Menú

Una red europea cuestiona que fumadores, bebedores y obesos tengan acceso a Sanidad pública

El EISMD plantea si el Estado debe imponer un estilo de vida "saludable" para reducir las enfermedades crónicas.

Libre mercado
105
Una red europea cuestiona que fumadores, bebedores y obesos tengan acceso a Sanidad pública
Una cajetilla de tabaco I Cordon Press

"¿Deben tener sanidad gratuita los fumadores, los obesos y los bebedores?". Éste es el titular con el que El País se hacía eco de una encuesta europea sobre cómo afrontar el reto de las enfermedades crónicas en el seno de la UE.

En concreto, el proyecto, impulsado por el Atomium - Instituto Europeo para la Ciencia, los Medios de Comunicación y la Democracia (EISMD), una red de organizaciones que incluye a 25 universidades europeas, grandes empresas como Google y Bayer y 16 medios de comunicación, entre los que se encuentran El País y el Frankfurter Allgemeine, plantea diversas cuestiones, como, por ejemplo:

  • "¿Deben ser los ciudadanos empujados o forzados hacia ciertos cambios en estilos de vida para reducir las enfermedades crónicas?"
  • "¿Están los gobiernos y las empresas haciendo lo suficiente para informar a los ciudadanos sobre los factores de riesgo de las enfermedades crónicas o proteger a los ciudadanos, de tales riesgos?"
  • "¿El acceso al cuidado de la salud gratuito debe darse a todos, independientemente de sus elecciones en estilos de vida?"

En el trasfondo de este debate subyace la idea de endurecer las medidas fiscales y regulatorias destinadas a desincentivar o prohibir el consumo de ciertos productos nocivos para la salud y, en última instancia, limitar o encarecer el acceso a la Sanidad pública a ciertos pacientes por su irresponsable comportamiento.

No fumar, evitar el abuso del alcohol, desdeñar la comida basura y realizar media hora de ejercicio al día podría prevenir el 80% de los nuevos casos de enfermedades cardiovasculares, infartos cerebrales y diabetes tipo 2, según la Organización Mundial de la Salud.

En el caso de España, por ejemplo, el 24% de los mayores de 15 años fuma, mientras que, según el diario de Prisa, el tratamiento de las enfermedades asociadas al tabaco supone hasta el 15% del gasto sanitario anual.

La cuestión, sin embargo, es que el mero planteamiento de esta cuestión contradice la habitual defensa de la sanidad universal que pregona la inmensa mayoría de partidos políticos. Sin embargo, lo más relevante es que, desde un punto de vista puramente financiero, la posibilidad de excluir a fumadores o bebedores de la Sanidad pública carece de sentido, según los datos de recaudación fiscal.

Así, tal y como recoge @Absolutexe, si el coste de las enfermedades relacionadas con el tabaco es del 15% del gasto sanitario, dicha cuantía ascendería a 8.284 millones de euros en 2015. La recaudación de impuestos por tabaco, alcohol y cerveza fue de 7.664 millones de euros -a falta de conocer el dato definitivo de diciembre-, que, una vez sumado, el correspondiente IVA, implica unos ingresos para las arcas públicas de 9.273 millones de euros.

Así pues, fumadores y bebedores aportan 9.273 millones a las arcas, mientras que su "coste sanitario" es de 8.248 millones, de modo que aportarían más de los que reciben en materia sanitaria. Y ello, sin tener en cuenta que, al igual que el resto de contribuyentes, fumadores, bebedores y obesos también pagan IRPF, IVA, Impuestos Especiales en los combustibles, Impuestos de Circulación, Matriculación, IBI, Tasas y un largo etcétera de tributos…

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios