Menú

Los cinco nuevos engaños que soltó Montoro en el Congreso

El ministro de Hacienda cayó en varias falacias e imprecisiones durante su comparecencia en Congreso para explicar la senda del déficit.

Libre Mercado
0
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública | Europa Press

Cristóbal Montoro compareció el miércoles ante la Comisión de Hacienda en el Congreso para explicar, entre otros asuntos, las medidas para cumplir el déficit, el acuerdo de no disponibilidad y los aplazamientos de IVA para pymes y autónomos. Sin embargo, cayó en varias falacias e imprecisiones durante su intervención.

1. "Nos faltan 20.000 millones de recaudación"

El ministro de Hacienda justificó las últimas subidas fiscales en que "nos faltan 20.000 millones de recaudación respecto de 2007 y eso solo sale del Impuesto de Sociedades", puesto que en IRPF, IVA y Especiales la recaudación es ya muy similar a la de antes de la crisis.

En realidad, se trata de una verdad a medias. Según las previsiones del Gobierno, la recaudación rozó los 425.000 millones de euros en 2016, unos 17.000 millones menos que en el pico de la burbuja económica (2007), pero esta cantidad se alcanzará a lo largo de 2017, tal y como consta en el último plan presupuestario remitido a Bruselas.

El problema, sin embargo, es que el agujero fiscal no se debe a la ausencia de ingresos, cuya recuperación se da por completada gracias a las constantes subidas de impuestos y el efecto de la recuperación económica, sino al exceso de gasto público. Así, el gasto rondará los 480.000 millones a cierre de 2017, casi 60.000 millones más que en 2007.

2. Las grandes empresas tributan "al 7%"

Además, para justificar el nuevo sablazo fiscal a las empresas, Montoro recurrió a un argumento que no por más extendido deja de ser falaz. El ministro recordó que cuando el PP llegó al Gobierno las grandes empresas tributaban al 3% y ahora lo hacen al 7%, mientras que las pymes soportan un tipo del 18%.

Simplemente, no es cierto. El truco aquí radica en que ese dato hace referencia al tipo efectivo que pagan las grandes empresas, pero sin contabilizar los impuestos que ya pagan por los beneficios que obtienen en otros países. Una vez corregido este efecto, se observa que estas sociedades tributan a un tipo efecto de entre el 18% y el 27%, muy lejos, por tanto, del dato citado, erróneamente, por Montoro.

3. España "logrará superávit primario"

La tercera falacia tiene que ver con la reducción del déficit y las positivas previsiones presupuestarias a corto y medio plazo. Así, por un lado, Montoro señaló que España es el país europeo que mejor está aprovechando la coyuntura para reducir el déficit.

Dicha afirmación contrasta, sin embargo, con los datos oficiales de Eurostat, ya que todo apunta a que España encabezará el déficit público de la zona euro en 2016. Y esto todavía es más más grave si se tiene en cuenta que países como Irlanda, Grecia, Lituania o Portugal partían de un déficit similar al español en 2011 y ya han logrado situarlo por debajo del límite del 3% que marca el Pacto de la UE.

mon-co1.jpg

Por otro lado, Montoro afirmó incluso que España "logrará superávit primario" (eliminando el pago de intereses) en 2018, pero Bruselas no piensa lo mismo. Según las últimas previsiones de la Comisión Europea, España registrará un déficit primario del 0,7% el próximo año y, de hecho, el déficit estructural (el que se registraría una vez eliminado el impacto de la coyuntura económica), lejos de reducirse, aumenta desde 2014, al pasar del 1,9% del PIB al 3,8%. Es decir, la reducción del agujero fiscal en los últimos años se debe única y exclusivamente al efecto coyuntural del crecimiento económico, no a los ajustes presupuestarios del Gobierno.

4. El PP ha elevado el gasto social

El ministro aprovechó también para sacar pecho al señalar que el PP ha aumentado el "gasto social" en los últimos años, es decir, las partidas destinadas a Educación, Sanidad, prestaciones de desempleo, ayudas sociales y pensiones. El gasto social representa más del 60% del Presupuesto.

Pero, de nuevo, se trata de una media verdad. El "gasto social" ha subido, sí, pero no por obra y gracia del Gobierno, sino fruto del envejecimiento poblacional, ya que dicho incremento se debe, sobre todo, al creciente gasto en pensiones: cada vez hay más jubilados y cobran una prestación mayor. Así, mientras que el gasto en Educación no varía y el de Sanidad apenas bajó (el gráfico muestra su evolución hasta 2014), el volumen destinado a las pensiones no ha dejado de crecer.

mon-co2.jpg
Fedea

5. Bruselas no exige ajustes adicionales

Por último, Montoro también reiteró que la Comisión Europea no ha impuesto medidas adicionales a España para cumplir con el objetivo de déficit del 3,1% comprometido para 2017. "Es un motivo de felicitación común que tengamos esta valoración positiva por parte de la CE porque nos otorga credibilidad a la política económica desarrollada, comprometida con la reducción del déficit público que refuerza el crecimiento y la creación de empleo", apostilló.

Pese a ello, Bruselas deja claro que el borrador presupuestario del Gobierno para 2017 sólo cumple "en líneas generales" los objetivos pactados para reducir el déficit, y, por tanto, insta a adoptar nuevas medidas fiscales en caso de que se produzcan desvíos, cosa que no descarta.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation