Menú

Las claves para cobrar la pensión mientras sigues trabajando

El Gobierno en funciones del PP quiere hacer compatible el cobro del 100% de la pensión con un empleo.

El Gobierno en funciones del PP quiere hacer compatible el cobro del 100% de la pensión con un empleo.
El Gobierno propone compatibilizar la pensión con un empleo | Alamy

El Gobierno quiere hacer compatible el cobro del 100% de la pensión con un trabajo. Así lo anunció la semana pasada la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez.

La ministra no dio muchos detalles sobre su propuesta electoral, pero esta medida no es una novedad en nuestro país. Desde mediados de marzo de 2013, se permite compatibilizar el cobro de parte de la pensión de jubilación con un empleo. Estas son algunas de las claves para convertirse en pensionista activo en la actualidad.

¿Quiénes pueden acogerse?

Las personas que hayan cumplido la edad ordinaria de jubilación, es decir, cualquier persona mayor de 65 años y cuatro meses. También tendrán que tener derecho al 100% de la pensión, lo que significa que este año deberían haber cotizado por 35 años y cuatro meses.

¿Qué tipo de contrato deben tener?

Podrán estar trabajando por cuenta propia o ajena, ya sea a jornada completa o a tiempo parcial. La actividad debe llevarse a cabo en el sector privado, los funcionarios no están incluidos.

¿Cuánto cobran?

A día de hoy pueden percibir un 50% de la pensión que les corresponde. Si Mariano Rajoy fuera investido presidente, el Gobierno del PP pretende elevarlo al 100%.

¿Siguen cotizando?

Solo cotizan por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, no por contigencias comunes. Existe una cotización especial de solidaridad del 8%, que en los regímenes de trabajadores por cuenta ajena se distribuirá entre empresario y trabajador, corriendo a cargo del empresario el 6% y del trabajador el 2%.

Requisitos de las empresas

Las compañías que contraten a este tipo de empleados no deberían haber adoptado decisiones extintivas improcedentes en los seis meses anteriores a la contratación del trabajador. Una vez iniciada la compatibilidad entre pensión y trabajo, la empresa deberá mantener durante la vigencia del contrato el nivel de empleo existente en la empresa antes de su inicio.

¿Y si deciden dejar de trabajar?

Cuando decidan jubilarte definitivamente percibirán el 100% de su pensión.

Temas

En Libre Mercado