Menú

Mercadona, Ikea y Leroy Merlin reparten 320 millones entre sus empleados

Cada vez son más las grandes compañías que ligan parte del salario de los empleados a resultados.

55
Mercadona, Ikea y Leroy Merlin reparten 320 millones entre sus empleados
Cada vez son más las empresas que reparten beneficios entre su plantilla |

Las malvadas multinacionales en nuestro país cuidan más a sus trabajadores de lo que algunos se empeñan en difundir. Sueldos más altos, posibilidad de ascender, formación, flexibilidad horaria, estabilidad laboral… La lista de beneficios de trabajar en un gran empresa es muy larga.

En los últimos años, para incentivar a la plantilla a ser más eficientes en sus tareas, muchas de las grandes compañías han puesto en marcha políticas de reparto de beneficios entre los trabajadores en España. Mercadona, Ikea, Leroy Merlin o Inditex son algunas de ellas.

Ligar parte de los salarios de los trabajadores a beneficios ha sido una de las medidas de urgente aplicación que los expertos han señalado en materia laboral como solución a la falta de productividad de las compañías españolas.

Mercadona: 277 millones

Mercadona presentó ayer resultados en Valencia e informó sobre ésta y otras de las cuestiones que afectan a las condiciones laborales de su plantilla. La empresa que dirige Juan Roig es pionera en España en el reparto de ganancias con sus empleados.

En en año 2015, la compañía obtuvo un beneficio neto de de 611 millones, lo que supuso un 12% más que en 2014. La líder de los supermercados españoles cerró el año con una facturación de 20.831 millones de euros, lo que le ha convertido en la empresa con mayor facturación de España, superando por primera vez a Repsol. Estas cifras históricas le han permitido repartir 277 millones de euros entre sus trabajadores en concepto de primas por objetivos.

Roig informó de que la cadena de supermercados aumentó el pasado año los sueldos de 8.150 personas de las 75.000 que tiene empleadas a lo largo del territorio nacional. Además, este año ha incorporado a 1.000 nuevos trabajadores, todos con un salario mínimo inicial de 1.109 euros netos al mes. Según la propia empresa, el 90% de sus empleados gana 1.420 euros netos al mes, lo que le convierte en una de las enseñas de supermercados que mejor paga a sus trabajadores.

Leroy Merlin: 31 millones

Otra empresa que ha informado recientemente sobre una política similar ha sido Leroy Merlin. El pasado mes de febrero, la compañía especialista en el sector del bricolaje anunciaba que a lo largo de 2015 repartió 31 millones de euros entre sus empleados en España en concepto de beneficios. Desde el año 1998, la empresa lleva aplicando esta política retributiva.

La empresa francesa también informó de que el 82,15% de su plantilla cuenta con un contrato indefinido y que el 61% de los puestos de responsabilidad provienen de promoción interna. Además del salario, el 92,7% de los trabajadores son accionistas de ADEO, el grupo al que pertenece la compañía.

Ikea: 12,5 millones

El gigante sueco Ikea anunció a finales de 2015 que aumentaba el bonus a sus empleados en España hasta los 12,5 millones de euros "para agradecerles la consecución de los objetivos de negocio en el pasado ejercicio".

El motivo eran los buenos resultados que había obtenido la compañía en nuestro país en el periodo comprendido entre septiembre de 2014 y agosto 2015. Y es que Ikea registró un aumento del 10% en las ventas en España, alcanzando los 1.281 millones de euros de facturación.

Las compensaciones se reparten entre los más de 7.250 empleados que tiene la compañía en nuestro país. De los 12,5 millones de euros, 9,8 millones van en nómina y el resto a un plan de pensiones individual de cada empleado.

Todos los empleados a tiempo completo reciben la misma cantidad de la prima independientemente del cargo que ocupen, mientras que los empleados a tiempo parcial reciben una cantidad proporcional a las horas trabajadas.

Inditex, la ultima en apuntarse

La compañía fundada por Amancio Ortega ha sido de las últimas en incluir el bonus a los empleados. En marzo de 2015, el gigante textil anunciaba una recompensa para sus 70.000 empleados si lograba aumentar los beneficios respecto a 2014.

El plan de la compañía gallega se basa en repartir entre su plantilla con más de dos años de antigüedad el 10% del aumento de las ganancias de cada año. Eso sí, habrá un límite del 2%. La semana que viene, Inditex presenta resultados en Arteixo y será entonces cuando anuncie si sus trabajadores cobran un sueldo extra.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios