Menú

La Semana Santa deja un "excelente" sabor de boca al sector turístico

Aunque las previsiones no eran las mejores, la mayoría de los destinos españoles cierran el puente de Pascua con datos de ocupación "excelentes".

0
Aunque las previsiones no eran las mejores, la mayoría de los destinos españoles cierran el puente de Pascua con datos de ocupación "excelentes".
Un camarero, trabajando en Sevilla | Cordon Press

Si la Semana Santa pasada marcó el inicio de la recuperación del sector, en esta todo indica que se confirma la estabilidad. La compleja situación política no ha podido con el dinámico sector turismo, ni con las ganas de viajar de los españoles.

Los datos confirman que el puente de Pascua de 2016 pasará a la historia por las elevadas ocupaciones hoteleras, calificado como "excelente" por casi unanimidad del sector. Un cierre con sobresaliente para el primer examen de la temporada y un impulso de optimismo de cara a la ya cercana temporada alta. Y eso que las previsiones no eran las mejores.

Al complejo panorama político y a la prudencia aún latente de potenciales viajeros a la hora de desembolsar ahorros para disfrutar de unas vacaciones, se sumaba una Semana Santa demasiado madrugadora. Las fechas asomaban complicadas, especialmente para el segmento "Sol y Playa", donde el sol aún se despereza al inicio de la primavera. Pero favorecía, sin embargo, a los destinos clásicos de invierno, agraciados con importantes y deseadas nevadas de última hora tras una temporada hasta entonces pobre en nieve y por tanto baja en ocupación.

Asimismo, la aparente inseguridad latente en una Europa amenazada por la sombra del terrorismo, potenciada por los atentados de Bruselas acontecidos el mismo día de operación salida facilitó la subida del llamado turismo de interior en España. Y la llegada de turistas internacionales que ven España como plaza segura frente a otros países europeos o destinos del norte de África los cuales no pasan por su mejor momento.

Por otro lado, también deben valorarse detalles positivos para el sector como la bajada del precio del petróleo ( y por tanto de las tarifas de aviones, gasolina…) y la caída de la tasa de cambio euro (lo que favorece la llegada de turistas extranjeros procedentes de mercados como el americano, Asia, Rusia…).

Resumen. La suma de variables comentadas arrojan un resultado claro. La Semana Santa 2016 se confirma como un gran año en lo que a ocupación y gasto turístico se refiere. Incluso son varios los destinos que han batido récord con respecto a temporadas pasadas.

Por zonas

Basta hacer un repaso por las principales ciudades españolas para confirmar este buen momento del turismo español. A falta de que se publiquen los resultados globales oficiales del Instituto de Estudios Turísticos, el responsable de los análisis estadísticos del sector por zonas y segmentos, hacemos un repaso por los datos comunicados por distintas ciudades y comunidades autónomas. El mensaje de optimismo se repite.

Entre los destinos más satisfechos, cabe destacar Toledo, con un 92% de ocupación en los días del puente de Pascua. También Ciudad Real celebró un histórico 92%. En la provincia de Guadalajara las camas ocupadas han oscilado entre el 95 y el 100%.

En Andalucía llama la atención Jaén, donde los hoteleros han declarado que ha sido su "mejor Semana Santa desde 2006". En Murcia La ocupación hotelera alcanzó en Semana Santa el 90%, cuatro puntos más que el año pasado y el mejor dato de los últimos once años. Canarias despide su tradicional temporada alta rozando el lleno y en el levante, localidades tradicionalmente turísticas como Benicasim o Peñíscola logran un fantástico 95%.

Más floja ha estado la cosa en Mallorca, donde las previsiones ya eran más bien bajas ante las fechas tempranas. Aún así, el buen tiempo de los últimos días ayudó y finalmente la ocupación media se ha cerrado con un aceptable 75%, superado en Palma de Mallorca con un 83%.

Tampoco en el Principado de Asturias están muy contentos. Aún así, desde la Mesa de Turismo de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) han sido optimistas con los datos a pesar de que se ha registrado una caída del 2% con respecto al ejercicio anterior. Y se han quedado en un "aceptable" 60% de ocupación.

Mejores son los registros en la vecina Cantabria. Según los hosteleros cántabros, la ocupación alcanzó el 95% durante el Jueves, Viernes y Sábado Santo. También los empresarios de Galicia están satisfechos, especialmente por el incremento apreciado en pernoctaciones en turismo rural. Según informan desde el Clúster do Turismo de Galicia, se ha rozado el 70% de ocupación, superando en un 9% el ejercicio anterior. Buena noticia, especialmente si tenemos en cuenta que las lluvias caídas en la comunidad gallega durante los días festivos no ayudaron mucho.

Por sectores

Si estudiamos datos por sectores, se repiten las buenas vibraciones. Las estaciones de esquí en España, según ha publicado Atudem (Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña), recibieron durante el puente de Semana Santa una "afluencia masiva" de visitantes, superándose el medio millón de esquiadores.

Incluso las instalaciones más pequeñas, como Valgrande-Pajares o Fuentes de Invierno, en Asturias, o San Isidro y Leitariegos (León), han publicitado cifras récord, superando los 10.000 y 29.000 esquiadores registrados, respectivamente. También desde los campings el análisis es óptimo con una ocupación media en todo el país publicada del 70%.

Estas cifras esperanzadoras se complementan con el análisis de la Confederación de Agencias de Viajes CEAV, donde se ha anotado un incremento de reservas de viajes en Semana Santa que oscila entre el 7% y el 10% más que en el año anterior.

Estos registros, que demuestran la recuperación del mercado nacional, invitan al optimismo. Y lo mejor. Anuncian "un 2016 muy positivo para el sector turístico que nos hará olvidar los años de crisis", según explica el presidente de la Rafael Gallego.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD