Menú

"Panamá hace mucho más para prevenir delitos fiscales que otros que se muestran preocupados"

El ministro de Gobierno de Panamá carga contra Francia en una entrevista con Libre Mercado: "Pensábamos que eran un país serio".

12

Semana ajetreada en la Embajada de Panamá en España tras la publicación de los conocidos como Papeles de Panamá. Semana en la que el país centroamericano ha estado en el punto de mira de todos los periódicos del mundo. En la propia Embajada reconocen el "agotamiento" de estos días y se consuelan: "Sólo queda un día". Libre Mercado acude a la sede del Gobierno panameño en Madrid para entrevistarse con el ministro de Gobierno, Milton Henríquez.

Henríquez, de visita oficial por Europa, aterrizaba en España con la intención de visitar varios centros penitenciarios. Sin embargo, la filtración mundial sobre las empresas offshore, creadas por un bufete de abogados panameño, ha trastocado la agenda oficial. La premisa y la idea es clara, la misma que hace unos días defendía la embajadora de Panamá en España, María Mercedes de la Guardia. Panamá va a colaborar con la Justicia de otros países, pero cada país "tiene derecho a imponer el sistema tributario que desee".

Curiosamente, parece que la opinión pública castiga los refugios fiscales -regímenes que por definición aplican impuestos más favorables a sus ciudadanos-, y ven con mejores ojos los infiernos fiscales. La realidad: Panamá crece a un ritmo del 6%.

Pregunta- La pregunta es obligada, ¿es Panamá un paraíso fiscal?

Respuesta - No, Panamá no es un paraíso fiscal. Si bien es un país de baja tributación debemos señalar que en un país que ha tenido un crecimiento promedio de los últimos 10 años de más del 6%, que tiene un desempleo en el orden del 5%, que tiene una inflación en el orden del punto 0,8% y que, según una reciente medición internacional es, tal vez, el país con la gente más feliz. Lo que nosotros tenemos como sistema tributario se lo recomendaría a los países que tienen alto desempleo, bajo crecimiento y niveles de inflación que no contribuyen al bienestar de sus pueblos.

¿Qué peso real tiene la creación de sociedades mercantiles en su PIB?

- Pues muy bajo. La actividad relativa a esto, al sector de sociedades anónimas y bancarias, representa un 0,7% de la economía. La economía panameña está muy bien montada, no depende de una sola cosa. Esa actividad particular es marginal con respecto a las demás actividades que se realizan desde Panamá y que producen estos niveles de crecimiento y de bienestar.

- ¿Les parece hipócrita el tratamiento que se está haciendo y las críticas a los países que como Panamá tienen una política de impuestos bajos y de facilidades para crear empresas?

-A nosotros nos parece que la investigación periodística es legítima, es válida, y poner luz y transparentar este tipo de actividades acabará teniendo un efecto positivo para todos. De hecho, el presidente Varela ha designado una comisión de expertos nacionales e internacionales que debe evaluar nuestro régimen para ver si lo hemos hecho suficientemente bien, si tenemos cosas que mejorar o si podemos mostrarle al mundo cómo se hacen bien las cosas.

-¿Qué ha hecho Panamá y el Gobierno panameño en estos años para mejorar esos problemas, esas ineficiencias en el sistema?

-En Panamá, en el año 94 empezamos a modificar nuestro régimen de sociedades y nuestra Ley Bancaria. Esto lo hicimos a partir de que recuperamos nuestra democracia y nuestra libertad después del régimen de Noriega, desde dónde se abusó realmente de nuestra jurisdicción para muchas de esas actividades que le preocupan a las personas y que nos preocupaban a nosotros como panameños también.

Pero hemos cambiado nuestro régimen al punto de que es muy difícil abrir hoy en día una cuenta bancaria en Panamá. Tal vez por eso ninguna de las cuentas bancarias que se señalan en estos documentos fueron abiertas con bancos panameños. Por otra parte, en enero del año 2016 hemos creado legislación para que todas las acciones al portador pierdan su carácter anónimo y tienen que ser depositadas en unos registros que se han creado en Panamá en donde se debe registrar el nombre del tenedor o beneficiario o propietario de esas acciones.

