Menú

Cómo financiar una buena educación superior en EEUU

Los estudiantes extranjeros se enfrentan a numerosas trabas para poder cursar estudios en EEUU, pero existen soluciones.

Los estudiantes extranjeros se enfrentan a numerosas trabas para poder cursar estudios en EEUU, pero existen soluciones.

Desde la navegación de un exhaustivo y riguroso proceso de admisión hasta la creación de un plan financiero de largo plazo que cubra los crecientes costes de matriculación, descifrar los complejos pasos hacia una educación superior en los Estados Unidos puede llegar a ser muy complicado, por decir lo menos.

Realizar este proceso desde el extranjero es una tarea aún más ardua y que a menudo implica mayores costes. Para los estudiantes internacionales que buscan asistir a un colegio o universidad en los Estados Unidos, conocer el mercado y las diferentes opciones para financiar su educación puede ayudar a mantener su foco en las clases en lugar de preocuparse por cómo se va a hacer para poder pagarlas.

De acuerdo con James Montoya, vicepresidente de la Educación Superior en el College Board (una organización sin fines de lucro fundada en 1900 a la cual actualmente están afiliadas aproximadamente 6.000 instituciones educativas líderes a nivel mundial, con el fin de promover el acceso a excelencia y equidad en la educación universitaria), es probable que el número de estudiantes internacionales que irán a universidades de los Estados Unidos se triplique en los próximos diez años.

Una buena noticia para los estudiantes internacionales que buscan estudiar en los Estados Unidos: esta expansión implica que los colegios y universidades de este país han intensificado sus esfuerzos en reclutamiento y financiación. ¿Las malas noticias? El gasto de buscar una educación universitaria en los Estados Unidos tiende a ser mucho más alto en general para estudiantes internacionales en comparación a estudiantes nativos.

Esto se debe principalmente a tasas de matriculación más altas: en las escuelas estatales, los estudiantes internacionales en general pagan una matrícula para no residentes y algunas universidades (tanto públicas como privadas) cobran cuotas adicionales a estudiantes internacionales, que pueden ir desde USD $ 50 por semestre hasta USD $ 500 por semestre. La Universidad Estatal de Ohio, por ejemplo, recientemente puso en vigor una tarifa de USD $ 500 por semestre para estudiantes internacionales.

Adicionalmente, es usual requerir que los estudiantes internacionales obtengan su propio seguro de salud, lo que podría llegar a agregar cientos de dólares al presupuesto. Esto se suma al coste de vida, como por ejemplo alquiler o cargos de residencia estudiantil, comida, teléfono, libros y materiales escolares y otros gastos personales.

Teniendo en cuenta que los estudiantes internacionales no están cualificados para recibir ayuda financiera federal en los Estados Unidos, existen barreras importantes para la financiación de la educación universitaria como un estudiante internacional que deben ser tomadas en consideración.

Pagando tus estudios

Mientras que algunas escuelas ofrecen ayuda financiera para estudiantes internacionales, de acuerdo con Association of International Educators (NAFSA), la mayoría de las becas de estudios extranjeros están reservadas para estudios de postgrado. Es muy poco frecuente que colegios y universidades de los Estados Unidos ofrezcan descuentos de matrícula a estudiantes internacionales a nivel de pre-grado.

Si eres un estudiante internacional que viene a obtener un título en los Estados Unidos, lo más probable es que tendrás que pagar el precio total para tu programa de estudios. Esto significa que tú o tu familia enviará dinero a los Estados Unidos desde España con bastante regularidad. Conocer las formas más rentables de hacer una transferencia internacional a los EEUU para financiar tus estudios hará una gran diferencia en cuanto al total de pagos a ser realizado.

Aunque el uso de un banco para realizar una transferencia internacional de dinero pueda parecer como la solución más obvia, los bancos a menudo agregan tasas propias para transferencias electrónicas, incluyendo cargos de cambio de divisas, añadiendo hasta un 3% o más en el coste final. Para una matrícula de $ 50.000, estas tasas podrían ascender hasta a $1.500 adicionales.

Envío de dinero a través de especialista en divisas

Trabajar con un agente especialista en divisas puede ayudarte a mantener los costes asociados a transferencias de dinero internacionales a niveles muy bajos. Hay varias cosas a tener en cuenta a la hora de pagar una factura de matrícula mediante un servicio de transferencia de dinero, entre las cuales podemos mencionar:

- Utiliza un servicio de transferencia electrónico aprobado por la universidad para tu transacción. La mayoría de las universidades de los Estados Unidos tienen una lista de agencias con las cuales trabajan con regularidad. Entra en contacto con la oficina de contabilidad de la escuela, o busca en la página web de la escuela y asegúrate de ello antes de iniciar el proceso de pagos. Mediante el uso de un servicio electrónico autorizado, puedes tener la seguridad de que tu transferencia llegará a tiempo, y que el servicio que utilices sea una empresa confiable y verificada para el envío de dinero al extranjero.

- Asegúrate de conocer todos los cargos que están siendo cobrados, así como para cuándo se espera que tu pago llegue a la cuenta del destinatario. Los agentes de divisas no utilizan intermediarios para las transferencias de dinero y por lo tanto no cobran una cuota intermediaria. Los bancos, sin embargo, en muchos casos envían dinero a través de un banco intermediario lo cual puede resultar en un cargo adicional.

En los casos donde el monto de dinero transferido no cubra tanto el coste de la matrícula junto con todas estas comisiones, el monto enviado puede llegar a no ser suficiente para cubrir la totalidad del pago de tu matrícula, lo que resultará en multas por retraso o posiblemente en la imposibilidad de inscribirte en clases.

- La transferencia del pago directo de la matricula a la universidad puede ahorrarte dinero. En algunos casos, una comisión puede ser cobrada cuando se realiza un giro internacional tanto por parte del banco de origen como por parte del banco receptor en los Estados Unidos.

Por ejemplo, el banco de origen puede cobrar una comisión del 3% para la transferencia de USD $ 10.000 a una cuenta bancaria de los Estados Unidos. Adicionalmente, la cuenta bancaria con sede en los Estados Unidos que el estudiante abrió para recibir la transferencia bancaria también puede llegar a cobrar una cuota del 3% por recibir la transferencia bancaria.

Como resultado de todo este engorroso proceso tendrás que pagar un total de $ 600 sólo para transferir el dinero, lo cual podría ser evitado al realizar tu pago a través de un proveedor de servicios de transferencia internacional de dinero, el cual podrá transferirlo directamente a la escuela a cargos mínimos y en algunos casos sin ningún tipo de comisión. En general, las escuelas en los EEUU cobran poco o ningún cargo adicional para la aceptación de transferencias de fondos de bancos o servicios electrónicos.

Temas

En Libre Mercado