Menú

El Estado recupera la recaudación perdida por la crisis, pero gastará 60.000 millones más en 2017

El sector público ingresará 440.000 millones de euros en 2017,  lo mismo que en 2007, pero gastará unos 60.000 millones más que entonces.

0
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública. | EFE

Uno de los argumentos que más ha repetido el Gobierno del PP durante los últimos años -al igual que otros partidos- es que el problema del elevado déficit público no deriva del exceso de gasto público, sino de la insuficiencia de ingresos. Sin embargo, el Plan Presupuestario de 2017 que el Ejecutivo acaba de remitir a Bruselas desmonta por completo este discurso, ya que la recaudación prevista para el próximo año será similar a la existente antes del estallido de la crisis, mientras que el gasto será todavía muy superior al de entonces.

Los populares confían en cumplir los objetivos de déficit acordados con la Comisión Europea para 2016 y 2017. Según las nuevas previsiones, el agujero fiscal bajará del 5% del PIB registrado en 2015 al 4,6% este año y el 3,1% el próximo. Y este ajuste, tal y como reconoce el propio texto, se deberá exclusivamente al crecimiento económico y a la subida de impuestos.

Estas proyecciones de ingresos y gastos, se han realizado en un contexto de firme crecimiento económico, que permitirá la reducción del déficit gracias a la mejora del ciclo económico.

En concreto, el Gobierno estima que los ingresos públicos crecerán del 38% al 38,2% del PIB en 2017, mientras que los gastos bajarán del 42,5% al 41,3% del PIB. Por el lado de los ingresos, las últimas subidas fiscales "tendrán un impacto estimado de 7.500 millones de euros, a lo que se une el incremento de las bases máximas de cotización, en un 3%, con un impacto estimado de 300 millones de euros para 2017. Como resultado, la ratio de ingresos-PIB se elevará hasta el 38% del PIB en 2016, proyectándose para 2017 un importe equivalente al 38,2%", según el documento.

Por el lado de los gastos, la ratio sobre el PIB se reducirá hasta el 42,5% del PIB en 2016 y al 41,3% en 2017 gracias "a que el crecimiento del gasto nominal en estos dos años queda por debajo del crecimiento del PIB". El Gobierno estima que el PIB crecerá un 3,2% este año y un 2,5% adicional el siguiente.

pre-ac.jpg

Así pues, la reducción del déficit en 2016 y 2017 se deberá exclusivamente a una combinación de crecimiento económico y subidas de impuestos, evidenciando así, una vez más, la nula austeridad presupuestaria. De hecho, si se echa la vista atrás, se observa que el discurso mantenido por el PP en materia fiscal cae por su propio peso por tres razones:

  1. España registrará en 2017 un PIB de 1,16 billones de euros, casi 80.000 millones más que en 2007, en el pico de la burbuja inmobiliaria, recuperándose así de la recesión sufrida años atrás.
  2. El conjunto del sector público ingresará un total de 444.000 millones de euros el próximo año, unos 2.000 millones más que justo antes de que estallara la crisis financiera internacional. Es decir, el Estado recuperará el próximo año el nivel de ingresos previo a la crisis.
  3. Pero el gasto, por el contrario, rondará los 480.000 millones de euros, casi 60.000 millones más que en 2007.

Tras el estallido de la crisis, los ingresos se desplomaron en casi 70.000 millones de euros entre 2007 y 2009, pero, a partir de 2013, se fueron recuperando de forma sustancial, de modo que en 2017 se cerrará la brecha, según las previsiones del Gobierno.

Sin embargo, aunque el sector público contará con los mismos recursos fiscales que antes de la crisis, el gasto será muy superior al registrado entonces: unos 60.000 millones más. El gasto, descontando el coste del rescate de las cajas de ahorros, creció desde los 420.000 millones registrados en 2007 hasta un máximo 494.000 en 2010. Los recortes se concentraron en el año 2012 y, a partir de entonces, el nivel de gasto se ha ido recuperando hasta rondar los 480.000 millones que se registrarán en 2017.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios