Menú

No ajustar los tramos del IRPF a la inflación, un golpe de 430 euros por contribuyente

Hacienda no ha actualizado el IRPF a la inflación desde 2008, permitiendo así una subida fiscal encubierta a millones de contribuyentes.

29
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro | EFE

El informe del Día de la Liberación Fiscal que elabora anualmente Civismo cuenta en 2016 con un apartado especial dedicado a la inflación. Según el estudio del think tank, firmado por Javier Santacruz, "no deflactar las tarifas del IRPF es una trampa que cuesta 430 euros a los contribuyentes".

Civismo recuerda que "uno de los principios tributarios básicos es el de capacidad de pago, según el cual el contribuyente paga impuestos en función de su capacidad de generar rendimientos. Sin embargo, dicha capacidad de pago puede verse alterada por el fenómeno de la inflación".

"Para corregir ese efecto, el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas contempla la deflactación de las tarifas del IRPF. Pese a este mandato legal, la Agencia Tributaria no ha aplicado estas correcciones desde 2008, salvo en el caso de las Haciendas de Navarra y País Vasco", destaca el informe. El impacto de haber ajustado los tramos del IRPF a la inflación habría sido el que refleja la gráfica.

La inflación, un impuesto "en la sombra"

Según Civismo, "la inflación no deja de ser un impuesto en la sombra que, además, afecta de manera asimétrica y regresiva a los contribuyentes. Los grupos de edad más jóvenes sufren su incidencia de manera más significativa, pero ninguna otra generación está a salvo. Si ponemos en relación la base imponible deflactada con las tarifas que se vienen aplicando, vemos que el esfuerzo en el IRPF está inflado un 3,45% desde 2008. Y es que, a pesar de que los precios cayeron levemente en los últimos años, la inflación acumulada desde el estallido de la crisis sí ha reducido el poder adquisitivo de los españoles en 3,45 puntos porcentuales".

Así, para una renta salarial media, no deflactar el IRPF se ha traducido en un retraso de cinco días en el Día de la Liberación Fiscal, que ha llegado el 29 de junio en 2016, pero se habría alcanzado el 24 de junio si Hacienda hubiese actualizado los tramos a la evolución de los precios. En términos monetarios, hablamos de un mordisco adicional de 430 euros.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Echenique y Dante Fachín se mofan de los incendios de Galicia
    2. Javier Somalo: 'Santamaría debe dimitir'
    3. Podemos defiende a Puigdemont diciendo que su carta es "absolutamente clara"
    4. Jorge Javier Vázquez expulsa a gritos a Álvaro de Marichalar de 'Sábado Deluxe' por opinar sobre Cataluña
    5. Lo vemos fatal, Carlos
    0
    comentarios

    Servicios