Menú

Nadie se queda en la cuneta: productitividad y labor social en el sector más competitivo del mercado

DAU, una empresa catalana del sector farmacéutico, se ha hecho un hueco con un modelo que da oportunidades a personas con problemas de salud mental.

0

"Las personas con trastornos mentales graves que encuentran un trabajo estable reducen su medicación y sus ingresos psiquiátricos a largo plazo". Ésta es una afirmación que han podido verificar en primera persona todos los trabajadores de la Fundación DAU. Hace años, las personas con este tipo de enfermedades no podían trabajar. Eran totalmente dependientes de sus familias y tenían muy complicada su integración en la sociedad. Por miedo o desconocimiento, se les apartaba o ignoraba. Y el resultado era que sus problemas, que no son tan diferentes a los que tenemos todos los demás, se agravaban. Era "una pescadilla que se muerde la cola": como no se trataban las causas, los efectos empeoraban y la causa original se agravaba. Hoy en día, esta situación ha cambiado.

Y lo ha hecho en buena parte gracias a iniciativas como las de DAU, una empresa catalana. Desde hace más de 20 años, esta compañía con sede en Barcelona ofrece oportunidades a enfermos mentales que quieran trabajar y mejorar su calidad de vida. Sus fundadores, con experiencia en el sector sanitario y psiquiátrico, se marcaron un objetivo claro: mejorar la vida de las personas con trastornos mentales graves a través de la inserción laboral. Que nadie se quede en la cuneta. En este caso, la inserción se hace a través del mundo farmacéutico y de la cosmética: se han convertido en una pieza clave en el proceso productivo de sus clientes. En un sector de una competitividad extrema, en el que multinacionales de todo el mundo intentan mejorar su cuota de mercado a base de reducir sus precios o mejorar sus procesos, DAU lucha con los mejores cada día. Y lo hace de la mano de unos empleados que muchos considerarán especiales, pero que en el fondo no son diferentes de los de su competencia.

Trabajan para empresas muy conocidas en España como Bayer o Kern Pharma, y también para compañías menos famosas en Italia, Alemania o Suiza. Analgésicos y perfumes que se usan a diario llevan detrás el trabajo de muchos tipos de personas, como estos trabajadores con trastorno mental.

dau_foto_portada_difuminada.jpg

"Las personas con trastorno que tienen un trabajo mejoran más que con terapia, una vez hecho el tratamiento farmacológico". Su experiencia con Momentum Social Invesment de BBVA les permitió hacer un estudio sobre el impacto económico de DAU y sobre las cosas positivas que aportan a la sociedad, demostrando así que este tipo de ayudas no tiene por qué caer en saco roto. Por cada euro destinado a DAU se ha generado un beneficio de 3,36 euros. No son un gasto, ya que generan un enriquecimiento tanto de las personas como de la sociedad.

Libertad Digital ha entrevistado a Anna Cohi, que nos cuenta cómo es el día a día en DAU y qué han conseguido durante estos años en el mundo de la empresa social.

- ¿Cuáles son los motivos que os animaron a crear esta empresa? ¿Qué retos os ha planteado?

- Las personas con trastornos mentales también pueden ser autónomas e independientes. Éste es el principal motivo que nos animó a empezar a crear esta empresa y demostrar a la sociedad que unas personas con trastorno severo pueden tener trabajo y que éste, a su vez, puede impactar en sus vidas, mejorando su calidad de vida.

Actualmente, un 78% de la plantilla tiene un trastorno mental grave. El objetivo es que las personas cojan estabilidad, aprendizaje y hábitos de trabajo. Y, por otro lado, la idea es que este trabajo sea la palanca hacia un posible empleo en otras empresas.

- Una empresa social de estas características, ¿tiene un proceso de selección de personal especial?

- Cuando empezamos a hacer formación, hubo un cambio grande en la motivación de estos trabajadores. Con formación, podían llegar a más y estar más cualificados, se crecieron un montón. Sus niveles de satisfacción aumentaron.

No hay que olvidar que el negocio también tiene que funcionar y hay que seleccionar personal de acuerdo con las necesidades que hay que cubrir. Hacen una labor social y tienen ayudas, pero como modelo de negocio son autosuficientes. Además, es un negocio que tiene mucho gasto en estructura, con unos estrictos controles de calidad.

Dentro del laboratorio Fundación DAU están trabajando unas 75 personas, de las cuales un 78% son personas con discapacidad. La empresa factura una media de 2 millones de euros al año. Tiene una bolsa de trabajo de 100 personas y se dan hasta 50 contratos al año.

- El proceso productivo de los fármacos y su modelo de negocio es exigente. ¿Qué hace vuestra empresa dentro de este proceso?

-Es un modelo de negocio be to be, es decir, que trabajamos para empresas y no para consumidor final. En el ámbito farmacéutico hacemos dos actividades, el envasado y el estuchado de los medicamentos. Las pastillas llegan a granel y nosotros las envasamos.

Necesitan salas certificadas y tienen que cumplir con todas las exigencias de la Agencia del Medicamento. Además hacen cambios de prospecto, nuevos lotes o cambios que vienen de fábrica. También acondicionan los medicamentos para ensayos clínicos, que tienen unas características y un proceso muy diferente al de los medicamentos en venta. La cosmética es otro de los sectores con los que trabaja DAU, con envasado y estuchado de cremas o perfumes de Antonio Puig.

- ¿Qué tipos de empleos ofrecéis en vuestra empresa y quién puede acceder a ellos?

- A lo largo de estos años hemos creado más puestos de trabajo para que puedan ser ocupados por estas personas. Teníamos 3 operarios en el packaging, pero ahora también hay personal en la gestión de almacén, medicamentos, cosmética, oficinas, etc.

dau2.jpg

En DAU realizan una formación interna, en la que colaboran el departamento de RRHH y el departamento más técnico. Así buscan la mejor metodología. En las épocas en las que crece la actividad empresarial y necesitan más trabajadores, convocan puestos de trabajo. Finalmente, hacen una entrevista vocacional y de apoyo.

- ¿ Tenéis algún proyecto de cara a los próximos años?

- En 2017 pondremos en práctica un nuevo estudio de gestión por competencias para toda la empresa. Se harán evaluaciones de desempeño y satisfacción en el puesto de trabajo y se podrá hacer promoción interna.

Como generan nuevos puestos de trabajo, una persona que entra a trabajar a DAU podrá hacer carrera y cualificar su currículum y nivel de competencias. Son personas que llegan con una formación limitada pero que, con el apoyo de DAU y su esfuerzo, podrán obtener un puesto laboral fijo con responsabilidad.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD