Menú

La cuarta revolución industrial transformará el mercado laboral

La era de la digitalización está cambiando la estructura productiva y, por tanto, el mercado de trabajo a nivel mundial.

0
La era de la digitalización está cambiando la estructura productiva y, por tanto, el mercado de trabajo a nivel mundial.

La Cuarta Revolución Industrial, un informe del World Economic Forum, explica las claves sobre el impacto de las nuevas tecnologías en los cambios del mercado laboral. ¿Está España preparada para este cambio de paradigma?

El mercado laboral sufrirá cambios importantes durante lo próximos 5 años, que supondrá un desplazamiento masivo de muchos trabajadores en busca de nuevas oportunidades emergentes. Mayor importancia de la mujer dentro de las empresas, nuevas tecnologías, automatización son algunos de los motores del cambio que se clasifican como cambios técnicos, socioeconómicos, geopolíticos y demográficos.

Durante los próximos años, los profesionales tendrán un importante déficit de conocimientos tecnológicos, lo que llevará a un mercado laboral con muchos puestos de trabajo sin cubrir. La clave será la digitalización, que supondrá la pérdida de muchos trabajos, pero la llegada de otros nuevos que requerirán trabajadores muy cualificados y con conocimientos técnicos.

Concretamente, se perderán 7,1 millones de empleos a nivel mundial, pero se crearán 2,1 millones de puestos de trabajo en el sector de ordenadores y matemáticas o de arquitectura y tecnología.

Los puestos de trabajo administrativos y de oficina serán los que sufran un mayor batacazo. Las mujeres ocupan muchos puestos de este tipo, al contrario que los hombres que ocupan los puestos dirigidos a la tecnología o a las matemáticas. Por este motivo habrá una disparidad entre géneros entre los que encuentren o pierdan su puesto de trabajo.

Los motores del cambio, como la inteligencia artificial, aprendizaje de máquinas, biotecnología, robótica, impresoras 3D son los causantes de esta nueva revolución industrial que , igual que las anteriores, tendrá varias fases:

  • Impacto actual: Internet, Big Data, la urbanización, el cambio climático o la población joven de países emergentes han tenido un efecto inmediato.
  • 2015-2017: mayor poder económico de la mujer, impresoras 3D, nuevas tecnologías energéticas, envejecimiento de la población.
  • 2018-2020: robótica, transportes autónomos, inteligencia artificial, biotecnología.

Motores socioeconómicos

  • La flexibilidad laboral y las nuevas tecnologías están influyendo en el lugar de trabajo y cambiando la idea de trabajar en la oficina. Espacios de co-working, teleconferencias, etc.

  • Durante los próximos años, las economías más avanzadas sufrirán el envejecimiento de la población, además de la ampliación de la vida laboral más allá de los 65 años.

  • El uso de internet llevará a una mayor preocupación por la seguridad y por la privacidad online.

  • Las economías en desarrollo, con la mejora de la educación y con la implantación de sistemas para ayudar a la población joven a incorporarse al mercado laboral.

  • Las mujeres tienen un rol cada vez más importante en el sector económico y financiero.

  • La población urbana se doblará entre 2010 y 2050, desde los 2.600 hasta los 5.700 millones de personas.

Motores tecnológicos

  • Móviles, internet y la nube. Internet en el móvil, aplicaciones de negocios y del sector público son servicios que hacen aumentar la productividad.

  • Avances en ordenadores y Big Data que se requieren para estas nuevas tecnologías.

  • Mayor oferta de energía y tecnología renovable.

  • Inteligencia artificial, avances en robótica, etc.

El trabajo administrativo y los servicios profesionales son los que están teniendo un cambio más suave por la influencia de las nuevas tecnologías, pero, a su vez, son los que reciben el mayor impacto sobre la tasa de empleo de la cuarta revolución industrial.

En Libre Mercado

    Servicios