Menú

CEPS, la polémica fundación ligada a Podemos, desaparece sin hacer ruido

La entidad, en la que trabajaron Iglesias y Errejón, cesa su actividad. Asesoró durante años al régimen chavista de Venezuela.

Libre mercado
67
CEPS, la polémica fundación ligada a Podemos, desaparece sin hacer ruido
Monedero, Iglesias y Errejón, en un acto | EFE

El polémico Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), estrechamente vinculado a la actual cúpula de Podemos y los regímenes bolivarianos, lleva varias semanas sin ningún tipo de actividad, hasta el punto de que su web ha sido dada de baja.

CEPS, donde trabajaron algunos de los principales líderes de Podemos -desde Pablo Iglesias e Íñigo Errejón hasta Carolina Bescansa, Sergio Pascual y Luis Alegre-, está sumido desde hace meses en el ojo del huracán tras las informaciones que relacionan a esta entidad con la financiación irregular del partido morado. Dicha fundación y sus miembros trabajaron para el régimen venezolano de Hugo Chávez y otros gobiernos de la órbita bolivariana, como el de Rafael Correa en Ecuador.

Según las informaciones publicadas en su día, en base a las denuncias realizadas por la oposición chavista, el Gobierno de Venezuela apoyó financieramente a la dirección de Podemos mediante diversas vías, siendo la citada fundación CEPS uno de los principales canales para tal fin mediante el pago de unos 3,5 millones de euros en trabajos y asesorías de diversa índole entre 2004 y 2012. Entre otros trabajos, destaca su asesoramiento en la guerra sucia que Hugo Chávez emprendió contra los opositores venezolanos en 2011.

Frente a estas acusaciones, el último comunicado de CEPS se quejaba de que "en los últimos meses se viene cuestionando públicamente" su actividad mediante "falsedades" con el fin de "sembrar la duda sobre la vinculación económica (o financiación) de la Fundación CEPS con el partido político Podemos", extremo que han negado de forma reiterada.

Sin embargo, las dudas persisten. De hecho, curiosamente, CEPS desaparece justo en el momento en el que el nuevo Parlamento venezolano, ahora controlado por la oposición chavista, anunció el pasado febrero la creación de una comisión para investigar los vínculos financieros entre el Gobierno de Chávez y la alta dirección de Podemos.

"El Gobierno venezolano debe explicar cómo una fundación extranjera [en referencia a CEPS] y el partido Podemos recibieron millones de euros entre el año 2002 y 2015, por supuestas asesorías a los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Vamos a llegar al fondo de estos hechos porque están dentro de las funciones de nuestra Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración", según detalló entonces Luis Florido, presidente de la Comisión.

Asimismo, el Tribunal de Cuentas también ha empezado a analizar las cuentas de Podemos, aunque en este caso centrándose más en los fondos que, supuestamente, recibió el partido de Iglesias a través de la televisión iraní en España, perteneciente al régimen de Teherán.

Es en este particular contexto en el que CEPS deja de funcionar y opta por desaparecer del mapa. Desde Podemos son reticentes a hablar de esta entidad, pero reconocen a Libre Mercado que cesó su actividad hace semanas. Desde el partido morado se sienten "aliviados" tras ver el fin de una fundación que no les ha traído "más que problemas" estos últimos dos años, informa Míriam Muro.

Los 3,7 millones que la fundación recibió de Venezuela y que se relacionaron con la financiación ilegal del partido, fue lo que hizo que, poco a poco, los miembros de Podemos que participaron en trabajos de CEPS intentaran desvincularse de ella. Por ello, ahora, no les da "pena" que cese la actividad de uno de los focos de sus problemas.

Nueva fundación en Ecuador

Aún así, la cúpula de Podemos sigue teniendo buena relación con la órbita bolivariana, tal y como publicó Libre Mercado. Hasta enero de 2014, el líder de la formación morada figuraba como patrono de CEPS, mientras que su número dos era secretario de la misma, pero conforme el salto a la política española de Iglesias y Errejón fue dando resultados, esta fundación pasó a un segundo plano.

Sin embargo, este alejamiento no ha evitado que desde el entorno de Podemos haya surgido una nueva entidad centrada en mantener la colaboración con el chavismo y el correísmo. Se trata del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) por sus siglas. El nacimiento de dicho vehículo se produce a comienzos de 2014, coincidiendo con el nacimiento de Podemos y con el paso atrás que dieron Iglesias y Errejón en CEPS.

El CELAG tiene su sede en Quito. Sus oficinas están ubicadas en las dependencias del Instituto de Altos Estudios Nacionales, un organismo público que maneja un presupuesto anual de 4,26 millones de euros. Como publicó ABC, el nacimiento de esta nueva entidad está directamente relacionado a altos cargos de Podemos como Íñigo Errejón o Juan Carlos Monedero.

Ambos dirigentes de Podemos fueron miembros fundadores del Consejo Consultivo de la entidad; de hecho, Monedero sigue manteniendo su asiento en esta instancia. Junto a él, altos cargos de los gobiernos bolivarianos de Bolivia, Ecuador o Venezuela como Roberto Aguilar, René Alberto Ramírez, Ricardo José Menéndez o Carlos Marx Carrasco.

Errejón y Monedero no estuvieron solos a la hora de impulsar el CELAG. A ellos se sumaron otros altos cargos de Podemos como su Secretaria de Acción Institucional, Auxiliadora Honorato, o su Secretario de Organización, Sergio Pascual.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation