Menú

De vagabundo heroinómano a millonario vendiendo zumos

Khalil Rafati se ha convertido en un empresario de éxito en EEUU gracias a su compañía SunLife Organics. 

Khalil Rafati se ha convertido en un empresario de éxito en EEUU gracias a su compañía SunLife Organics. 
El antes y el después de Khalil Rafati

Podría decirse que Khalil Rafati ha vuelto a nacer. Este hombre de 46 años es propietario de SunLife Organics, una cadena de zumos muy exitosa de Los Ángeles nacida en Malibú.

Aunque los inicios de cualquier empresario siempre son duros, los de Rafati tienen todavía más mérito. Tal y como relata en una entrevista con The New York Times, antes de crear su compañía, Rafati era adicto a la heroína y vivía en la calle.

De eso hace ya 13 años, pero el empresario no se olvida de su pasado. De hecho, Rafati estuvo a punto de morir en 2001, cuando sufrió una sobredosis en una fiesta. Dos años después ingresaría en prisión. Las relaciones de Rafati con las drogas van más allá de su propia persona. "Perdí a mi madre a los 17 años de una sobredosis", cuenta. Entonces, empezó a vender cocaína.

El primer paso hacia su nueva vida fue salir de las drogas. Una vez desintoxicado, decidió ayudar a otros toxicómanos haciendo zumos de plátano que les ayudaran a recuperar la energía perdida. Cuenta que el éxito de su bebida empezó a extenderse entre el público sano de Malibú y decidió empezar a venderlos.

Ahora, Rafati ya tiene 6 establecimientos en Los Ángeles y vende más de una treintena de clases de zumos y otros productos, lo que le permite llevar una vida de ensueño. Las colas de clientes a las puertas de sus locales son habituales.

Como no se olvida de sus orígenes, el empresario se esfuerza por contratar en sus negocios a empleados con problemas con las drogas. También, ha publicado un libro titulado I forgot to die (Se me olvidó morir).

En Libre Mercado