Las acciones quedan inmovilizadas y cuando cambian de dueño tiene que registrarse el nuevo dueño. Esto en Alemania solo se exige cuando una persona tiene más del 25% de las acciones, en Panamá desde que usted tiene una acción. Creo que Panamá ha hecho mucho más de lo que algunos países que muestran preocupaciones han hecho.

-Europa y EEUU han puesto el grito en el cielo tras la publicación de los papeles, lanzando duras críticas a Panamá. Sin embargo, estados de EEUU y diversos territorios británicos son citados habitualmente como importantes paraísos fiscales… ¿Cree que se está utilizando una doble vara de medir?

-Panamá no reclama nada contra la investigación, reclama contra el titular. Creemos que, periodísticamente hablando, el titular no corresponde con el contenido de la información, siendo el 80% de las sociedades abiertas en otro registro que no son de Panamá. Tampoco hay ningún banco panameño involucrado en movimientos de dinero.

Creemos que el titular es infeliz, es injusto y nos indigna, pero respetamos la labor periodística de los que quieren llegar a la verdad. Aplaudimos aquellos medios que ya empiezan a hacer surgir la verdad, como señalar que el régimen tributario panameño es el 13 ó 14 de niveles de libertad, superado por otros tantos países muy cercanos a EEUU, superado grandemente por Suiza, por países europeos, que no fueron mencionados en dicho titular.

- El ICIJ ha destapado varios escándalos… Suiza, Luxemburgo, Andorra… Y ahora Panamá. ¿Cree que esto responde algún tipo de campaña orquestada contra ciertos territorios con bajos impuestos frente a otros?

-Eso es lo que nos indigna, no queremos llegar a pensar que hay ningún tipo de complot, no estamos paranoicos con esto. Creemos que hay que verlo con prudencia, que hay que aclarar.

Tal vez este llamado de atención al mundo sobre Panamá nos ha permitido dar entrevistas como éstas, explicar todo lo que hemos hecho, ayudar a cambiar cualquier resabio de percepciones negativas y demostrar que Panamá es todo lo contrario de lo que el titular ha querido insinuar.

Y, por lo tanto, al final puede haber algo positivo, pero de ahí a colegir de que esté un complot, pues les quedó muy mal, porque la verdad se va a imponer. Ya se está imponiendo en varios medios y sentimos que fue simplemente la búsqueda de un titular llamativo.

- ¿Cómo se está viviendo toda la polémica en su país?

- Yo salí de Panamá en misión oficial antes de que esto pasara, pero hay una gran indignación contra la titulación de este evento. Hay un gran deseo de que se deje claro que Panamá ha hecho mucho más que otros países. Hay un cierre de filas nacional respaldando las acciones de nuestro gobierno para defender nuestra reputación.

También un deseo sincero de cooperar con todas las investigaciones que presenten solicitudes a nuestro país, en debida forma, dentro del marco del derecho internacional, para que nosotros podamos colaborar con que no se utilice ningún centro del mundo para proteger o para lavar dinero producto de crímenes y delitos de toda naturaleza.

- El otro día, la embajadora reconoció "tropiezos" en la entrega de petición de información a la Agencia Tributaria española. Se ha conocido que una de estas peticiones tardó más de un año en pasar de la dirección general de tributos de Panamá al despacho de abogados... ¿Cuáles han sido los problemas?

- Nuestro tratado con España dice que Panamá facilitará información, o cualquiera de las partes facilitar información a la otra aún si en su propia jurisdicción la actividad sobre la cual se solicita información no se considera delito. Por lo tanto, Panamá tiene una obligación de satisfacer peticiones que haga España.

Cualquier demora, producto de retraso burocrático, porque no se haya pedido la información adecuadamente o porque simplemente alguien no hizo bien su trabajo, lo tenemos que corregir. Nadie dice que el régimen es perfecto, nadie dice que todo funciona a las mil maravillas y, como dice nuestro señor Presidente Juan Carlos Varela, estamos dispuestos a aprender de esta experiencia para elevar la calidad de nuestros servicios de Panamá y para elevar nuestro compromiso en la lucha contra el crimen organizado.

- Francia ya ha anunciado que volverá a incluir a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales. ¿Qué opina al respecto?

- Nos parece sorprendente porque pensábamos que Francia era un país serio y lo que hemos visto es un país reaccionando a punta de titulares. Ni siquiera se leyeron el resto de la noticia donde esas cosas que les preocupaban ni siquiera se producen en Panamá.

Esta es una información que tiene un horizonte 40 años. Tal vez hace 30 ó 40 años pasaron cosas que ya no suceden, tal vez mientras Panamá fue cambiando su legislación pudo haber elementos que a Francia le preocupan, pero las decisiones que se toman ahora para meter en una lista negra o gris a un país tiene que ver con las realidades del momento no con lo que fue en el pasado.

Francia sabe perfectamente todo lo que Panamá ha hecho para actualizar su legislación, para contribuir en la lucha contra el delito y crimen organizado y la utilización abusiva de nuestro régimen, como para haber reaccionado en la forma que lo hizo.

-¿Cómo pretenden defenderse?

- Panamá tiene normas que le permiten retaliar, que le permiten responder a estas decisiones arbitrarias, irreflexivas e injustificadas, y tendrá derecho Panamá a usarlas.

- Más allá de la legalidad de los servicios que se ofrecen en Panamá, es cierto que este tipo de cuentas pueden dar facilidades a muchos delincuentes para ocultar su dinero. La procuraduría general de la nación está investigando los presuntos delitos que se derivan de los documentos filtrados a los medios de comunicación. ¿Qué pasos se van a dar?

- Lo que ha estado haciendo: mejorar su legislación, establecer estrechos vínculos de cooperación con otros países, porque así como nos puede pasar a nosotros, aparentemente les ha pasado a todos estos países que se están quejando, que también tuvieron actividades probablemente delictivas, que también recibieron depósitos en su bancos.

Esperamos que el mismo esfuerzo que Panamá quiere hacer, también lo hagan ellos y juntos encontremos mejores formas de colaborar en el combate al delito. Eso se logra conversando amigablemente, eso se logra planteando negociaciones serias, eso no se logra reaccionado a punta a titular.

- Las leyes que defienden la privacidad en su país han sido vulneradas con este filtrado, ¿van a denunciar o a tomar medidas legales contra los que han facilitado ese filtrado?

- No somos Suiza, el secreto bancario no está consagrado en nuestra Constitución. De hecho, ya no hay tal secreto bancario. A pesar de que hay confidencialidad en los depósitos, cualquier cuenta que sea objeto de una investigación penal en Panamá o fuera de Panamá es desvelada inmediatamente.

El secreto bancario se da en países donde,a pesar de que haya investigaciones penales en marcha, no se dice el verdadero propietario. Panamá no lo tiene, lo que tiene es un régimen de confidencialidad que para efectos de delito no cubren a ningún delincuente, sino que automáticamente se revela.

- A pesar del supuesto distanciamiento entre el Gobierno y Ramón Fonseca Mora, principal socio de la firma de abogados involucrada con el escándalo, algunos medios apuntan a que en no es así, ya que aún tiene parientes cercanos trabajando directamente con el presidente Juan Carlos Varela, ¿qué tiene que decir sobre esto?

- La realidad, es que el licenciado Fonseca Mora era hasta hace poco presidente encargado del partido panameñista, el partido del presidente Varela, el partido del que nosotros, el Partido Popular, somos aliados.

Pero dejó el cargo una vez empezó una investigación de otro tipo hace unas semanas. Comprend que tenía que apartarse de toda relación oficial con el gobierno y concentrarse en la defensa de su propia reputación.

A su firma le corresponderá explicar lo que hizo, lo que no hizo y lo que era o no justificable. El Gobierno de Panamá no tiene ninguna participación en este tipo de actividades privadas, una firma multinacional que tiene actividades en más de 25 ciudades del mundo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation