Menú

Bruselas vuelve a señalar a España: el déficit seguirá por encima del 3% en 2016 y 2017

La Comisión Europea pronostica un descuadre de las cuentas públicas del 3,9% para este año y del 3,1% para el que viene.

La Comisión Europea pronostica un descuadre de las cuentas públicas del 3,9% para este año y del 3,1% para el que viene.
El comisario de europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici | EFE

La Comisión Europea no cree al Gobierno español. Bruselas no aceptaba hace unos meses las optimistas previsiones de déficit público del Gobierno, en la que aseguraba que cumpliría el objetivo para 2015 (del 4,2%, cuando el año cerró en el 5,0%) y que bajaría del 3% este año. Y sigue sin aprobar las nuevas, retocadas hace apenas unas semanas y que reconocen un desvío de ocho décimas respecto al objetivo inicialmente previsto para 2016.

Este martes, el comisario de Economía, Pierre Moscovici, tenía que presentar las nuevas previsiones del organismo, correspondientes a la primavera de 2016. En lo que tiene que ver con el crecimiento económico, el Gobierno de la UE sí coincide con el pronóstico del Ministerio de Economía de Luis de Guindos. Así, en el escenario macro que el viernes pasado aprobó el Consejo de Ministros, se apuesta por un crecimiento del 2,7% del PIB para este año y del 2,4% para el que viene.

Pero en lo que se refiere a las cuentas públicas, no hay demasiadas novedades. España sigue arrastrando otro año más su asignatura pendiente. No aprobaremos este año (-3,9%) y tampoco el que viene (-3,1%). Aunque nos han ido dando cada vez más tiempo para bajar del 3% (el nivel que podría decirse que marca el aprobado en este tema), el Gobierno no ha aprovechado la oportunidad. Como el mal estudiante que explota la benevolencia del profesor para, en vez de estudiar más y aprobar, reincidir en sus malos hábitos. De esta forma, no es sólo que no cumplamos en 2016, es que ese 3,9% es tres décimas superior al 3,6%, el nivel que el Gobierno fijó el pasado viernes.

Si comparamos con la última revisión de la Comisión, publicada en febrero de este año, también se produce un claro empeoramiento. En apenas tres meses, el Gobierno de la UE ha pasado de un pronóstico del 3,6% de déficit para este año y 2,6% para el que viene, al 3,9 y el 3,1% que apuntábamos anteriormente.

Ahora queda por despejar la duda de las consecuencias de este incumplimiento. En principio, se habló de una multa que podía llegar a los 2.000 millones de euros. Pero no está nada claro que la Comisión se atreva a una decisión políticamente tan costosa y menos aún en mitad de una campaña electoral. Sí habrá un comunicado al Ecofin abriendo un expediente y proponiendo una multa. Pero si este organismo acepta las excusas del Gobierno español (y todo apunta a que las aceptará) todo quedará en un simple tirón de orejas... otro más.

Como apuntamos, en lo que hace referencia al crecimiento económico, la Comisión Europea se acerca más a las previsiones del Gobierno. Para este año, reduce en dos décimas la cifra de febrero (del 2,8 al 2,6%) y se queda apenas una décima por debajo del 2,7% del Ejecutivo español. A cambio, para 2017, Bruselas prevé un 2,5%, una décima más del 2,4% del Escenario Macroeconómico previsto por el equipo de Luis de Guindos.

CE / Min. Economía

En realidad lo ocurrido este martes es un nuevo episodio en el juego del gato y el ratón en el que parecen empeñados desde hace años la Comisión y el Gobierno español. La secuencia es más o menos la que sigue:

  • primero el Ministerio de Economía publica unas previsiones de déficit claramente optimistas y que se ajustan a la senda pactada en Bruselas
  • luego, la Comisión lanza su advertencia, en forma de previsiones de déficit más altas, que supondrían incumplir el acuerdo
  • entonces, el Gobierno rehace sus previsiones de déficit y publica un dato muy cercano al de la Comisión (el 3,6% para 2016 que el viernes dio a conocer el Consejo de Ministros era exactamente el nivel de la previsión de febrero de la CE)
  • finalmente, la Comisión publica un nuevo dato, que empeora el suyo propio anterior y que también deja en mal lugar el último del Gobierno
  • ...el proceso vuelve a comenzar

La consecuencia es que España no ha cumplido con sus objetivos de déficit ni un solo año desde que comenzó la crisis. De hecho, sólo se ha acercado a los niveles pactados una vez que estos han sido revisados una o dos veces a lo largo del año. Es decir, el déficit se ha desviado una y otra vez (y mucho) respecto a lo previsto en los Presupuestos o en las previsiones de la Comisión de invierno. El problema es que si ese relato se repite otra vez este año, España podría volver a estar por encima de la barrera del 4% del PIB en 2016. Y si el límite en el que nos fijamos es el 3% que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, entonces ya es oficial que nuestro país va a estar una década sin cumplir con la obligación que tiene firmada.

Previsiones primavera 2016 Comisión Europea

Temas

En Libre Mercado