Menú

Dancausa lleva al Ayuntamiento a los tribunales por la destitución "arbitraria" de la interventora

"La postura del Ayuntamiento es absolutamente arbitraria”, ha subrayado la Delegación del Gobierno.

"La postura del Ayuntamiento es absolutamente arbitraria”, ha subrayado la Delegación del Gobierno.
El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato | Ayuntamiento de Madrid

La Delegación del Gobierno ha recurrido el cese, el pasado mes de junio, de la interventora general del Ayuntamiento de Madrid Beatriz Vigo porque supone una postura "absolutamente arbitraria", carece de motivos de carácter objetivo que la justifiquen y responde a una finalidad política.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado este lunes la interposición, el pasado 21 de septiembre, de un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de cesar a Vigo, según explicó entonces la portavoz municipal dentro de un proceso de mejora de los "canales de control administrativo" de los contratos que no estaba ligado a una "decisión política".

El PP del Ayuntamiento de Madrid ya advirtió de que su grupo recurriría ante los tribunales la "destitución" de la interventora municipal si la alcaldesa no explicaba los motivos de su cese. Y el cese también ha sido recurrido por el Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local, han recordado las fuentes.

Entre los motivos esgrimidos por la Delegación en el recurso, se especifica que la interventora general del Ayuntamiento de Madrid no puede ser considerada como un órgano directivo, como pretende el concejal de Hacienda, y por tanto es necesario motivar el cese.

"La postura del Ayuntamiento es absolutamente arbitraria ya que en ningún momento ha ofrecido una motivación concreta que acredite una falta de capacidad de la actual interventora para el desempeño de las funciones que le corresponde", argumenta la institución que preside Concepción Dancausa, que subraya que "no existen motivos técnicos de carácter objetivo que justifique el cese".

Añade que en varios escritos "el Ayuntamiento realiza más de una vez un reconocimiento expreso de la capacidad profesional de la actual interventora", lo que "deja a las claras que lo que se persigue en la búsqueda de un nuevo interventor/a, no es tanto la confianza técnica que sería exigible a un interventora general del Ayuntamiento, sino una confianza política". "Los únicos argumentos que ha esgrimido el Ayuntamiento de Madrid a la hora de justificar este cese han sido expresiones puramente retóricas como 'cambio de misión y visión' o 'nuevo impulso de la función interventora'", explica el recurso.

Subraya asimismo que, en sus ocho años en el puesto, Beatríz Vigo "ha acreditado no sólo una excepcional valía profesional sino también que ha desarrollado por iniciativa propia medidas que han supuesto un auténtico reforzamiento de las tradicionales funciones que venía desarrollando la Intervención".

La Delegación sostiene, entre otros motivos, que "en ningún momento ha acreditado el Ayuntamiento que la actual interventora haya rechazado algún planteamiento formulado por el propio Ayuntamiento en cuanto a hipotéticas nuevas tareas a realizar".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro