Menú

España crea empleo a un ritmo récord en abril, pero el PIB avanza una leve desaceleración en el segundo trimestre

Abril suma 158.000 empleos, el mejor registro tras 2015, que coincidió con Semana Santa. El PIB podría crecer un 0,6% en el segundo trimestre.

Abril suma 158.000 empleos, el mejor registro tras 2015, que coincidió con Semana Santa. El PIB podría crecer un 0,6% en el segundo trimestre.

El mercado de trabajo mantiene su tono positivo en abril. La Seguridad Social ganó una media de 158.038 afiliados (+0,9%) respecto a marzo, hasta sumar un total de 17.463.836 cotizantes. Cabe recordar que España no superaba la barrera de los 17,4 millones de ocupados desde 2011. El sector servicios creó 124.900 empleos, representando así el 79% del aumento de la ocupación, mientras que el resto de sectores productivos generó otros 33.100 puestos.

Debido al cambio en el calendario de la Semana Santa, el incremento de la afiliación se sitúa ligeramente por debajo del registrado en abril de 2015 (+175.495 cotizantes), pero supera ampliamente la media histórica de los meses de abril. De hecho, salvando 2015, el pasado abril fue el mejor de la serie histórica. En el último año, el sistema ha ganado 455.540 afiliados, lo que se traduce en un crecimiento interanual de la afiliación del 2,7%, frente al ritmo del 3,5% registrado hace doce meses.

La clave, sin embargo, radica en analizar los datos desestacionalizados, ya que permite observar la evolución del empleo de una forma homogénea, con independencia de la temporada del año. En este sentido, la ocupación avanzó un 0,28% en abril, tras sumar cerca de 50.000 nuevos empleos, un ritmo ligeramente inferior a marzo (+0,30%). Por actividades, el avance de la industria compensa parcialmente el menor crecimiento observado en los servicios.

Habrá que esperar a los datos de mayo para contrastar el posible efecto que haya podido tener la Semana Santa en el empleo, pues podría distorsionar el menor crecimiento laboral vinculado con el turismo, especialmente en la hostelería. Con esa salvedad, la actual tendencia del mercado de trabajo avanza una leve desaceleración del PIB de unas dos décimas en el segundo trimestre.

Así, de mantenerse esta tendencia, el PIB crecería un 0,6% entre abril y junio frente al 0,8% del trimestre anterior. Además, España encadenaría el undécimo trimestre con creación de empleo por encima del promedio histórico del 0,4%, muy lejos, por tanto, de un escenario de estancamiento o recesión económica.

Siguen sin observarse, pues, señales de que la parálisis política esté afectando al ritmo de crecimiento y creación de empleo. La ligera desaceleración observada tendría más que ver con una economía cuyo ciclo ha pasado ya su máximo de expansión y se acerca a tasas de crecimiento más normalizadas que con el actual panorama de inestabilidad política.

Menos de 4 millones de parados

Por último, el número de parados registrados en el antiguo Inem bajó en 83.599 personas en abril, hasta situarse en un total de 4.011.171 desempleados, su nivel más bajo desde agosto de 2010.

Este descenso del desempleo, el segundo consecutivo tras el de marzo (-58.216 parados), es el tercer mejor registro en un mes de abril desde el inicio de la serie histórica, en 1996. Únicamente en abril de 2014 y de 2015 se registraron recortes del paro de mayor cuantía, de 111.565 y 118.923 desempleados, respectivamente.

En los últimos doce meses, el paro acumula un descenso de 321.845 personas, con lo que el recorte interanual del desempleo se sitúa en el entorno del 7,5%, frente al 8% del mes anterior.

En términos desestacionalizados, el paro cayó un 0,6%, frente al promedio del -0,8% registrado en febrero y marzo. Tras bajar del umbral de los 4 millones en marzo, la cifra total se situó en 3,96 millones de desempleados en abril.

Por su parte, el dato bruto se sitúa rozando los cuatro millones, de modo que España podría bajar de ese fatídico umbral en breve, tal y como avanzó Libre Mercado.

Temas

En Libre Mercado