Menú

Las máquinas sustituirán a 15 millones de trabajadores sólo en Reino Unido en las próximas décadas

La llegada de la automatización al mercado de trabajo se asocia a consecuencias negativas, pero los datos del mercado laboral no dicen lo mismo.

0
La llegada de la automatización al mercado de trabajo se asocia a consecuencias negativas, pero los datos del mercado laboral no dicen lo mismo.

Quince millones de empleos en Reino Unido están a punto de desaparecer por la llegada de máquinas y robots, según los datos del Banco de Inglaterra. La influencia de esta nueva revolución tecnológica será más acusada en sectores como el administrativo, según Independent.

Andy Haldane, economista jefe del Banco de Inglaterra, explica que la probabilidad de empleos que serán automatizados en las próximas décadas, multiplicada por el número de trabajadores, determina el número de empleos que se perderán. Actualmente, la población de Reino Unido ronda los 64 millones de habitantes, y de estos 31 millones tienen trabajo.

Según Haldane, las estimaciones podrían haberse realizado a grandes rasgos y ser pesimistas, pero el impacto que producen los avances tecnológicos sobre el empleo se lleva dando muchos años, concretamente desde que comenzara la Revolución Industrial.

"Hace una década era impensable que las máquinas pudiesen realizar algunas de las tareas que hacen hoy", afirma Haldane. Todas las grandes empresas se están adaptando a las nuevas tecnologías, contribuyendo con ello al cambio del mercado laboral. "El coche sin conductor era ciencia ficción, hoy es un hecho".

Google o Uber con sus prototipos de coches sin conductor, o grandes cadenas de restauración como Pizza Hut o McDonald's, a través de sus máquinas self-service, son algunos ejemplos.

Haldane afirma que los empleos que tienen más riesgo de desaparecer son los que tienen un salario más bajo y son menos especializados, es decir, que necesitan menos conocimientos y formación. Los empleos tradicionales y oficios son los que tienen un menor riesgo de ser reemplazados por máquinas, frente a los del sector de ventas y servicios que tienen la tasa de riesgo más alta (70%).

Haldane sugiere algunas de las políticas que pueden seguir las empresas para adaptarse a esta nueva revolución industrial, como centrarse en la formación de tareas que requieran razonamiento o imaginación, donde un humano es superior a la máquina, así como promover el trabajo conjunto entre empresas para beneficiarse de la robotización.

Hay que señalar que los efectos negativos que se asocian con la llegada de los robots a la empresa no concuerdan con los datos que nos ofrece el mercado laboral. Por ejemplo, en Reino Unido, la población activa que tiene trabajo es del 73,7%, el récord más alto desde 1971, y la tasa de paro ha caído al 5%, el dato más bajo desde abril de 2008, a pesar de la progresiva irrupción de máquinas y robots en los últimos años.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD