Menú

La mirada mágica de una nueva tecnología: el Eye-Tracking

Muchos discapacitados pueden volver a comunicarse gracias a un programa que les permite manejar su ordenador con la mirada.

0

Escribir documentos, navegar por internet, chatear e, incluso, algo tan necesario como hablar, es impensable para una gran cantidad de personas. Discapacidades ocasionadas por enfermedades como la ELA, una enfermedad degenerativa neuromuscular, o por una parálisis cerebral impiden a todos los que las sufren comunicarse con su alrededor. En los últimos años, gracias a los avances tecnológicos, muchas de estas personas pueden volver a realizar muchas de estas actividades.

Hacia el año 2000, una persona, cuya mujer estaba afectada por ELA, buscaba una forma con la que se pudieran comunicar. En concreto, lo que tenía en la cabeza era alguna tecnología que permitiera controlar el ordenador con la mirada. Este hombre se tuvo que irse a EEUU para encontrar el Eye-Tracking, nombre con el que se conoce a la tecnología. Y decidió que tenía que desarrollarla en España.

Así se inició un proyecto con un centro tecnológico del País Vasco, Vicomtech. En 2013, cuando la tecnología ya estaba preparada, se lanzó el proyecto Irisbond que, a día de hoy, ha sido reconocido a nivel mundial y que ha participado en programas como Momentum Project, una iniciativa de BBVA.

Eduardo Jaúregui, fundador y consejero delegado de Irisbon, ha hablado con Libre Mercado sobre cómo esta nueva tecnología del Eye-Tracking, ha permitido "devolver" a la sociedad a personas que se creían fuera de ella.

- ¿En qué consiste exactamente el Eye-Tracking?

- La tecnología Eye-Tracking, que incorpora unos haces de luz infrarroja, es invisible e inofensiva para el ojo humano y permite controlar el ordenador a través de movimientos con los ojos. Genera unos destellos en la córnea que son registrados por una videocámara e identifica, a través de algoritmos, las pupilas del usuario. Una aplicación, descargada previamente, transforma los movimientos del ojo en coordenadas del ratón en la pantalla.

Irisbondsobreordenadorporttil.jpg
Ordenador portátil con sistema eye-tracking

Esta tecnología, que permite controlar el ordenador de forma sencilla y precisa, puede ser de utilidad para personas con discapacidades y para el ámbito industrial.

- ¿Qué se necesita para usar Irisbond? ¿Cuántos usuarios tiene?

- Es un sistema que se puede adaptar a cualquier ordenador. Sólo se necesita un dispositivo y realizar una descarga. A través de un software y algunos programas, permite escribir documentos, chatear, mandar emails… Permite interactuar con la mirada. Tiene 500 usuarios en todo el mundo, principalmente en España y Sudamérica, pero estamos diversificando hacia otros países de Europa y del mundo, como Canadá.

- ¿Ha habido alguna situación que haya supuesto un antes y un después para el proyecto?

- Una vez más, todo empieza con un nombre propio. Gema, una niña de 7 años con parálisis profunda, solo podía hacer algo de fisioterapia y mirar por la ventana. Pero Gema, tenía capacidades ocultas que no podía demostrar. Seis años más tarde, ya puede leer y aprender inglés.

Gracias a Gema y a su pedagoga, se pudo desarrollar el sistema, permitiendo que más niños en situaciones similares pudiesen comunicarse. En febrero de este año, se lanzó el sistema Eyelearn, que identifica si niños con estos problemas tienen en la mirada una forma de comunicarse. Una vez identificado, se trabaja con el software, pautado por profesionales de la logopedia.

dispositivoIrisbond.jpg
Gema calibra el dispositivo Irisbond

- ¿Cómo ves el futuro de Irisbon? ¿Qué planes tenéis para los próximos años?

- La tecnología de Irisbond es una de las mejores del mundo y queremos ir más allá. El proyecto tiene una fuerte repercusión social y un impacto increíble, tanto en la vida del usuario como en la de su familia, algo que nos hace seguir trabajando en la misma línea. Queremos adaptarlo al teléfono y a la tableta y reducir todo el proceso a la descarga de una aplicación. La comunicación alternativa era el objetivo, pero también miramos hacia aplicaciones industriales. Por ejemplo, un médico que consulte una pantalla en quirófano solo con la mirada o un conductor que necesite visualizar una información sin necesidad de soltar el volante. Se abre un campo muy importante y el reto para 2017 es entrar en el mundo industrial.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD