Menú

La venganza del contribuyente que paga sus impuestos a carretilladas

Se necesitaron 11 empleados y 12 horas para contar todo el dinero.

0

La venganza se sirve en plato frío, y si no que se lo digan a Nick Stafford. Este ciudadano de Virginia (EEUU) harto de la mala atención del servicio de información de la administración ha ideado una curiosa forma de mostrar su descontento.

Todo comenzó cuando Nick Stafford intentó registrar varios de sus coches hace unos meses. Por esa operación le correspondía pagar un impuesto, que él estaba dispuesto a abonar, pero resulta que no le supieron explicar dónde debía hacerlo.

Al tener varias casas en Virginia, no podía realizar el pago en cualquier oficina del Department of Motor Vehicles (DMV), pero sus llamadas al servicio de atención al cliente, donde le hacían esperar una hora o le colgaban, no le resolvían la incógnita.

Finalmente el contribuyente dio con la oficina, pero cuál fue la sorpresa de los empleados que se encontraban trabajando en ese momento, cuando Stafford se presentó con 5 carretillas llenas de centavos de dólar. La cantidad total a pagar era 2.987,14 dólares, que reunió en 300.000 monedas de cobre. Se necesitaron 11 empleados y 12 horas para contar todo el dinero. Los trabajadores tardarán mucho tiempo en olvidar a Stafford.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD