Menú

El INE desmonta el alarmismo sobre el 'apocalipsis' salarial

La Encuesta de Estructura Salarial tumba muchas de las tesis que hablan de la "precarización" del mercado de trabajo. 

0

Ocho años después del estallido de la Gran Recesión, nadie discute que la crisis ha tenido un duro impacto en el mercado de trabajo. Sin embargo, el relato alarmista con el que a menudo se aborda esta cuestión impide desarrollar un debate sereno sobre lo que ha ocurrido con el trabajo en España.

Los datos oficiales del INE nos ayudan a poner negro sobre blanco y entender mejor lo que está pasando en el mercado laboral. Acaba de publicarse la Encuesta de Estructura Salarial, un documento que evalúa la retribución de los trabajadores españoles según variables como el tipo de contrato, la duración de la jornada laboral o la formación de los ocupados. La encuesta se hace cada cuatro años y su nueva versión nos da los datos para 2014.

¿Qué nos dice este informe del INE? De entrada, que el sueldo medio ha crecido de 22.790,20 a 22.858,17 euros entre 2010 y 2014. Si consideramos la inflación, parece evidente que, en términos reales, este ligero repunte de 68 euros supone, en realidad, una cierta pérdida de poder adquisitivo. Sin embargo, lo que no se deduce de estas cifras es el apocalipsis de "precariedad" que dibujan numerosos políticos y analistas.

Si desglosamos los números, vemos que entre los ocupados a tiempo completo se ha registrado un crecimiento moderado, que ha llevado el sueldo medio de 25.944,66 a 26.969,35 euros. De nuevo, estamos ante un cambio a mejor muy discreto, que de hecho queda cancelado al considerar el aumento de los precios, pero los datos vuelven a desmontar la tesis de la "precariedad" creciente.

Donde sí hay un cambio a peor es entre los ocupados a tiempo parcial, ya que el sueldo medio de este segmento laboral alcanzaba en 2010 los 10.379,31 euros, pero en 2014 había caído a 9.794,79 euros. Hablamos, por tanto, de un cierto deterioro de las condiciones salariales, pero es justo señalar que, tras una crisis tan dura como la que ha sufrido España, una caída del 5,5-6% en la retribución media del trabajo temporal no se antoja tan desastrosa como podría deducirse del discurso pesimista que escuchamos a menudo.

1-Salario-tipo-jornada-medio.png

Por tipo de contrato

Si analizamos la evolución de los salarios según el tipo de contrato, nos encontramos con lo siguiente:

  • Entre la totalidad de los trabajadores, el sueldo medio de los ocupados con un contrato indefinido ha pasado de 24.564,70 a 24.746,47 euros, mientras que la remuneración media de los contratos con duración determinada era de 16.693,71 euros en 2010 y de 15.680,55 euros en 2014.
  • Si nos fijamos solamente en los hombres, vemos que el sueldo medio de los contratos indefinidos subió de 27.676,84 a 27.999,69 euros, mientras que la paga de los contratos con duración determinada pasó de 17.739,80 a 16.691,14 euros.
  • Si analizamos solamente el caso de las mujeres, vemos que el sueldo medio de los contratos indefinidos aumentó de 20.987,07 a 21.147,36 euros, mientras que los contratos con duración determinada registraron un descenso de 15.553,37 a 14.661,47 euros.

En esta nueva clasificación, el empleo indefinido apunta a un cambio a mejor, mientras que los contratos con duración determinada arrojan descensos salariales del 5,5-6%. Una vez más, quienes partían de una mejor situación laboral han logrado mantener sus niveles de retribución, mientras que quienes tenían una peor situación han sufrido una pérdida de poder adquisitivo, pero no de una magnitud tan exagerada como a veces se da a entender.

2-Salario-medio-indefinido-temporal.png

Comparando los sueldos con el salario mínimo

Por otro lado, si analizamos los sueldos en relación con el salario mínimo, vemos que el número de trabajadores con un ingreso mensual inferior a dicho umbral ha pasado del 10,5% al 13% entre 2010 y 2014. En todos estos casos hablamos de empleo a tiempo parcial, ya que en el empleo a tiempo indefinido apenas se reporta un 0,2% de casos en dicha situación.

Para el resto de segmentos salariales apenas encontramos cambios. En 2010, el 33,9% de la fuerza laboral ganaba entre 1 y 2 veces el salario mínimo, frente al 32,1% de 2014. Si subimos al intervalo que va de 2 a 3 veces el salario mínimo, vemos que el número de trabajadores en dicho rango ha pasado del 27,4% al 26,8%. Para el tramo de 3 a 4 veces el salario mínimo, apenas hay cambios: 13,3% en 2010 y 13,4% en 2014. Un escalón por encima, en el nivel de ingresos que se sitúa entre 4 y 5 veces por encima del salario mínimo, el porcentaje tampoco ha cambiado notablemente: 7,1% y 7,9%, respectivamente.

En los niveles más altos de renta, el cobro de entre 5 y 6 veces el salario mínimo se mantuvo en el 3,3% de la fuerza laboral, al igual que los sueldos de entre 6 y 7 veces el salario mínimo, que siguieron en el 1,9% del total de ocupados. En la cúspide de la estructura salarial sí hubo caídas, pero muy ligeras: el número de trabajadores que ganó entre 7 y 8 veces el salario mínimo pasó del 1,2% al 1,1%, mientras que el total de ocupados que se embolsó más de ocho veces el salario mínimo cayó del 1,4% al 1,3%.

3-SMI-Asalariados.png
4-SMI-Asalariados-Tiempo-Completo.png

Todos estos datos nos dicen que no es cierto que "los ricos son cada vez más ricos", ya que el peso de los sueldos más altos sobre el total de la fuerza laboral no solo no ha aumentado, sino que ha experimentado una leve caída. Por otro lado, también vemos que en el resto de tramos de ingresos ha habido algunos cambios a mejor y otros a peor, pero en general no hemos vivido ningún "apocalipsis salarial", como algunas voces pretenden transmitir.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD