a hacer caja. ¿Por qué me ofendes, Paco? He sido siempre leal contigo. ¿Por qué me ofendes?

La discusión terminó con Iñaki justificando que antes hablaban de desahucios "cuando tocaba. Y había un número de desahucios bastante más elevado del que hay ahora, pero una diferencia abismal, Francisco". Bajo sus palabras podíamos ver un enorme cartel que decía "aumenta la brecha social". ¿Contradictorio? En absoluto.

Los informes del Consejo General del Poder Judicial dicen que desgraciadamente los desahucios por inmuebles descendieron solamente un 1,5% en el tercer trimestre de 2015 con respecto al mismo periodo del año anterior. El INE habla de un descenso de alrededor del 15% en ese mismo periodo. Creo que no miden lo mismo. En ambos casos hemos de entender que es una diferencia abismal, claro que sí, consecuencia de las medidas de Podemos y de ningún otro factor. Además, todas las demás penurias de la crisis en La Sexta jamás dejarán de crecer hasta que no gobierne Podemos. Seamos pacientes, todo llega.

El presentador recondujo el debate hacia el manido asunto de la desigualdad, uno de los pilares de la programación de La Sexta. Inda recordó que España es el tercer país menos desigual de Europa según el índice de Gini. Tal vez se refería a la OCDE, pero el caso es que el periodista Carmelo Encinas lo resolvió con un "¿qué te consuela de eso?", que nos retrotrae al "tú puedes manejar los datos que tú quieras" que usó Elisa Beni hace un par de semanas en este mismo programa.

Poco después, la propia Elisa Beni tuvo un lapsus línguae, propio de quien maneja descomunales cantidades de información y dijo "mal que os pene". No sabemos en qué estaría pensando y no vamos a hacer bromas sobre un tema tan serio. Pero Marhuenda rió como un niño mientras miraba a Inda: ha dicho "pene", ha dicho "pene". "Has dicho una palabra equivocada", le dijo un risueño Marhuenda.

Celebro que el director de La Razón acabara la noche contento. También entiendo que acuda a un programa que él sabe que manipula y oculta partes de la realidad. La culpa no es suya y su ausencia no solucionaría nada. Es más, felicito desde aquí a Inda y a Marhuenda por romper puntualmente, aunque sea a porrazos, el silencio cómplice que recorre el plató de La Sexta Noche, como una niebla que nadie quiere ver. Ánimo a los dos. Y ojalá les suban el sueldo. Santos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD