Menú

Montoro anuncia una feroz subida de impuestos de 7.500 millones

El ministro de Hacienda vuelve a escudarse en el déficit público para incumplir su programa electoral a las primeras de cambio.

Libre Mercado
0
Cristobal Montoro, en el consejo de Ministros de este viernes | EFE

7.500 millones. Esa es la factura tributaria extra que los españoles tendrán que enfrentar en 2017. Lo ha anunciado el ministro de Hacienda este viernes, tras el Consejo de Ministros. El palo más duro se lo llevan las empresas, que sufrirán un castigo fiscal de 4.300 millones de forma directa, a través del Impuesto de Sociedades, además de las repercusiones que tengan el resto de subidas tributarias en su actividad económica.

El resumen de las subidas de impuestos aprobadas este viernes implicará una recaudación extra de 4.650 millones en impuestos. El resto, hasta los 7.500 millones anunciados por Montoro, llegarán con las medidas contra el fraude y lo que ha denominado como "procedimientos de control".

  • Las empresas pagarán 4.300 millones vía Impuesto de Sociedades. Los otros 350 millones llegarán de impuestos especiales.
  • "Adecuar la tributación sobre las labores del tabaco a lo que recomienda la UE": es decir, subida de los impuestos al tabaco mediante el denominado sistema de doble mínimo, que evita la venta por debajo de un determinado precio. Así, en ese impuesto se incrementa el componente específico con respecto al "ad valorem", en una cuantía del 2,5% para los cigarrillos y el 6,8% para la picadura de liar.
  • En cuanto al alcohol, el Gobierno ha incrementado un 5% la fiscalidad de los productos intermedios y el alcohol tanto en la Península como en Canarias.
  • Nuevo impuesto sobre medidas carbonatadas y azucaradas. Montoro lo ha explicado como un "instrumento de lucha contra la obesidad". De este nuevo tributo se esperan 200 millones de recaudación.
  • Se ha anunciado una "Reforma en el ámbito de la tributación medioambiental para 2017. En este caso, la explicación es que era una "demanda de la UE".
  • Prorroga de la vigencia del Impuesto sobre el Patrimonio. No hablamos de una subida de impuestos, sino de mantener Patrimonio, un impuesto que en su momento se suprimió en la práctica y luego fue recuperado.

Por otro lado, Montoro también ha anunciado el "destope de las bases máximas de cotización". Al final, el montante en este sentido ha sido algo más bajo del esperado. Montoro ha hablado de unos 300 millones de euros, pero también ha dicho que habrá que afrontar nuevas medidas en este sentido, aunque el ministro ha explicado que debe ser "el Pacto de Toledo" el que las tendrá que aprobar. Es decir, se ha abierto la puerta para el destope de las cotizaciones máximas, sin que suban las pensiones en la misma cuantía, aunque sea en varias etapas y con la excusa del acuerdo entre todos los partidos en el Pacto de Toledo.

Para empezar, la base máxima de cotización subirá un 3% el próximo año, hasta los 3.751,2 euros, mientras que las bases mínimas se incrementarán en el mismo porcentaje que el salario mínimo, un 8%. En 2013 y 2014, la base máxima se incrementó un 5% en cada ejercicio, hasta situarse al final de ese periodo en 3.597 euros mensuales. En 2015, el Gobierno del PP la subió un 0,25% y en 2016 otro 1%, dejándola en 3.642 euros. Ahora, en 2017, escalará hasta los 3.751,2 euros.

Por otro lado, junto a las medidas de subidas de impuestos, Montoro ha anunciado mejoras "en los procedimientos de control":

  • Limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros frente a los 2.500 euros actuales.
  • Implantación del sistema de información inmediata del IVA, que estará "normalizado" en el segundo semestre de 2017 y afectará a 60.000 contribuyentes que aglutinan el 80 % de la facturación del IVA anual.
  • El Ejecutivo ha decidido también endurecer la posibilidad de aplazamiento de pago del IVA y de las deudas frente a la Agencia Tributaria (AEAT) suspendidas mientras se tramita su recurso. Ha dicho Montoro que con unos mercados más abiertos y con ofertas bancarias de crédito accesibles a las compañías de cierto tamaño "no tiene justificación que las empresas se financien con cargo a la Hacienda pública".

Preguntado en la rueda de prensa, por nuestro compañero Pablo Montesinos, sobre cómo creía que se tomarían sus electores estas medidas, Montoro ha respondido: "No hubo ninguna promesa electoral que dijera que íbamos a bajar los impuestos, porque no podía haberla. Nos referíamos al IRPF. Y la legislatura está comenzando. ¿Sobre quién pedimos que caiga ese esfuerzo [de la subida de impuestos]? ¿Sobre las familias, autónomos, las pymes? En absoluto. Le pedimos el esfuerzo a los agentes económicos que tienen mayor capacidad, las grandes empresas. Pero no le quepa ninguna duda de que empezaremos a cumplir nuestras promesas electorales. Cuando está uno en minoría, todo hay que acordarlo".

En realidad, el primer punto del programa electoral del PP hablaba de "dar prioridad a la reducción de la carga tributaria que enfrentan los ciudadanos y atender desde el ámbito fiscal sus necesidades e inquietudes". Pero al ministro no le parece una promesa lo suficientemente precisa. Este viernes se ha escudado en que el programa no dice de forma expresa que no se subiría el Impuesto de Sociedades (tampoco dice lo contrario).

El Consejo de Ministros también ha aprobado la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) en un 8% para 2017, desde los 655,2 euros actuales hasta 707,6 euros al mes por catorce pagas, así como el aumento de las bases máximas y mínimas de cotización para el próximo año. Ambas medidas reportarán a la Seguridad Social ingresos por valor de 400 millones de euros en 2017 (entre 300 y 330 millones procedentes de la base máxima y 70 millones de la mínima).

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El exprimer ministro belga Di Rupo deja en ridículo al eurodiputado independentista Tremosa
    2. La treta de Puigdemont para seguir cobrando de las arcas públicas
    3. Rivera provoca la ira de todos los grupos por su oposición al cupo: "Hipócrita, cínico, manipulador, fariseo…"
    4. Crispín Klander regresa poniendo a Pepe Navarro y Bertín Osborne en el aprieto de sus vidas
    5. Las provocativas transparencias de Adriana Ugarte
    0
    comentarios

    Servicios