Menú

El separatismo hace estragos: Cataluña pierde el 60% de las inversiones extranjeras

Sin embargo, en España las inversiones extranjeras aumentaron en el primer semestre. 

Libre Mercado
0
El separatismo hace estragos: Cataluña pierde el 60% de las inversiones extranjeras
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras | EFE

El desafío secesionista le vuelve a pasar factura a Cataluña. Tanto es así, que en el primer semestre del año, la autonomía que preside Carles Puigdemont perdió un 57,6% de las inversiones extranjeras en comparación con el mismo periodo de 2015. En concreto, Cataluña pasó de recibir 2.613 millones de euros a sólo 1.058, según los últimos datos del Ministerio de Economía.

Si comparamos los datos con los del total del territorio nacional, el resultado muestra todavía más la espantada de los inversores foráneos en Cataluña. Y es que la inversión extranjera productiva en España en ese mismo periodo se incrementó un 31,7%, desde los 7.350 a los 9.680 millones de euros, tal y como recoge Convivencia Cívica. Esta conclusión también refleja el escaso efecto que está causando el parón político entre los inversores foráneos.

convivencia-ci-sep.jpg

"La caída cercana al 60% de la inversión foránea en Cataluña en el primer semestre de 2016 constituye un desplome histórico. Nunca antes se había constatado en su primer semestre una caída de tal dimensión en la inversión extranjera en Cataluña desde que se recopilan datos, en 1993", señalan desde Convivencia Cívica.

La disminución del interés por invertir en Cataluña en el primer semestre de 2016 ha sido general por parte de inversores procedentes de las principales áreas geográficas del mundo: Europa (-56%), América del Norte (-48%), Hispanoamérica (-92%) y Asia (-49%). En su conjunto, los inversores procedentes de los países desarrollados (OCDE) han reducido su volumen invertido en Cataluña en un 60%.

El efecto del secesionismo

"El comportamiento de los inversores internacionales en Cataluña revela una significativa percepción de incertidumbre y riesgo, probablemente debida a la inestabilidad política derivada del proceso soberanista en Cataluña, a la que debe añadirse el impacto negativo de factores impositivos y regulatorios. Cabe remarcar que la incapacidad del gobierno de Puigdemont para sacar adelante leyes, la dependencia de un grupo radical y anticapitalista como la CUP o los riesgos económicos y políticos inherentes a una hipotética secesión no son las mejores tarjetas de presentación para atraer a nuevos inversores a Cataluña", declaran desde Convivencia Cívica.

A este respecto, las cifras oficiales muestran que desde finales de 2010, momento en el que el gobierno catalán hizo mención expresa a una hipotética secesión, los inversores extranjeros han invertido en Cataluña tres veces menos que en la Comunidad de Madrid, a pesar de que el peso económico y el PIB de ambas regiones es similar.

cataluna-madrid-septiembre.jpg

Al hablar de inversión extranjera se tienen en cuenta tanto inversiones inmobiliarias, como financieras (bonos, tenencias de valores, acciones en empresas...).

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios