Menú

Cara y cruz del mercado laboral: el paro baja, pero también avanza un menor crecimiento del PIB

El número de parados baja en mayo de los 4 millones por primera vez en seis años. España sigue creando empleo, pero a un ritmo ligeramente inferior.

21
Cara y cruz del mercado laboral: el paro baja, pero también avanza un menor crecimiento del PIB
Parados registrados en mayo | LD

Los datos de empleo del pasado mes de mayo son buenos, sin paliativos. Tal y como avanzó Libre Mercado, el paro bajó del umbral de los 4 millones de desempleados por primera ves desde agosto de 2010.

En concreto, el número de parados registrados en el antiguo Inem se redujo 119.768 personas respecto a abril (-2,99%), el mayor recorte registrado en un mes de mayo de la serie histórica, situando la cifra total en 3.891.403. De hecho, habría que remontarse a noviembre de 2009 para encontrar una cifra de desempleados inferior a la actual. En los últimos doce meses, el paro ha bajado en 323.628 personas, a un ritmo del 7,7% interanual frente al 7,5% de abril.

Mayo es un mes en el que tradicionalmente baja el paro como consecuencia de la cercanía de la temporada estival, de ahí que resulte clave comprobar el dato desestacionalizado a fin de corregir el impacto coyuntural del momento del año en el mercado de trabajo.

Pero, en este caso, el dato también es positivo: 43.966 parados menos respecto a abril en términos desestacionalizados, también la mayor reducción de toda la serie histórica en un mes de mayo. La variación mensual del paro desestacionalizado se ha reducido en 36 de los últimos 37 meses. Es decir, acumula tres años de caídas.

Así pues, la cara del mercado laboral es que la tendencia de reducción del paro se mantiene, si bien su ritmo de reducción es algo inferior al de los meses anteriores. Como se puede observar en el siguiente gráfico, la reducción del paro desestacionalizado en mayo fue del 0,60% mensual, algo menos que el 0,65% de los dos meses previos o al promedio del 0,70% registrado hace un año. Diferencias, en todo caso, mínimas.

La serie mensual es algo errática, por lo que la trimestral- incorporando el mes de junio, según estimación propia- muestra que el descenso del paro se frena ligeramente en este segundo trimestre del año. Dicha ralentización es general en todos los sectores, con la excepción de los antiguos trabajadores de la construcción.

Sin embargo, afecta de distinta forma al paro juvenil. El desempleo entre los jóvenes se está reduciendo a una mayor velocidad (-4,1%) que el resto (-3,2%) respecto al trimestre anterior, en comparación con el -1,9% y el -2,2% previos, respectivamente. Tan sólo en mayo, los parados menores de 25 años han disminuido en 45.853 personas en el último año, a un ritmo del 12,4% interanual, por encima de la media general del 7,7%.

El empleo avanza un crecimiento menor

En cuanto al empleo, la Seguridad Social ganó en mayo una media de 198.004 afiliados (+1,1%) respecto al mes anterior, situando el total en 17.661.840 cotizantes, su mayor nivel desde octubre de 2010. En el último año, el sistema ha ganado 440.529 afiliados, lo que se traduce en un crecimiento interanual de la afiliación del 2,56%, frente al ritmo del 3,57% al que se crecía hace un año.

En términos desestacionalizados, el incremento se situó en 35.658 ocupados, un nivel inferior al de los dos meses anteriores, confirmándose así el menor crecimiento ya anticipado en abril.

La cruz del mercado laboral, por tanto, es que, si bien el empleo crece, lo hace a un ritmo algo más bajo. De mantenerse esta tendencia en junio, el el PIB crecería un 0,7% en el segundo trimestre frente al 0,8% anterior.

Por sectores, es el volátil sector primario el que explica esta desaceleración, aparte de los servicios que, por otro lado, sigue explicando la mayoría de la creación del empleo.

Por último, en comparación con el mismo mes de años anteriores, el peso de los contratos temporales está repuntando especialmente entre la población menor de 30 años, donde la proporción de estos contratos ha crecido un 1% o más en mayo sobre el mismo mes de 2015.

En cuanto a los contratos de jornada parcial, y tras años de incremento, se ha estabilizado su uso en 2016, con la excepción del segmento de edad de 16 a 19 años, que no es significativo, pues supone menos del 1% del total contratos de empleo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco