Menú

Aviso a navegantes de Linde: quedan muchas reformas por hacer

El Gobernador del Banco de España pide más flexibilidad y alerta de que sigue habiendo riesgos asociados a las cuentas públicas.

24
Aviso a navegantes de Linde: quedan muchas reformas por hacer
El gobernador del Banco de España en una comparecencia en el Congreso | Efe

Luis M. Linde ha entrado este viernes en la campaña electoral. Lo ha hecho durante la presentación del informe anual de la entidad, en el que los expertos del organismo regulador ofrecen su análisis de la situación actual de la economía española, sus perspectivas a futuro y sus recetas para mantener el buen rumbo de los últimos años.

Precisamente, esta última cuestión es la que ha generado más polémica. Las propuestas del Banco de España no son novedosas. De hecho, suenan muy parecidas a las que se han planteado en anteriores informes y boletines y también son similares a las que plantean los organismos internacionales. Por poner un ejemplo, las recomendaciones de la Comisión Europea van en la misma línea que Linde.

La presentación del gobernador es moderadamente optimista. Recuerda el 3,2% de crecimiento del PIB y el medio millón de puestos de trabajo creados en el último año. Pero no es triunfalista. Linde recuerda que sigue habiendo importantes "riesgos" en el futuro a corto plazo y pide que se mantengan las reformas para enfrentarse a esos peligros.

En concreto, hace referencia a tres "retos pendientes" a los que nos enfrentamos. El primero es el desempleo, que sigue por encima del 20% incluso a pesar de los dos últimos años de dinamismo en el mercado laboral. En esta cuestión, Linde defiende que para consolidar esta tendencia hay que "mantener y ampliar las ganancias competitivas". ¿Y cómo se consigue esto? Pues para el gobernador del Banco de España con un "marco laboral que refuerce la flexibilidad interna y facilite la adecuación de los salarios". Además, pide "potenciar el atractivo de la contratación indefinida, evitando que su excesiva protección siga incentivando la temporalidad".

Se intuye en las palabras de Linde (aunque evite los términos más polémicos) que su propuesta va en la línea de igualar la indemnización por despido de fijos y temporales (principalmente reduciendo la de los fijos) y aumentar la flexibilidad que tienen las empresas para ajustar sus condiciones a la realidad de su mercado. En este sentido, sería dar un paso más respecto a lo aprobado en la reforma de 2012. Sólo el PP apunta en esta dirección. Ciudadanos mantiene una postura más ambigua: plantea una reforma integral del mercado laboral que contiene algunos elementos de este discurso. PSOE y Unidos Podemos no sólo no apuestan por esta alternativa, sino que que proponen derogar la reforma de Fátima Báñez.

El segundo apartado de las propuestas de Linde está dedicado a las cuentas públicas. Linde advierte que no se pueden "minimizar" los riesgos que tiene para el conjunto de la economía, "un nivel de déficit y deuda tan elevados". Por eso mismo, aboga por mantener "la senda de corrección del desequilibrio fiscal", a través de una "combinación más eficiente de los ingresos y los gastos públicos". No se queda ahí, sino que pide la aplicación "estricta" de los mecanismos previstos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Esta parte es interesante porque se aleja del discurso político predominante en España en los últimos años. Los cuatro grandes partidos se presentan a las elecciones con la promesa de acudir a Bruselas a exigir más margen con los objetivos de déficit públicos. Es decir, PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos creen que se puede gastar más y que el único problema con los actuales números rojos deriva de la negociación con Bruselas y no del hecho de que este nivel de déficit sea negativo en sí mismo. Frente a esta interpretación, Linde recuerda que la credibilidad del conjunto del país, especialmente de las administraciones públicas, depende de su capacidad para embridar las cuentas y alerta de que tenemos retos por delante (habla, por ejemplo, del "envejecimiento de la población") que será mucho más sencillo confrontar si nuestras finanzas públicas están equilibradas.

En tercer lugar, el siguiente "reto" de la economía española al que el gobernador se enfrenta es el de la "mejora de la productividad". Si queremos salarios más elevados, subir la recaudación de impuestos o crear empleo de forma sostenida hay que "converger a los niveles de productividad de las economías más avanzadas". Es cierto que esto ni es sencillo ni se hace de un día para otro, pero esta "tarea compleja" tampoco se conseguirá si no se ponen los elementos necesarios: "Acciones diversas y sostenidas en el tiempo", reclama el discurso.

En este sentido, Linde pide "incrementar el nivel de eficiencia en la utilización de los recursos productivos disponibles". ¿Esto en qué se concreta?:

  • "Facilitar la financiación de nuevos proyectos de inversión y reducir las barreras al dinamismo empresarial"
  • "Algunas de estas barreras tienen su origen en distintos elementos regulatorios, lo que aconseja la revisión de aquellos que resultan excesivamente restrictivos para la competencia en determinados mercados o que establecen incentivos contrarios al crecimiento empresarial"
  • "Elevar la productividad exige fomentar la acumulación de capital humano y tecnológico, y mejorar las instituciones que establecen el marco de relaciones legales y administrativas entre el sector público y el privado"

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios