Menú

Los juristas desmienten a Rajoy: "Soria no fue elegido por concurso"

El Gobierno “no puede impedir que alguien presente su candidatura, pero sí puede no elegirlo”, señala a LD la jurista Elisa de la Nuez.

0
Los juristas desmienten a Rajoy: "Soria no fue elegido por concurso"
José Manuel Soria y Mariano Rajoy | EFE

"Lo único que sé es que el señor Soria ya se fue de la política. No es que dejara de ser ministro, es que dejó de ser diputado, dejó de ser presidente del partido y ya ha manifestado su intención de no volver a la política nunca más. Es un funcionario y ha participado en un concurso como todos los funcionarios. El concurso entre funcionarios ha sido resuelto y no tengo más que añadir".

Así se ha pronunciado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, este lunes en rueda de prensa posterior a la Cumbre del G-20 en la localidad china de Hangzhou. Antes su ministro de Economía, Luis de Guindos, trató de justificar este nombramiento en la misma línea, argumentando que no se trata de "un puesto político; es un puesto de naturaleza administrativa, se da a un funcionario público, porque el señor Soria ya no es político, pero no ha perdido su condición de funcionario y evidentemente puede presentar su candidatura al mismo. […] Soria lo pidió y sería ilegal habérselo negado porque ya no está imputado ni inhabilitado. Sería ilegal porque Soria reúne todos los requisitos para el cargo".

"No es un concurso porque no es un puesto en la Administración", explica en conversación telefónica la prestigiosa jurista Elisa de la Nuez. Lo habría sido si el Banco Mundial hubiera lanzado una convocatoria o si hubiera hecho lo propio el Ministerio de Economía para cubrir una plaza en su departamento, explica, pero no es el caso.

El procedimiento empleado con Soria es el mismo que se sigue para cubrir determinados puestos en organismos internacionales: "se abre una especie de proceso de selección pero no es un concurso; la confusión viene un poco por eso", señala. La última palabra la tienen los gobiernos de cada país.

"Lo que existe es una presentación de candidaturas -suponemos que las vacantes son comunicadas con antelación al Cuerpo de Técnicos Comerciales del Estado- que evalúa la denominada Comisión de Evaluación de candidaturas a las instituciones financieras internacionales que depende del Ministerio de Economía y Competitividad, y cuyos miembros son todos altos cargos de ese Ministerio. En concreto esta Comisión está presidida por la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa y de ella forman parte también la Secretaría de Estado de Comercio, la Secretaría General del Tesoro, la Dirección General de Análisis Macroeconómico y Economía Internacional y la Dirección General de Política Económica. La decisión sobre los candidatos se plasma en una resolución de la Secretaria de Estado de Economía que se remite a los organismos correspondientes", relata la propia De la Nuez en un artículo firmado junto con el jurista Rodrigo Tena Arregui.

Para esta Comisión de Evaluación "lo relevante es realmente si los candidatos han ostentado o no altos cargos, para cumplir con esa tradición inmemorial, y si tienen las conexiones adecuadas con los que los proponen. Parece que lo que no evalúan tanto es cómo los han desempeñado o cómo han acabado su mandato ni, por lo que se ve, si reúnen la competencia y la experiencia profesional necesarias. […] Por tanto, en la práctica, de lo que estamos hablando sencillamente es de una propuesta ‘de libre designación’, no hay nada parecido a un concurso de méritos para ser nombrado candidato".

La "falta de transparencia" u "opacidad"

La "falta de transparencia" u "opacidad" es otra de las características que diferencia este caso con el de un concurso de los que habla Rajoy. "Es verdad que en los concursos tradicionales hay cierta opacidad, pero si quieres saber qué méritos han tenido los demás [que se han presentado al mismo concurso que tú] lo puedes pedir. En este caso no hay nada de eso porque no tiene por qué haberlo: se propone al que resulte más razonable", explica a este periódico. De ahí que no se ofrezca información sobre los criterios que se van a seguir ni el resultado final. De hecho, desconocemos el número de funcionarios que optaban al mismo puesto que Soria y sus méritos o capacidades. Y esto puede ser precisamente así "porque no es un concurso, no es una plaza de la Administración".

Y si bien es cierto que el Gobierno "no puede impedir que alguien presente su candidatura, sí puede no elegirlo", señala en referencia al exministro dimitido.

"La persona que ostenta en la actualidad el cargo [que pasará a ocupa Soria] es Beatriz de Guindos, sobrina del ministro y también técnico comercial del Estado".

Es más, el propio Ministerio de Economía informó este lunes en nota de prensa que la convocatoria para ocupar la plaza en el Banco Mundial para la que el Gobierno ha propuesto al exministro José Manuel Soria "está abierta a cualquier persona que se quiera presentar". Es decir, que no era requisito fundamental ser funcionario. Ahora, como decíamos, la convocatoria para optar a este puesto no se publicitó.

El 'caso Soria'

El ex ministro de Industria se vio obligado a dimitir después de que quedaran en evidencia que mintió a los españoles al tratar de explicar su relación con los llamados papeles de Panamá y su participación en empresas familiares radicadas en paraísos fiscales. El político canario dejaba "toda actividad política" porque, entendió, su actuación había provocado un "daño evidente" tanto "al Gobierno de España, al Partido Popular", a sus compañeros de militancia y a los votantes "en un momento político singularmente grave" por las difíciles negociaciones para la conformación de un Ejecutivo tras las elecciones del 20 de diciembre. Así, Mariano Rajoy dejó caer a su amigo y hombre fuerte en el Consejo de Ministros. "Nadie puede estar en el Gobierno si ha operado en paraísos fiscales", sentenciaron Cristóbal Montoro y Soraya Saénz de Santamaría en rueda de prensa tras el anuncio de su ex compañero.

Tras su salida de la política, Soria, que estaba en excedencia por servicios especiales, pidió su reingreso en la Administración. El ex ministro es Licenciado en Económicas y, desde 1984, Técnico Comercial y Economista del Estado. Trabajó fundamentalmente en la Secretaría de Estado de Comercio durante poco más de un lustro. En aquellos años coincidió con su amigo, Luis de Guindos, tal y como recuerda John Müller en El Español.

Tras poner fin a 26 años de carrera política, ha vuelto a la Administración y reaparece con nocturnidad [Guindos lo comunicó a la opinión pública el viernes por la noche, una vez fracasada la investidura de Rajoy] en un cargo internacional que está remunerado con 226.000 euros.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation