Menú

Lo que no te cuentan de los planes de pensiones

Al recuperar tu dinero aportado a un plan de pensiones pagarás muchos más impuestos.

Publirreportaje
0
Puedes cambiar de plan de pensiones cuando quieras | Depositphotos

Pásate por un banco preguntando por ahorro a largo plazo y es fácil que termines con un plan de pensiones bajo el brazo. ¿Tan buenos son los planes de pensiones que no existen otra alternativa de ahorro? La realidad es que no.

Lo que ocurre es que son fáciles de vender porque permiten pagar menos impuestos en la declaración de la renta y las entidades financieras llevan años hablándonos de ellos. Seguramente tus padres tengan un plan de pensiones o les has oído hablar de ellos y eso siempre ayuda.

El problema es que los planes de pensiones no son tan buenos como te han contado y que hay cosas que el banco no te va a contar al respecto. Desde Preahorro.com han identificado las cinco cosas que deberías saber antes de contratarlo porque puedes estar arruinando tu jubilación.

Tus ahorros no están garantizados. ¿Pensabas que porque en el plan se habla de derechos consolidados tu dinero está seguro? Nada más lejos. Los planes de pensiones no son productos garantizados. Incluso en las categorías más conservadoras como la de renta fija puede haber caídas. Por eso es importante aprender a mover tus ahorros de un plan a otro. Un asesor financiero puede ayudarte a lograrlo.

preahorro-pensiones-1.jpg

Pagarás muchos impuestos al recuperar tu dinero. La fiscalidad de los planes de pensiones permite desgravar por lo que aportas, pero guarda una sorpresa para el final. Al recuperar tu dinero pagarás muchos más impuestos. El motivo es que, por un lado ese capital tributa como renta del trabajo (como tu nómina) y no como renta del ahorro. Y por otro, pagas por tus derechos consolidados, que incluyen lo que has aportado más los beneficios. Con un fondo de inversión, por ejemplo, solo pagas por los beneficios.

preahorro-pensiones-2.jpg

Sólo podrás recuperar tu dinero en determinados casos. Los planes de pensiones son productos ilíquidos. En otras palabras, no podrás recuperar tu dinero cuando quieras. De hecho, deben darse una serie de condiciones concretas que son la jubilación, incapacidad laboral total y permanente, enfermedad grave, fallecimiento, paro de larga duración, para evitar el desahucio o pasados 10 años desde la aportación, pero sólo a partir de las realizadas desde 2015.

Regalos con trampa. Seguro que a estas alturas ya has visto la publicidad de bancos y entidades ofreciendo regalos por abrir un plan de pensiones o traspasar tu plan. La oferta es amplia desde dinero en efectivo en función de lo que aportes hasta televisiones, vajillas… Cuidado con estos incentivos porque tienen trampa. Ésta consiste en que te obligarán a contratar planes concretos que seguramente estén lejos de los mejores de su categoría, sean nuevos o cuenten con alguna tara. Además, te obligarán a estar por lo menos dos años con ese plan y si te cambias antes, tendrás que afrontar una penalización.

Puedes cambiar de plan cuando quieras. El banco no te lo suele decir, como otras muchas cosas, pero lo cierto es que puedes cambiar de plan de pensiones siempre que quieras y además sin coste alguno ni penalización. Es más, la entidad no puede nunca negarse a dejarte marcha o a llevar tu dinero a otro plan de pensiones. Esta es una gran ventaja que la mayoría de ahorradores se pierde.

Como ves, los planes de pensiones tienen una letra pequeña que debes conocer. Además, no son la única alternativa para conseguir una jubilación dorada. Hay muchos productos financieros que pueden ayudarte a lograr la libertad financiera como fondos de inversión o ETFs.

Aprender a sacar partido a tus ahorros es una de las claves para conseguir la libertad, el otro es ahorrar todos los meses. Desde Preahorro.com te ayudan a ahorrar todos los meses hasta un 20% de tu salario con nuestro programa gratuito Libertad Financiera y te ponemos en contacto con un asesor experto en inversión.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios