Menú

El sector servicios supera la crisis: emplea a 500.000 personas más que en 2008

Restaurantes y educación son las actividades que más han crecido, mientras que la construcción es el sector más afectado por la crisis.

El mercado laboral si bien es cierto que crea empleo a un buen ritmo, todavía se encuentra lejos de recuperar los niveles previos a la crisis. Las afiliaciones a la Seguridad Social corregidas de estacionalidad se sitúan en el mes de julio en 17,6 millones, unos 1,7 millones de afiliaciones por debajo del máximo de 2008-.

Por sectores la situación es muy diferente. Mientras el empleo en la industria -más de medio millón de empleos perdidos con la crisis- y, especialmente, en la construcción -un millón y medio de afiliaciones por debajo de su máximo- se sitúan lejos de recuperar el empleo perdido, en los servicios ya se alcanzó dicho umbral el pasado mes de noviembre, y en julio ya supera en cerca de medio millón de afiliaciones su anterior máximo histórico.

empse1.jpg

Tanto la industria como los servicios agrupan actividades muy heterogéneas, por lo que resulta interesante analizar en qué ramas concretas se ha creado o destruido empleo. En este caso, la base de comparación es el registro de afiliaciones de 2009, primer año con información comparable disponible.

Como se puede observar en el siguiente gráfico, las actividades que han generado más empleo pertenecen al sector servicios, como la restauración o el relacionado con ciertos servicios básicos -educación, sanidad o asistencia en residencias para personas de la tercera edad-.

empse2.jpg

En el caso del empleo en restaurantes, su crecimiento se explica por la recuperación del consumo de las familias y del turismo foráneo. De hecho, el empleo en hoteles también ocupa un lugar destacado en cuanto a creación del empleo. Por otra parte, los datos de afiliaciones no permiten conocer si el empleo generado desde 2009 en servicios básicos tiene su origen en un mayor empleo público y/o privado. Los datos de la EPA sí ofrecen dicho detalle y confirman que obedece tanto a contratación pública como privada, con un mayor peso de la segunda.

empse3.jpg

En lo que se refiere a las actividades que más empleo han destruido, se encuentran en su gran mayoría vinculadas directa o indirectamente con el estallido de la burbuja de la construcción.

empse4.jpg

El empleo en construcción residencial, en obra civil -vinculado con proyectos de obra pública- y en reformas del hogar se encuentra entre los más impactados por la crisis. Por otro lado, y de forma indirecta, la construcción también ha afectado a ciertas ramas del sector servicios, como es la banca -donde, cambio de modelo de negocio y sobrecapacidad aparte, ha habido un efecto de la reestructuración del sector derivado a su vez del crack inmobiliario-, o de la industria, como es la fabricación de materiales de construcción y muebles. El peso de estas actividades en el total de la industria es relevante, dado que explican la mitad de la destrucción laboral que ha registrado dicho sector desde 2009.

En definitiva, unos de los principales interrogantes a futuro es si el empleo que pueda generarse en los servicios podrá servir como medio de reciclaje para antiguos trabajadores de la construcción o de su industria auxiliar afectados por el estallido de la burbuja inmobiliaria hace ocho años, pudiéndose así recuperar los 19 millones de afiliaciones alcanzadas en 2008.

Temas

En Libre Mercado