Menú

El carnet ciudadano de los 'manteros': el último lío de Carmena

El Ayuntamiento de Madrid estudia un "carnet de ciudadanía madrileña" para los manteros de la capital.

0
El carnet ciudadano de los 'manteros': el último lío de Carmena
Vendedores callejeros en la calle Preciados | Flickr/Daniel Lobo

El Ayuntamiento de Madrid pone a la venta callejera en su punto de mira. Si desde la llegada de Ada Colau al consistorio de Barcelona, regularizar la situación de los manteros se ha convertido en una obsesión para la alcaldesa, ahora, Carmena empieza a dar forma a medidas similares.

Todo comenzó la semana pasada, cuando el Ayuntamiento de la capital anunciaba un plan de refuerzo policial para combatir la venta ambulante que no gustó nada al bastión más a la izquierda de su partido. Tras las críticas, Ahora Madrid daba ayer lunes marcha atrás y paralizaba la idea de incrementar las actuaciones de la Policía Municipal contra los manteros.

El Consistorio que dirige Manuela Carmena justificaba esta decisión asegurando que tiene intención de sumar al trabajo de la Policía "una batería de medidas sociales encaminadas a propiciar alternativas de sostenibilidad vital a las personas que se dedican a la venta ambulante no regulada en la ciudad con el objetivo de reducir en lo posible este tipo actividad". Las actuaciones "exclusivamente policiales, tal y como se ha demostrado en el quehacer de las anteriores corporaciones, no han funcionado hasta ahora", añadían en un comunicado de prensa.

De hecho, así lo ha indicado en declaraciones públicas el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, quien ha destacado que el plan contra la venta ambulante del Consistorio "sigue adelante", tanto en lo relacionado con la intervención social como con la policial. "El plan tiene como prioridad el trabajo y la intervención social pero también una parte policial que en absoluto está en contradicción. Sigue adelante porque va a suponer un beneficio importante para todas las partes. No hay ningún tipo de problema ni dificultad".

Entre las medidas "sociales" más polémicas que ha puesto el partido de Carmena sobre la mesa está el reparto de un "carnet de ciudadanía madrileña" para los manteros. Se trataría de un documento que otorgaría el "acceso a los recursos del Ayuntamiento" a estos inmigrantes ilegales.

Según fuentes del Consistorio de la capital consultadas por Libre Mercado, optar a una "vivienda municipal, a planes de inmigración o a otros servicios sociales", estarían entre los beneficios de los poseedores de ese carnet. ¿Entonces tendrán los manteros de la ciudad privilegios respecto a los otros residentes en situación irregular? Desde el Ayuntamiento niegan que vaya a haber "ningún tratamiento discriminatorio respecto a otros inmigrantes", una afirmación que dejaría sin sentido la propia elaboración del carnet de mantero. "Lo estamos diseñando, todavía no sabemos en qué va a consistir", afirman sin dar más detalles.

La idea del carnet de mantero de Carmena sería una copia más dulcificada de la que prepara Ada Colau en Barcelona. A petición de la CUP, la líder de Barcelona en Comú podría legalizar la situación del top manta repartiendo carnets a sus miembros que, según el Partido Popular, le costarán al consistorio de la Ciudad Condal la friolera de 700.000 euros. Además, el Ayuntamiento barcelonés ha anunciado que contratará a manteros para facilitar su regularización. "Estamos en contacto con el Ayuntamiento de Barcelona, pero la problemática del top manta allí es mayor. En el centro de Madrid sólo hay entre 100 y 150 manteros", señalan desde el Consistorio para negar que estén imitando este modelo.

Ampliar la Oficina de Atención a la Población Migrante, poner en marcha alternativas sociolaborales para los vendedores callejeros y la creación de "espacios de diálogos con las asociaciones de manteros", son otros de los propósitos que planea integrar Carmena en "una nueva ordenanza de convivencia en la ciudad" con los manteros.

Ganemos presionó a favor de los 'manteros'

Como apuntábamos al comienzo, el ala más dura del partido que gobierna la ciudad -Ganemos Madrid- criticó dura y públicamente el plan para reforzar la actuación de la Policía Municipal. Uno de sus portavoces, José Enrique García, aseguró en declaraciones a Europa Press que sus mensajes por Twitter no querían "crear bronca" con el equipo municipal de Ahora Madrid sino exponer que no están de acuerdo con las medidas "represivas" como vía para solucionar el problema de la venta ambulante en las calles e instaban a "dar salidas alternativas a los manteros".

Ganemos ha causado más de un dolor de cabeza a la alcaldesa durante su primera legislatura, criticando muchas de sus medidas o actuaciones en las situaciones más polémicas que ha tenido que afrontar al frente del Ayuntamiento, como en el caso de los titiriteros, la Memoria Histórica o, más recientemente, el problema de la recogida de basuras. Tal era la situación que los tres concejales considerados cabezas visibles de esta plataforma - Guillermo Zapata, Celia Mayer y Javier Barbero- decidieron desvincularse de ella a principios de verano y crear un nuevo espacio político al que han bautizado como Madrid 129.

Hasta el PSOE está en contra

Ganemos ha conseguido paralizar este plan de refuerzo policial y con ello Manuela Carmena consigue apaciguar sus críticas, pero no las de la oposición que ha cargado al unísono contra sus nuevas medidas. Incluso el PSOE, su principal aliado y apoyo en el Palacio de Cibeles, ha afeado a la regidora que "retroceda" en el Plan de Choque contra los manteros por "un conflicto interno de la formación".

Así lo ha expresado su portavoz, Purificación Causapié, en rueda de prensa en la que además ha señalado que les "hubiera gustado" que Barbero les hubiera contado en qué iba a consistir dicho plan. "No se puede permitir la venta ilegal, ya que daña la economía, a los pequeños comerciantes y, además, favorece la explotación de las personas; no se puede permitir".

Estas palabras de la socialista han encontrado pronto respuesta en Ganemos:

"La norma nunca tiene que ser hacer la vista gorda ni invitar a la Policía a que no haga cumplir las ordenanzas", ha espetado por su parte la portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Begoña Villacís, que ha asegurado que Carmena quiere convertir el Ayuntamiento en un "Manteros Welcome".

También el PP, en boca de su portavoz adjunto, Íñigo Henríquez de Luna, ha arremetido contra esta idea de Ahora Madrid y ha calificado de "despropósito" el aplazamiento del plan. Carmena, "como cualquier otra dirigente política, tiene que cumplir y hacer cumplir las normas", ha subrayado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios