Menú

Del 'Todo a 100' al supermercado: los chinos entran en DIA

Varios establecimientos DIA han cambiado de dueño y los nuevos franquiciados son de nacionalidad china.

47
Del 'Todo a 100' al supermercado: los chinos entran en DIA
La fachada de un establecimiento DIA Fresh

Bazares Todo a 100, tiendas de ultramarinos, restaurantes, bares de tapas, cadenas de estética, de moda... La lista es interminable porque no hay sector en España que se le resista a la comunidad china.

Con el paso de los años, los negocios en los que se embarcan estos infatigables trabajadores son cada vez más especializados y requieren mayores cantidades de inversión. Ahora, parece que el último objetivo de los chinos son los supermercados, y ya han empezado por las franquicias DIA.

Por eso, si usted va mañana a hacer la compra a alguna de las 2.000 franquicias que DIA tiene repartidas por toda España, puede que se encuentre con que el establecimiento ha cambiado de dueño... Y con que ese dueño es de nacionalidad china.

Madrid y Barcelona

Éste es el caso de la tienda DIA de la calle Abtao, en el distrito Retiro de Madrid. Una tienda como ésta puede ser tuya, reza un cartel en el local en el que se incluye un teléfono de información para los que estén interesados en gestionar una franquicia DIA. Quizá fue un cartel como ése el que llamó la atención de la familia de chinos que ahora regenta el local.

El hermetismo de los nuevos dueños es total. Encontramos a la hija del propietario trabajando dentro de la tienda y únicamente nos confirma que "desde hace unos meses" su padre se ha convertido en franquiciado del establecimiento.

Mientras dura la visita, la hija del propietario repone los estantes, cobra en la caja y da instrucciones a otra de las empleadas (que no es de nacionalidad china). "No se les caen los anillos, trabajan como animales. Pero no son los únicos, en Vistalegre y en Bravo Murillo también hay DIAs que han cogido los chinos", relata a este periódico una mujer que está pidiendo limosna a las puertas del local. "Llevan aquí 5 meses y son muy amables. El dueño me presentó a su esposa como si yo fuera una trabajadora más de la tienda", añade.

El cambio de dueño no ha pasado desapercibido entre los clientes del super. "Lo he notado. Está todo más limpio y colocado. Se pasan el día colocando, trabajan como mulas", afirma una señora. "Son más despiertos que los españoles, aunque a veces tengo la sensación de que nos invaden", apunta el marido. Otra clienta también coincide en que con los nuevos propietarios "hay más orden en la tienda".

"Me he dado cuenta del cambio, pero no he notado nada especial", asegura otro comprador. "Estamos en un mercado absolutamente libre y si algo sale a la venta es normal que lo compre quien tiene dinero", manifiesta. "Los chinos nos comen el terreno, por eso yo estoy aprendiendo chino", apunta otra señora. Sólo unas clientas se sorprenden de que los dueños del local sean de esta nacionalidad. "Pensábamos que eran trabajadores que han venido con su currículum como todo el mundo", señalan.

Curiosamente, en la calle Cavanilles, a pocos minutos del local, encontramos otro establecimiento DIA dirigido por chinos. De nuevo, la encargada tampoco quiere hablar de su negocio. Sólo nos confirma que su padre es el dueño de la tienda, que no es el mismo dueño que el local Abtao y que llevan un año de actividad. "Por el momento, nos va bien", afirma.

En Cervelló (Barcelona), Pegy Chen lleva tres años como responsable de un DIA junto a su marido, aunque le está costando rentabilizar su negocio. En una entrevista a Economía Digital, la empresaria se queja de que a pesar de trabajar 16 horas al día y de haber invertido 400.000 euros en un supermercado que prometía beneficios de unos 6.000 euros mensuales, registran pérdidas de mil euros al mes.

DIA no quiere dar datos

Fue el pasado mes de abril cuando la cadena de supermercados alcanzó su franquicia número 2.000 en nuestro país. Entre enero y marzo de 2016, la empresa inauguró 46 nuevas tiendas. El modelo de franquicia supone ya el 40% de los negocios que posee el grupo en España y genera más de 7.200 puestos de trabajo .

"La franquicia DIA número 2.000 se encuentra en Madrid y opera bajo la enseña DIA Market. Se trata de un emprendedor que ya contaba con dos tiendas franquiciadas en la misma localidad y que ha abierto una tercera", cuenta la compañía en un comunicado. ¿Será también éste nuevo franquiciado de nacionalidad china?

Sin embargo, DIA no quiere hablar del asunto. Preguntado por Libre Mercado por el creciente interés de la comunidad china por sus tiendas, DIA se ha negado a hacer declaraciones. Sorprende la respuesta de la cadena, que rechaza dar ningún dato, ni del número de chinos que regentan sus locales ni del número de franquiciados extranjeros con los que cuenta.

Se justifican en que no quieren distinguir a sus franquiciados entre extranjeros y nacionales, a pesar de que no deja de ser un hecho llamativo y de que cualquier organismo institucional hace esta clasificación estadística, por ejemplo, en los datos de compra de vivienda, en los de desempleo o en los de inversiones.

DIA se ha limitado a decir que para ellos "no es un requisito ni un condicionante a la hora de gestionar una tienda la nacionalidad o lugar de nacimiento del profesional". Habrá que esperar a ver si se trata de un hecho aislado o si aumenta la presencia china en esta cadena de supermercados.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios