Menú

Arboribus o cómo convertirse en banquero desde 20 euros

El crowdlending es una nueva alternativa de financiación a los créditos bancarios tradicionales.

5
Arboribus o cómo convertirse en banquero desde 20 euros
Uno de los fundadores de Arboribus, Carles Escolano | Arboribus

Después del boom del crowdfunding, o también conocido como financiación en masa, llega a España el crowdlending, otra nueva alternativa a los créditos bancarios tradicionales gracias a las aportaciones de un gran número de inversores. Este concepto nace al calor de las empresas Fintech, una categoría de startup que ha revolucionado el sector bancario en otros países del mundo, y cuyos modelos de negocio están basados en la fusión de las finanzas y la tecnología.

¿Es el Fintech a la banca lo que Uber a los taxis? Muchos expertos opinan que sí. Y en un país donde el 80% de la financiación de sus pymes depende del sector bancario, que hayan irrumpido nuevas empresas para competir directamente con la actividad de las entidades tradicionales va a dar mucho que hablar.

La evolución de internet, el cierre del grifo del crédito y la baja rentabilidad que ofrecen los depósitos bancarios a los ahorradores componen la fórmula del éxito del crowdlending en nuestro país. "Ha sido un cóctel de todo. Antes de la crisis, hubiera sido imposible extender este modelo porque los bancos prestaban a unos tipos de interés baratísimos y los depósitos también eran muy atractivos", asegura uno de los fundadores de Arboribus, Carles Escolano, en una entrevista a Libre Mercado.

Arboribus es la primera empresa en realizar un préstamo crowdlendig de España. Todo sucedió en julio de 2013, cuando le financiaron 35.000 euros a 6 meses a una empresa de fabricación de maquinaria. "Se estaba financiando a través de bancos, pero en esos momentos no le daban el crédito, no porque no fuera solvente, sino porque en esa época los bancos no estaban en situación de financiar a nadie", relata Escolano.

¿En qué consiste?

El funcionamiento de esta compañía es sencillo a la par que novedoso. Arboribus selecciona a pymes españolas que necesitan financiación y realiza un análisis de riesgo. El único requisito que establece para hacer la selección es que tengan 2 años consecutivos de beneficios. Si las considera solventes, les ofrece el préstamo vía web a los inversores, que pueden ser profesionales o particulares. Éstos, pueden invertir desde 20 euros hasta 2.000 euros por empresa.

Aunque la plataforma es la encargada de fijar una horquilla de tipos de interés, son los propios prestamistas los que negocian el tipo de interés exacto del crédito que van a dar mediante una subasta en tiempo real. Una vez se alcanza el capital requerido por la empresa, cada uno recibirá mensualmente la parte proporcional al interés ofrecido. La rentabilidad media de esta plataforma es del 7% anual.

Entonces, ¿el inversor actúa como un banquero?, preguntamos a su creador. "Es cierto que haces lo que hace un banco, además tú decides en qué empresa inviertes, y Arboribus es la que te da todo el servicio para que puedas actuar como un banco sin moverte de casa. Nosotros captamos a las pymes, controlamos los pagos, te avisamos si hay un retraso...".

Otra de las ventajas del crowdlending respecto a la banca tradicional es la descorrelación con el funcionamiento de los mercados. "Cuando habla Mario Draghi se caen o se disparan tanto las bolsas como la renta fija. Sin embargo, este tipo de préstamos están muy cercanos a la economía real y no les afecta directamente la macroeconomía".

El inversor asume el impago al 100%

"La mala praxis con algunos productos financieros no nos ha hecho ningún favor porque ha provocado que la gente sea exageradamente cautelosa a la hora de invertir", asegura el fundador de Arboribus.

Para el empresario, a la hora de operar en la web, los inversores no profesionales deben tener muy claros dos aspectos: ellos serán los que asuman el 100% de los impagos y no podrán recuperar el dinero por adelantado. "Aún así, tenemos una tasa de mora del 2%", dice su creador.

El plazo medio de pago es de 20 meses, aunque puede ir desde los 6 meses a los 36. Cada mes, los inversores van recuperando una cantidad de dinero a modo de préstamo francés, donde primero se pagan más intereses y menos capital, y viceversa. Los intereses de morosidad los asume 100% la empresa.

"La rentabilidad que obtiene es muy alta y, claro, todo tiene un riego", asegura Escolano. "Lo importante es diversificar las inversiones. Por ejemplo, una inversión ideal es en la que se realizan 50 préstamos. Si quieres prestar 1.000 euros, pues pon 20 euros en cada uno", añade.

Arboribus obtiene los ingresos de la comisión de entre el 1% y el 3% del préstamo que le cobran a la empresa y del 1% que le cobran al inversor a medida que va recuperando el capital. "Y no hay más costes ocultos", dice Escolano. Lleva 6 millones de euros prestados, esta semana ha realizado el préstamo número 160 y ya tiene 1.400 inversores activos. El crowdlending ha llegado para quedarse.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios