Menú

"¿Vamos al Primark de Gran Vía a robar?" Oleada de mangantes en la macrotienda

"Se ha convertido en el punto con más hurtos del distrito de Centro", asegura la policía.

Libre Mercado
87
Primark de Gran Vía el día de su inauguración | Archivo

La marca low cost Primark ha vuelto a mejorar sus ventas en España. En concreto, la irlandesa cerró su ejercicio fiscal de 2015 en nuestro país con un incremento del 16% de las ventas, hasta los 920 millones de euros.

Pero aunque la compañía textil explicó ayer martes que los buenos resultados de su actividad en España están impulsados por el éxito de la macrotienda de Gran Vía, los resultados empresariales podrían ser aún mejores si no fuera por los amigos de lo ajeno.

Y es que, según informa el diario ABC, el Primark más grande de España está siendo víctima de una oleada de hurtos. Tanto es así, que sólo en ese Primark, se denuncian unos 270 hurtos o robos al mes en la comisaría de Leganitos. De esa cifra, unos 200 aproximadamente, se corresponden a sustracciones de prendas o complementos puestos a la venta. Los 70 restantes, se deben a la acción de carteristas sobre clientes, otra modalidad de delincuencia que también se da en la tienda.

Desde la policía, culpan a la marca por la escasez de personal de seguridad en su tienda y por la falta de alarmas en sus artículos. Creen que no se deberían destinar tantos medios públicos policiales en esa tienda por la dejadez de Primark.

"Se ha convertido en el punto con más hurtos del distrito de Centro, al menos en lo que a establecimientos comerciales se refiere. Primark tiene unas deficiencias de seguridad mínimas que no cubren. Por ejemplo, no tienen alarmas en las prendas porque valen más esas alarmas que los propios productos", se queja una fuente policial.

Quedadas en las redes sociales

La situación que denuncia la policía llega hasta el punto de que existen foros de internet y grupos de WhatsApp para robar en el establecimiento. El modus operandi de los cacos es comprar un producto cuyo precio sea insignificante y utilizar la bolsa que le dan en la tienda para sustraer otras prendas.

En octubre, nada más inaugurarse, se multiplicaban los mensajes en Twitter de este calibre entre los jóvenes: "Me han dicho que han abierto un Primark de cinco plantas en Gran Vía. Si se puede robar tan fácil como en los demás, será como tener un desván"; "Vamos al Primark de Gran Vía a robar, ¿quién se apunta?"; "Tengo que ir a robar al Primark de Gran Vía", o "Al nuevo Primark de Gran Vïa le van a robar más cosas de las que le van a comprar".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios