Menú

El presidente de Endesa urge a "despejar lo antes posible la situación política"

Borja Prado lo considera fundamental para "no echar por tierra el esfuerzo realizado por muchos ciudadanos en los años duros de la crisis".

7
El presidente de Endesa urge a "despejar lo antes posible la situación política"
Borja Prado y José Bogas (presidente y consejero delegado de Endesa) en la JGA de este martes | EFE

Ruido de silbatos, tambores y arengas. Las banderas de CCOO y UGT eran ondeadas por los escasos miembros de los sindicatos de Elcogas que esperaban a los directivos de Endesa en la entrada de la Junta General de Accionistas ordinaria de Endesa.

El famoso diputado rastafari de podemos, Alberto Rodríguez, jaleaba a los sindicalistas y se fotografiaban con ellos. Rastas, silbatos y banderas que daban la nota de color a la JGA 2016 de Endesa. Pero las reclamaciones del comité de empresa de la planta térmica de gasificación de Puertollano (que está en proceso de cierre) quedaron en la puerta. Dentro del recinto, ni los accionistas que intervinieron en la junta, ni la dirección de la empresa hicieron mención alguna al asunto.

En su discurso, el presidente, Borja Prado, comenzaba haciendo una petición a los partidos políticos para que se "forme un gobierno estable y capaz de activar de nuevo nuestras instituciones, nuestras industrias y nuestras empresas", cuanto antes.

Para Prado es fundamental que España recupere "nuestro puesto como país de referencia para los grandes inversores internacionales, para quienes resulta fundamental tener unas garantías firmes de estabilidad política e institucional". Más tarde, en respuesta a Libertad Digital, Prado destacó que es fundamental que se forme un ejecutivo que dé estabilidad al país, ya que hay numerosas inversiones que están a la espera de conocer qué marco institucional tendrá España cuando se termine formando un Ejecutivo. "Hay muchos temas que tenemos que hablar con el nuevo gobierno", insistía.

Aunque, de momento, Endesa dice no tener ninguna gran decisión de inversión pendiente de este asunto, Prado reconoce que es fundamental para poder tomar decisiones, contar con un marco estable que dé garantía jurídica a las relaciones comerciales.

Todo, con el objetivo de "no echar por tierra el esfuerzo realizado por muchos ciudadanos durante años" y porque "este país y sus ciudadanos" serán quienes volverán a "situar a España en una posición de relevancia y liderazgo en el proceso de construcción europea tan pronto como dispongamos del contexto político necesario para ello".


Resultados

Por otro lado se ha mostrado muy satisfecho por los resultados obtenidos, que pasan por un beneficio neto de 1.086 millones de euros en 2015, sensiblemente inferior al resultado de 2014 (3.337 millones) debido a las plusvalías obtenidas el año anterior por la venta de activos en iberoamérica, según recuerda Endesa.

En términos comparables, el resultado neto antes de impuestos del año 2015 fue un 15,6% superior si lo comparamos con 2014. El EBITDA se situó en 3.039 millones de euros, algo por encima de las previsiones contenidas en el plan industrial. Además, en 2015 se produjo una significativa generación de flujos de caja, en línea con el objetivo planteado por la compañía de 3.800 millones entre 2015 y 2017.

Impuestos

Uno de los datos ofrecidos en el discurso del presidente que más ha destacado ha sido el importe total de impuestos satisfechos por la compañía durante el año 2015. En total, Endesa pagó en España un total de 1.745 millones de euros en impuestos, un 60% más que el beneficio neto registrado por la compañía en ese mismo año.


Además, los impuestos recaudados que no repercuten en las propias cuentas de Endesa pero que se producen gracias al valor generado por su actividad fueron de 2.468 millones. Todo ello suma una contribución fiscal total de Endesa de 4.213 millones (de lo que un 95% se tributó en España).

En lo que se refiere a la responsabilidad social, el presidente Borja Prado ha destacado a la empresa como la primera eléctrica en la firma de convenios con los ayuntamientos y gobiernos autonómicos para garantizar el suministro a aquellos hogares identificados como vulnerables por su situación económica.

También ha pedido rediseñar los criterios de reparto del bono social para que el descuento que se ofrece sea percibido por hogares con unos niveles de renta mininos y evite que lo reciban otros clientes que no se encuentren en situación crítica.

Según el consenso de algunos analistas independientes, existe un número de clientes que se benefician de este tipo de bonos sociales sin que su situación económica les empuje a ello. En este apartado entran segundas viviendas o locales comerciales. Por este motivo, desde Endesa tratan de que las administraciones locales y autonómicas establezcan unos baremos más precisos para evitar que ninguna familia con dificultades se quede fuera del bono social.

Según ha garantizado el consejero delegado de Endesa, José Bogas, en conversación con los periodistas tras la JGA: "Nosotros actualmente no cortamos absolutamente a nadie que los servicios asistenciales nos diga que se trata de una familia en situación vulnerabilidad energética".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios