Menú

¿No es país para las sicavs? El capital aguarda el siguiente movimiento político

Las sicavs, que después del 20D se veían abocadas a la desaparición, podrían sobrevivir.

2
¿No es país para las sicavs? El capital aguarda el siguiente movimiento político
Las sicavs podrían desaparecer | Alamy

La losa de la incertidumbre política sigue pesando sobre el futuro de España. El miedo de los mercados ante la falta de un acuerdo de Gobierno está siendo el mayor repelente del capital inversor.

Por ahora, el dinero espera. Las inversiones se han paralizado y el capital aguarda al siguiente movimiento de ficha político. Aunque el resultado electoral del 26 de junio ha calmado los nervios, las dudas todavía se ciernen sobre nuestro país, sobre todo, en lo referente a algunos vehículos financieros.

El caso de las sociedades de inversión de capital variable, las conocidas como sicavs, es uno de los más llamativos. Y es que si en algo han coincidido los programas electorales de los cuatro grandes partidos políticos ha sido en llevar a cabo medidas más regulatorias sobre este vehículo de inversión.

El aumento de la fiscalidad, la imposición de niveles mínimos de participación o la intensificación de las inspecciones son algunas de las medidas que amenazan desde entonces a las sicavs. De las cuatro formaciones políticas el PP y Ciudadanos han sido los más condescendientes con su funcionamiento, al contrario que PSOE y, sobre todo, Podemos, cuyas propuestas abocaban a las sicavs a la desaparición.

Las propuestas de los partidos

PP: se quiere imponer a los accionistas de las sicavs el tener una participación que supere el 0,55% del capital con el objetivo de poner coto a los denominados mariachis y garantizar un verdadero sistema de inversión colectiva.

Ciudadanos: proponen que Hacienda controle estos instrumentos y promover su apertura "de tal forma que cualquier ciudadano pueda invertir en las mismas condiciones que los dueños reales de las sicav, para que sean instituciones de inversión colectiva y no vehículos de inversión privada de grandes fortunas, que son perfectamente lícitos pero que en ese caso deben tributar como cualquier otra sociedad”.

PSOE: en lugar de establecer porcentajes de participación mínimos como el PP, apuesta por límites de inversión máximos. También planea establecer otro período máximo de permanencia de las plusvalías acumuladas sin que tributen y dotar al fisco de competencias de supervisión.

Podemos: plantea que estos instrumentos dejen de tributar al 1% y lo hagan según el máximo del Impuesto de Patrimonio. El partido de Iglesias también aboga por periodos de permanencia máximos para tener plusvalías sin tributar y por porcentajes de inversión máximos. Además, pretenden que estén vigilados por la AEAT.

Con los resultados de las últimas elecciones, la probabilidad de que haya un gobierno de izquierdas ha perdido fuerza, mientras la balanza se ha inclinado hacia la gobernanza del PP. Si finalmente el partido de Mariano Rajoy logra un acuerdo de gobierno, las sicavs podrían sobrevivir.

"Medidas electoralistas"

El presidente de Economistas Asesores Financieros del Consejo General de Economistas, David Grassó, considera que las medidas presentadas por los partidos políticos que atentan contra las sicavs "son electoralistas y no tienen ninguna base". El experto asegura que "se ha generalizado la opinión de que las sicavs son un instrumento para cometer fraude y no es así. Tributan igual que un fondo de inversión, y además, si quieres vender tu participación tienes que tributar por el IRPF". Para Gassó, es "discriminatorio que los políticos carguen contra las sicavs y no lo hagan, por ejemplo, contra los fondos".

El experto insiste en que "siempre esta bien decir que se van a subir los impuestos a los grandes capitales, pero es por puro electoralismo". Con estas restricciones "se van a cargar también una parte de la industria de gestión de activos, que también tiene empleados ¿a nadie le preocupa?"

Para Grasso, si se llevan a cabo medidas que atenten contra las sicavs, a estos vehículos solo les quedarán dos alternativas de futuro: cambiar de domicilio a otro país o convertirse en un fondo de inversión. En el primer caso, Luxemburgo es la mejor de las opciones. "Si final hay sustituto, perderá el PIB español y ganará el de Luxemburgo", asegura. 

Si se incrementa la tributación de las sicavs, "recaudaran más ese año, pero al siguiente recaudarán 0 porque no habrá ninguna como ha pasado ya en el País Vasco y en Navarra", añade.

Las sicavs esperan

A pesar de que "hay inquietud e incertidumbre" entre los grandes capitales, Gasso confía en que finalmente "no haya cambios excesivos en la legislación de las sicavs porque las propuestas de los partidos políticos son muy vagas". De hecho, por ahora, los datos oficiales tampoco indican que se haya producido una estampida de estos vehículos en nuestro país.

Tal y como reflejan los últimos datos de la CNMV relativos al primer semestre de 2016, el número de sicavs operando en España a cierre de marzo era de 3.364, solo 4 menos que a cierre de diciembre y 101 más que en el mismo periodo de 2015.

Con 488.176 accionistas entre enero y marzo, las sicavs españolas sumaron 4.246 accionistas más respecto a cierre de año. Por el contrario, el patrimonio de las sicavs se redujo hasta los 32.295 millones de euros al cierre del primer trimestre, 1.200 millones menos que al terminar diciembre. "Las estadísticas no muestran que haya una fuga. De momento, las sicavs esperan", concluye el experto.

sicavs-primercuatrimestre-2016.jpg

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios