Menú

El PP claudica y compra el programa económico de la izquierda

En el documento para una coalición que está ahora más lejos que nunca plantean subir impuestos a las rentas altas, reforzar el gasto público...

Libre Mercado
80
El PP claudica y compra el programa económico de la izquierda
El documento para el pacto que ofrece el PP es todo un catálogo de medidas izquierdistas | EFE

Esta semana, antes de su fallida reunión con Pedro Sánchez, el PP publicó "Cinco acuerdos para el consenso", un documento que ofrecía como paso previo a un pacto de gobierno con PSOE y Ciudadanos y con Rajoy como presidente. En materia económica, la propuesta bien podría ser interpretada como la claudicación definitiva de la derecha española ante las tesis de la izquierda.

Bajo el título de "Pacto por el Crecimiento y el Empleo", el PP brinda a las demás formaciones un catalogo de medidas que, si no fuese por el logotipo del partido, bien podría pasar por un decálogo diseñado y firmado por el PSOE.

Dinamitar el Pacto del Euro

Para empezar, el PP habla de "cumplir con la senda de estabilidad presupuestaria acordada con la Unión Europea" pero, a renglón seguido, renuncia a ese mismo enunciado y habla de "hacer uso de la flexibilidad que permite la normativa europea, atendiendo al contexto de la situación fiscal y financiera de España".

Génova va más lejos e incluso plantea la voladura del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que regula la Eurozona. Y es que Rajoy y los suyos hablan de "revisar los procedimientos y las reglas de estabilidad de la Unión Monetaria, para que favorezcan el crecimiento y no se centren únicamente en los objetivos fiscales" e incluso plantean "abordar una posible revisión de los objetivos del Banco Central Europeo".

Desde Europa ya ha habido respuesta. Tanto el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, como el comisario de Economía, Pierre Moscovici, han advertido a los dirigentes políticos españoles que no se van a tolerar más relajaciones en el calendario de déficit. De hecho, ambos dirigentes han advertido a España de las sanciones que podrían tomarse si nuestro país sigue desviándose de los objetivos pactados con las autoridades comunitarias.

De cara a las Elecciones Generales del 20-D, solamente PSOE y Podemos habían tocado esta cuestión con insistencia. En las últimas semanas, Ciudadanos se sumó al grupo y defendió abiertamente un calendario de déficit menos exigente y más dilatado en el tiempo. Ahora es el PP el que se ha sumado a este tradicional reclamo de la izquierda, renunciando de manera incomprensible al discurso que el partido había mantenido cada vez que se cuestionaba la necesidad de reducir el descuadre fiscal que sufrimos en España.

Asume la retórica contra los ricos

En segundo lugar, el PP habla del paro y añade que su objetivo prioritario "es favorecer la creación de puestos de trabajo". Sin embargo, Génova ha querido añadir una mención a la "calidad del empleo", asumiendo otro de los mensajes habituales de la izquierda española y renunciando a poner en valor el hecho de que el 75% de los empleos son indefinidos o que la precariedad laboral se ha reducido en los últimos años.

También habla el PP de "revisar el régimen de cotización de los trabajadores autónomos para darle mayor flexibilidad y adaptación a sus ingresos reales". Esta medida, defendida también por PSOE, Ciudadanos o Podemos, supondría aumentar las cargas fiscales del 85% de los autónomos españoles, de manera que un trabajador que ingrese 1.500 euros al mes cotizaría 450 euros y no los 260 actuales.

En el plano fiscal, el Partido Popular asume el discurso de la izquierda contra los ricos, hablando abiertamente de "diseñar un sistema tributario que exija más a quien más tiene", de "fortalecer la lucha contra los paraísos fiscales" o de "abordar el régimen de las SICAV".

Pide reforzar el SEPE

Pero hay más. La formación que encabeza Mariano Rajoy propone "aumentar la efectividad de las políticas activas de empleo y del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)", alejándose del discurso que siguen los demás partidos de la derecha europea, que se centran en abaratar la contratación y en facilitar la entrada de proveedores privados en las labores de búsqueda de trabajo para profesionales sin trabajo.

Finalmente, el PP articula una batería de propuestas destinadas a aumentar el llamado "gasto social", para lo cual se propone "utilizar todos los instrumentos, desde las políticas asistenciales hasta las fiscales". En esta línea van propuestas como la de constituir un "fondo nacional contra la pobreza energética", calcada de las propuestas programáticas de PSOE o Podemos y alejada de cualquier solución de mercado a estos problemas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco