Menú

Carmena intenta ahora salvar la cara a su concejal: "Yo a Carlos le quiero mucho"

En un intento por revertir la desautorización de Carlos Sánchez Mato que realizó ayer mismo Carmena, ambos han comparecido juntos de urgencia.

0
Carmena intenta ahora salvar la cara a su concejal: "Yo a Carlos le quiero mucho"
El concejal de Hacienda y la alcaldesa de Madrid | Ayuntamiento de Madrid

10.45 horas. Comparecencia urgente e inesperada de Manuela Carmena y su concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. La convocatoria se produce tan solo unas horas después de que la alcaldesa desautorizara públicamente a su edil del ramo tras estar reunida con el ministro Cristóbal Montoro durante una hora y media.

Así, Carmena compareció este lunes a última hora de la tarde ante los medios de comunicación desde la sede del Ministerio de Hacienda y anunció a preguntas de la prensa que el Ayuntamiento de la capital elaboraría un nuevo Plan Económico Financiero (PEF) en sustitución del aprobado en el Pleno municipal, que preveía una ruptura del techo de gasto de 2014 a 2016 de 600 millones de euros. "Una cosa es que el PEF fuera aprobado por el Pleno y otra cosa es que se pueda mejorar y volver a presentarlo", aseguró la alcaldesa.

Pues bien, menos de 24 horas después de estas declaraciones, Manuela Carmena volvió a comparecer ante la prensa, esta vez acompañada por Sánchez Mato, en un intento de convencer que lo afirmado ayer por ella misma no supone ninguna desautorización a su edil y que, en el fondo, nada ha cambiado. Pero no es del todo así.

"Me he quedado un poco preocupada cuando he visto esta mañana la forma en que habíais interpretado mis comentarios a la salida de la reunión con el ministro y he querido venir aquí, además con el concejal de Hacienda, para aclarar cualquier cosa que consideréis necesario aclarar", comenzó diciendo la regidora.

"Hubo una cierta confusión en relación con algunas preguntas, que a lo mejor yo contesté de una manera que dio lugar a una interpretación equivocada, respecto al PEF", dijo la alcaldesa. "Entendemos que una cosa es el PEF y otra cosa son los presupuestos. Es decir, nosotros hemos mantenido el presupuesto del 2016 y cuando se liquide veremos si efectivamente debemos tomar alguna disposición", añadió. El Ayuntamiento, por tanto y atendiendo a estas palabras, haría lo mismo que con el de 2015: inmovilizó 17 millones, tal y como les exigió Hacienda, al superar el techo de gasto, solo que en 2016 el ajuste podría ser mayor.

No obstante, y aunque Carmena insistió en que, "desde su punto de vista", el presupuesto elaborado es correcto y respeta las reglas de gasto desde su propia "interpretación", ésta también afirmó a continuación: "Otra cosa es el PEF". "Sí nos parece que respecto al PEF podemos trabajar ahora con el Ministerio para que se comprenda mejor y se vea también cómo los datos de una manera u otra analizados pueden permitir o no las exigencias que para nosotros implican los presupuestos".

El problema de fondo es que el equipo municipal disparó el gasto público en sus presupuestos de 2016 y 2017, muy por encima de los límites que fija la Ley de Estabilidad Presupuestaria, desafiando así las directrices que marca el Ministerio de Hacienda. En concreto, la denominada "regla de gasto" impide que los ayuntamientos eleven su gasto por encima del crecimiento del PIB a medio plazo (hoy por hoy, 1,8% anual), lo cual no ha sucedido ni en 2016 ni en el proyecto presupuestario de 2017.

Debido a ese incumplimiento, el Ayuntamiento tuvo que enviar el pasado verano a Hacienda un Plan Económico Financiero (PEF) para 2016 y 2017 que recogiera los ajustes necesarios para corregir dicho desvío. Sin embargo, dicho PEF no ha sido aprobado por el Gobierno, ya que sigue incumpliendo la regla de gasto en cerca de 600 millones de euros.

Las explicaciones de Sánchez Mato

Tras la alcaldesa, tomó la palabra el concejal de Hacienda. Carlos Sánchez Mato quiso resaltar lo "ilusionados" que están con este presupuesto y recordó que está pactado con el PSOE. "Evidentemente, nuestro planteamiento no es modificar el presupuesto, que creemos que no solo cumple con los requisitos legales, sino que además cumple con nuestra obligación política, que es dar las mejores cuentas a la ciudad de Madrid y a sus gentes", afirmó.

Pero, entonces, ¿se va a modificar el PEF?, le preguntaron. La respuesta de Sánchez Mato no fue tan clara como la que dio este lunes Carmena. "Dado que tenemos un plan que contempla un elevado superávit y que contempla una acusadísima reducción de duda, somos optimistas de que se entienda nuestro planteamiento", dijo, pero añadió: "Luego el Ministerio decidirá lo que considere oportuno".

"Me parece importante subrayar que la gran diferencia (de este lunes) es que nosotros hemos dicho: vamos a trabajar con el Ministerio. Cómo podemos encontrar la respuesta más adecuada para hacerlo de la mano" con Montoro e intentar que prime el criterio del Ayuntamiento, intervino en ese momento Carmena, que manifestó sentir un gran "cariño" por su concejal. "Carlos sabe que le quiero mucho y, además, se lo digo con frecuencia". Y afirmó: "No hay ninguna discrepancia con el concejal de Hacienda, ninguna".

Preguntada expresamente por si las modificaciones del PEF de las que habló este lunes incluyen cifras o si, por el contrario, van a mantener esas previsiones de superación del techo de gasto en casi 600 millones, la alcaldesa no quiso esta vez mojarse, pero tampoco descartó que esa modificación no se vaya a realizar. "Sobre eso es justo sobre lo que vamos a trabajar. No es el momento de aportar cifras. Es el trabajo que vamos a hacer con el Ministerio".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation