Menú

Zara 'matricula' sus prendas: sus dependientas no volverán a pisar el almacén

Inditex planea incorporar este año a todas las tiendas Zara de España la tecnología RFID.

63
Zara 'matricula' sus prendas: sus dependientas no volverán a pisar el almacén
Una empleada de Zara en el almacén hace inventario a golpe de pistola | Inditex

La gran apuesta logística de Inditex para este año se llama RFID. Se trata de un sistema que contribuye a la identificación de las prendas por radiofrecuencia (Radio Frequency IDentification) y que el grupo fundado por Amancio Ortega quiere implantar en todas las tiendas Zara de España en 2016.

Los flirteos del gigante textil con el RFID se remontan a 2010, pero no fue hasta 2013 cuando aterrizó en la primera tienda Zara. Desde entonces, este sistema se ha extendido como la espuma en sus establecimientos y, a día de hoy, ya hay 1.550 zaras operando a través de él. El objetivo de Inditex es que en 2016 llegue a las 2.002 tiendas que Zara tiene repartidas por todo el mundo.

El control de stock, la agilización de los procesos de reposición y la mejora en la experiencia de compra son los principales beneficios del RFID para el comercio. En el caso del sector textil, para ponerlo en marcha, se incorpora un chip codificado digitalmente en la ropa, que contiene información sobre aspectos tan esenciales de la prenda como el color, la talla o el modelo.

¿Y eso no lo tiene ya la etiqueta tradicional? se preguntarán. La respuesta es sí, pero el chip permite localizar la prenda sin necesidad de tenerla en la mano gracias a un dispositivo electrónico, como puede ser un Ipod o una PDA. Además, la codificación introduce un número de serie exclusivo para esa prenda, que actúa a modo de "matrícula" para tenerla identificada en todo momento.

En pocos segundos y con una sola pasada de la PDA, es posible identificar todas las características de un gran número de prendas dejando a un lado el costoso método de ir leyendo etiqueta a etiqueta y reduciendo el tiempo de los empleados en realizar sus tareas. También, como la probabilidad de que se produzca un error humano es menor, es posible llevar a cabo inventarios más eficientes.

De cara al consumidor, se produce una mejora sustancial en su experiencia de compra. Con el Ipod, de manera instantánea, los empleados pueden consultar si la prenda y la talla que desea el cliente se encuentra en el almacén o en otra de las tiendas. En el caso de Zara, también permite hacer una búsqueda en su tienda online.

El código de barras de las etiquetas contiene información

"Las dependientas ya no tenemos que volver a pisar el almacén para buscar las prendas. Cada una tiene su zona y puede estar continuamente atendiendo al cliente", asegura una de las responsables de la tienda Zara del centro comercial Marineda, en Coruña.

Con una PDA incluida en una especie de pistola que alcanza hasta los 3 metros de distancia, son las encargadas de los almacenes en Zara las que se dedican a buscar las prendas. A través de una sola pasada, la pistola emite un pitido cuando detecta la prenda que quiere el cliente. "Han dejado el boli y el papel y ya no tienen que estar revolviendo entre las estanterías", explica.

Zara lo instala en las alarmas

Aunque las grandes firmas de moda también están introduciendo el RFID en su sistema organizativo y de control de inventarios, Zara tiene una particularidad: la ubicación del chip. La empresa gallega ha elegido el interior de las alarmas antirrobo como el lugar para custodiarlo. Otras firmas lo ubican en pegatinas adheridas a la ropa o en las etiquetas.

Con la ubicación en las alarmas, la compañía de Amancio Ortega ahorra costes, ya que recuperan la pieza cuando se produce la venta, lo que les permite codificar de nuevo el chip y usar la alarma en otra prenda. De la otra forma, el chip se pierde. Según la propia compañía, la alarma puede reutilizarse hasta 100 veces.

"No es solo una tecnología que hayamos comprado e incorporado, es un desarrollo totalmente nuestro", aseguró el pasado martes el presidente de Inditex, Pablo Isla, en una visita de los medios a la fábrica de Arteixo. "Esta forma de implantar en tiendas el RFID no existía", insistió.

En los últimos cuatro años, Inditex ha invertido 1.000 millones en innovación tecnológica y una buena parte de esta cifra se ha destinado al sistema RFID.

Con la codificación de las alarmas, también es más fácil actuar contra los robos. "Como dejan la alarma en la tienda, ahora sabemos exactamente qué prenda se han llevado", explican desde la compañía. El dispositivo está fabricado en China por la compañía Tyco y se codifica en los centros logísiticos que posee Zara en España.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios