Menú

La alternativa a la hipoteca para comprar una vivienda

El crowdfunding se impone como alternativa a la banca tradicional.

El crowdfunding se impone como alternativa a la banca tradicional.
Hay alternativa a las hipotecas | Alamy

El "bloqueo de la financiación" es una de las principales razones que está impidiendo al mercado inmobiliario español acelerar su recuperación. Esa es una de las conclusiones del último informe de la CEOE presentado el pasado martes.

La patronal de empresarios denunció que "uno de los problemas que obstaculizan la reactivación de la producción de vivienda es la financiación". En el documento explicaron que "en estos siete años de crisis se ha pasado de tener una financiación adecuada de los proyectos a tener ahora que acometerlos con una mayor proporción de recursos propios".

Por tanto, a quien no tenga esos recursos propios se le hace imposible adquirir una vivienda, ya sea como residencia o como inversión. El principal problema es que "la financiación del sector inmobiliario español está todavía muy bancarizada", asegura la CEOE. Por este motivo, se dirigen al Gobierno para explicarle que "es de interés incorporar y flexibilizar instrumentos como el crowdfunding" como alternativa a la banca tradicional, entre otros.

El crowdfunding, o también conocido como financiación en masa, permite a un grupo considerable de inversores adquirir una vivienda entre todos realizando las aportaciones que deseen hasta alcanzar el precio de venta.

Inversiones desde 50 euros

La empresa española Housers fue la primera en comprar una vivienda por este método hace poco más de un año. Se trataba de un piso en el madrileño barrio de Vallecas, y entre 49 inversores reunieron los 80.500 euros necesarios para realizar la operación. Ahora, con más de 12 millones de euros invertidos y más de 26.000 usuarios, Housers se ha convertido en todo un referente en el sector.

La plataforma selecciona viviendas en las principales ciudades de España y cuyo potencial de revalorización sea alto. Para ver la ficha completa de las casas, los ahorradores solo tienen que registrarse en la plataforma de forma gratuita y sin compromiso.

Una vez elijan el inmueble o los inmuebles en los que desean invertir, los interesados deberán decidir la cuantía que aportan, que puede ir desde 50 euros. Según la cantidad aportada los inversores recibirán un dividendo mensual por el alquiler o la venta del piso del que son dueños.

La compañía cobra a los inversores un porcentaje del beneficio mensual obtenido, por lo que las probabilidades de rentabilizar la inversión son muy altas. Además, si los futuros dueños también son lectores de Libertad Digital y Libre Mercado, obtendrán un descuento del 25% en esa comisión. Para ello solo tienen que usar el código LIBREMERCADO al registrarse en la plataforma. No lo dudes y prueba esta interesante forma de invertir en el mercado inmobiliario.

Contenido patrocinado.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot